Share

Lo que comenzó como un proyecto, se ha convertido en una banda a tiempo completo, que ha evolucionado tanto hasta convertirse en una referencia de lo que podría considerarse como Death Metal Sinfónico, y espero que los puristas no se enfurezcan, pero en la música no hay límites y el rock se presta para toda clase de experimentos interesantes. Mark Jansen lo sabe y ya había probado con su otra banda, Epica, que las barreras hay que echarlas abajo porque solo limitan la creatividad. Jansen es un músico de mente abierta y con una gran imaginación, eso queda demostrado desde el primer segundo de “Dhyana”, una joya de un estilo aún sin etiqueta clara… y justamente eso es lo bueno: es death, gótico, sinfónico, heavy, progresivo y canto lírico a la vez.

La propuesta que MaYan trae en “Dhyana” puede recordar a bandas como Therion o Haggard, pero con ese estilo elegante, vanguardista y épico que caracteriza a los holandeses. Es pesado y agresivo, pero a su vez melodioso y delicado; es virtuoso y muy técnico, pero sencillo y honesto a la vez; tiene riffs y atmósferas oscuras pero hay mucha luz en sus orquestaciones; están las voces guturales salidas del infierno, pero también voces limpias y angelicales. Hay un balance muy bien cuidado que mantiene al espectador en un constante cambio de emociones. De principio a fin es todo un placer escuchar esta joya.

También pudiera decirse que Dhyana es un disco muy vocal, coral y hasta actoral. Sin duda son las voces las que se roban el protagonismo, amén de una labor encomiable, impecable y exquisita de la banda de rock y de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de Praga (grabada en vivo y con toda la orquesta en conjunto). Es todo un lujo para una agrupación tener a Mark Jansen y George Oosthoek en las voces guturales, Henning Basse y Adam Denlinger en las voces limpias masculinas, y sobre todo a las divas Laura Macrì y Marcela Bovio en las voces femeninas, otorgándole casi un carácter de ópera rock al disco.

Dhyana es una de las producciones más completas y ambiciosas de este 2018, y que posiblemente se convertirá en una obra de referencia con el paso del tiempo. Firme candidato a disco del año y en varias categorías.

Por: Roberto C. Palmitesta R.
proberto@crestametalica.com
RRSS: @RPalmitesta @EscenarockFM

Share