Guardiana de los sueños

Esther Abrami

Un ejército de hombres de armadura gris cabalgaban velozmente hacia la casa dónde se reúnen los poetas, los músicos, los cuentacuentos, los pintores… en fin todos los transfiguradores de la realidad hacían vida en aquel lugar, donde cualquier tipo de sueños tenían cabida y reinaba la alegría. Era una casona de aspecto humilde, de madera de roble y techo de caña, con chimenea siempre humeante, pero eso no importaba, el valor real estaba en el contenido que albergaba.

Afiladas estaban sus lanzas, resplandecientes sus armaduras y escudos; sus espadas estaban tan envenenadas que curtían sus vainas. Tenían una misión, destruir la ilusión del mundo: Acabar con el arte que mana de la libertad de pensamiento. Querían tornar un universo multicolor en un ambiente de tonos blancos, negros y grises. Iban a transformar la diversidad en monotonía, pero no sabían que estaban a punto de enfrentar a una poderosa guerrera.

Cuando estaban a punto de llegar una mujer les salió al paso y se les plantó en el camino. Era una dama de rojo: Rojo del amor, rojo de la pasión, rojo de la sangre. Símbolo de vida que viene de una maquina llamada corazón. Era tal su belleza, sutileza y resplandor que aquella tropa frenó bruscamente faltando pocos metros para chocar con ella. Estaban intrigados ¿El guardián de aquel lugar era un músico? Quedaron desconcertados.

La mujer no portaba ningún arma, ni asomaba rastro alguno de temor, tan solo cargaba su violín, engalanada con un vestido rojo. Pero ese instrumento musical, en manos de tan agraciada criatura, era más intimidante que cualquier arsenal. Uno de los soldados le hizo una seña para que se apartara de aquel camino flanqueado por árboles de porte y altura imponente. Ella hizo un gesto de negativa con su cabeza, con una mirada de reto y acto seguido colocó su violín en posición con una elegancia que cortaba el aire.

La dama de rojo, apasionadamente comenzó a tocar y mientras lo hacía se acercaba a aquella tropa de soldados sin alma, quienes solo pudieron hacer un gesto de amenaza empuñando sus armas. Pero la música que producía aquella alma noble los paralizó, se quedaron inmóviles mientras eran testigos de un recital sin precedentes. Las melodías que ella interpretaba los envolvían y poco a poco comenzaba a desintegrarlos.

En apenas minutos de aquella solo tropa quedaron los corceles que salieron al trote hacia la pradera que quedaba detrás de los árboles, pero del equipo de asesinos de sueños solo flotaban partículas en el aire. Al principio estaban desordenadas, pero tras una breve pausa, ella interpretó otra pieza con un ritmo más intenso y empezaron a agruparse y arremolinarse en varias filas, hasta transformarse en nuevos robles al borde del camino.

Cada paso que ella daba levantaba mariposas de varios colores y las aves respondían con sus trinar como si fueran el coro de aquella música, además despedía un aroma a flores del bosque. Cuando el peligro pasó ella dejó de tocar y regresó a la casa que guarda los sueños producto del arte. Su caminar era tan sutil que parecía levitar. Fue recibida con una sonora ovación, ella era la campeona invicta, guardiana de aquel lugar, que amén de su belleza indescriptible, portaba el arma más afectiva para contrarrestar la maldad: La buena música.

Modelo: Esther Abrami @estherabrami
Gracias una vez más por colaborar con tus fotografías

Comparte
Roberto Palmitesta
@rpalmitesta | Subdirector y Editor de Cresta Metalica Producciones. Licenciado en Comunicación Social, TSU en Turismo, Jefe de prensa con más de 20 años de experiencia, en empresas e instituciones de gran prestigio como el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, Conservatorio de Música Simón Bolívar, Profit Producciones, Melomaniac Producciones y Conciertos Metal, así como con artistas de gran prestigio. Locutor y productor radial; manager de bandas y artistas. Productor de conciertos y eventos culturales nacionales e internacionales. Redactor en distintos medios de comunicación digitales e impresos. Experiencia como Jefe de Prensa del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y del Conservatorio de Música Simón Bolívar (2010-2017); asesor comunicacional del maestro José Antonio Abreu (2010 – 2013); actual asesor comunicacional de dicha institución. Jefe de Prensa de Profit Producciones en diversos eventos celebrados en El Poliedro de Caracas, Forum de Valencia, Terraza del CCCT, Concha Acústica de Bello Monte, Estacionamiento del Poliedro, etc. (2005 – 2010). Jefe de prensa de artistas como Eddy Marcano, Pacho Flores, Ensamble 7/4, Giancarlo Castro, Tarcisio Barreto, Ceballos, Prisca Dávila, Goyo Reyna, Los Sinvergüenzas, entren muchos otros.
https://crestametalica.com/author/roberto-palmitesta/