Share

Calificación 9/10

Pocas bandas han tenido una influencia tan generalizada en todo un género de metal como Possessed con el death metal, y es que su debut discográfico, Seven Churches (1985) bautizó al death metal.  Casi 34 años más tarde, el vocalista y fundador Jeff Becerra y su nuevo equipo reviven la maquinaria del metal extremo lanzando el esperado Revelations of Oblivion a través del sello Nuclear Blast, con el que demuestran el por qué son los padres de uno de los estilos más aplastantes y polémicos de hacer rock.

Jeff Becerra admirable y un ejemplo a seguir, andar en silla de ruedas, paralizado del pecho hacia abajo no le ha impedido continuar con su carrera musical. Sigue cantando con el mismo estilo del pasado y los fanáticos de Seven Churches sentirán esa misma fuerza. Además los integrantes actuales que lo acompañan, por un lado mantienen la esencia sonora del grupo, pero también le dan un toque de vigencia así como un altísimo nivel musical, porque Revelations of Oblivion, si bien es un disco directo y aplastante, también sus composiciones técnicamente son complejas.

El grupo de talentosos músicos quienes supieron entender y asimilar el sonido de la banda son Daniel González en la guitarra (Nailshitter, Gruesome), Claudeous Creamer en la guitarra (Dragonlord, Serpent, Girth), Robert Cardenas en el bajo (Coffin Texts, Masters of Metal, Agent Steel, Malice, Engrave) y Emilio Márquez (Brainstorm, Sadistic Intent, Engrave, Brujería) en la batería. El álbum fue coproducido por González y Becerra,  se grabó en los estudios NRG, Titan Studios, pero fue mezclado y masterizado por el genio Peter Tägtgren (Hypocrisy, Pain, Bloodbath) en los estudios Abyss, Suecia.

Entre los temas, en «No More Room In Hell» las secciones elegidas por el veloz trémolo se sienten exhumadas de una tumba que se colocó por primera vez para descansar a mediados de los ’80. La dupla de guitarristas Daniel González y Claudeous Creamer se entendieron a la perfección para crear un ambiente oscuro y extremo que es uno de los mejores que se han lanzado en mucho tiempo dentro del death metal. Además las partes solistas harán saltar a cualquiera de su asiento.

El virtuoso y preciso trabajo de Emilio Márquez sobre la batería y el bajo poderoso de Robert Cárdenas se hacen sentir, y ayudan a andar a lo largo de la furia de este viaje de casi una hora al infierno. Para los fanáticos del death metal en general, es imposible dejar pasar Revelations of Oblivion, un álbum que parece que fue creado por los antepasados ​​para una nueva generación, desde ya podemos decir que es una obra maestra de esta tendencia musical y uno de los firmes candidatos a disco del año 2019. Sin duda Possessed no ha saltado el ritmo en todo este tiempo y el mundo de la música extrema está a punto de ser nivelado por este disco.

Share