Share

El trío de rock proveniente de San Diego conformado por Isaiah Mitchell en la voz y guitarra, Mike Eginton en el bajo y Mario Rubalcaba en la batería editó su álbum en vivo From The West, bajo el sello Nuclear Blast. Grabado durante su presentación en el Great American Music Hall de San Francisco, California, el 1 de marzo de 2018, contiene siete temas llenos de esa combinación retro de rock and roll, psicodelia, blues-rock en la onda Hendrix, Cream y Deep Purple, más influencias del heavy clásico al estilo de los primeros discos de Black Sabbath.

Esta banda en vivo es imparable, tienen todo el espíritu indetenible de los power trío de los años 60 y 70 que en el escenario se conectaban con su música, improvisaban y se extendían con intensos jamming a base de puro feeling. “From The West” es el cuarto disco en directo de los californianos a quienes por lo visto les gusta capturar su sonido en los escenarios, tomando en cuenta que tienen 5 placas de estudio y es que en realidad suenan mucho más libres en los conciertos que en el estudio de grabación.

La guitarra de Isaiah Mitchell es puro desenfreno, jugando con su sonido análogo más los efectos simples de su pedalera, extendiendo sus solos al infinito mientras el bajo de Mike Eginton lo secunda habilidosamente con una base sólida y melódica, tal y como lo hacían las mejores bandas de antaño; por su parte el baterista Mario Rubalcaba sabe bien como marcar el ritmo y darle la mejor vibración a la música, contando con un manejo eficiente del bombo y la caja.

Quienes escuchen este disco deben estar preparados para descargas hasta de 20 minutos en Uluru rock, la inicial Black Heaven con sus casi 11 minutos o la sensacional Acid Crusher de 13 minutos. Qué bueno que aún existan bandas de este tipo que mantengan vivo el rock honesto, directo y espontáneo que tanto sacudió al mundo en las décadas de los 60, 70 y principio de los 80.

Share