Share

Calificación 9/10

El rock progresivo ha mutado hacia formas que nadie esperaba en los años 70 y ya no es solo un trabajo en teclados monumentales y guitarras virtuosas cargadas de feeling, más improvisaciones. Rush inició un camino, que luego retomó Queensrÿche y más adelante Dream Theater terminó de patentar, consolidando la unión del metal + rock progresivo. Pero la inclusión del elemento extremo comenzó a gestarse con Death, hasta que Opeth terminó de dar forma al death-metal progresivo más moderno y oscuro, y de esa forma han surgido numerosas bandas que hoy día representan todo un universo, aunque lo más puristas aún no lo acepten. Dentro de las nuevas propuestas, en 2011, del Bay Area surge la banda AENIMUS, y anoten bien ese nombre porque seguramente dará mucho que hablar.

El 22 de febrero de 2019, AENIMUS lanzó su segunda oferta completa a través del sello Nuclear Blast titulada Dreamcatcher (Atrapasueños), un álbum de 11 canciones que rompe paradigmas y que gira en torno a algunos de los temas más interesantes de la sociedad moderna de hoy: las historias de terror, tomando influencia de las novelas y películas de Steven King como IT o The Shining, así como The Dead Zone y los cuentos de la saga Hannibal. El disco está escrito de tal manera que las letras no solo reflejan estas historias, sino que la música en sí misma representa momentos y emociones de los personajes que aparecen en estos cuentos clásicos.

Aenimus es un quinteto conformado por los habilidosos Alex Green en las voces, Sean Swafford en las guitarras y coros, Seth Stone en el bajo, Cody Pulliman en la batería y Jordan Rush en las guitarras. Si hay algo que los identifica es su mente abierta por sacar lo mejor de diferentes estilos y así se ve reflejado en cada canción del nuevo disco. También se sienten las influencias de bandas a las cuales admiran como Fallujah, Suicide Silence, Leprous, Gojira, Hypocrisy y Tesseract entre muchas otras.

Dreamcatcher es un disco extremista, las partes más pesadas son un verdadero caos, es metal extremo que refleja el death metal bajando hacia el metalcore más moderno; por su parte los segmentos más tranquilos pueden hasta desembocar en el jazz fusión, con momentos instrumentales del más alto nivel posible. La manera en que este quinteto trabaja la instrumentación está en el nivel de los dioses del género rock. Pero pese a que hay una bipolaridad notable, en el disco también está muy bien acentuado el balance entre ambos estados de ánimo (lo agresivo y lo más delicado) que cambian de forma impredecible y eso es lo interesante, el oyente no sabe que esperar; además está lleno de arreglos y detalles que requieren varias escuchas para apreciarlos.

Como si no fuera suficiente Dreamcatcher cuenta con invitados especiales de la talla de  Mike Semesky (Intervals, The Haarp Machine), Jamie Hanks (Declare War), Brian James (Fallujah), Sims Cashion, Leonardo Guzmán, y fue mezclado y masterizado por Jamie King (Between the buried and me).

www.aenimusofficial.com 
www.facebook.com/aenimus 
www.nuclearblast.de/aenimus   

Share