Share

1420887127_sult

Banda: Napalm Death
Disco: – Apex Predator –Easy Meat.
Año: 2015.
Sello: Century Media.

Canciones:

1. “Apex Predator – Easy Meat”
2. “Smash a Single Digit”
3. “Metaphorically Screw You”
4. “How the Years Condemn”
5. “Stubborn Stains”
6. “Timeless Flogging”
7. “Dear Slum Landlord…”
8. “Cesspits”
9. “Bloodless Coup”
10. “Beyond the Pale”
11. “Stunt Your Growth”
12. “Hierarchies”
13. “One-Eyed”
14. “Adversarial / Copulating Snakes”

Esta reseña pudiera resumirse en pocas palabras: “¡Qué brutalidad de disco! Ve y cómpralo” y listo, no ahondaríamos en la rabia y la bestialidad musical que nos transmite esta legendaria banda inglesa en su nuevo trabajo. Pero no, la idea es desglosar este regalo de inicio de año que nos ha dado Napalm Death.

Cuando escuchamos bandas como In Flames, Anathema, Katatonia, Opeth, entre otras, hablamos de un antes y un después, de la “evolución”, del cambio de estilo. Encontrarás fanáticos que te dirán que antes eran mejores que ahora o viceversa, pero siempre habrá opiniones divididas. De modo que cambiar drásticamente un estilo, es un riesgo.

Siguiendo en ese plano de argumentación, podemos concluir que Napalm Death está negado a asumir riesgos; se mantienen haciendo el grindcore más enfermizo que tus oídos puedan escuchar. Siguen siendo pioneros, siguen siendo imitados, siguen a la palestra de la música extrema, siguen siendo ídolos. Con una carrera de más de 30 años, aún mantienen ese sonido característico de ellos, su frescura, su energía.

Apex Predator – Easy Meat es prueba palpable de todo lo anterior. ¡Qué discazo! Incluso, hasta la portada es magnífica, imaginen entonces su contenido. Barney escupe ira en todo el trayecto musical de este último trabajo, haciendo malabares vocales dignos de reverencia (en algún momento leí que Corey Taylor de Slipknot ya no canta como antes porque con tantos gritos su voz desmejoró. Por lo visto, quien lo dijo jamás ha escuchado Napalm Death); la batería, en ocasiones hasta desespera, muchos blastbeats desenfrenados, extractos como el primer minuto de “Metaphorically Screw you” son atronadores, destacables, únicos.

El disco, que empieza con un intro (para mí, innecesario, por cierto), de inmediato te atrapa con los estridentes gruñidos de Barney en “Smash a single digit”, vociferando sin cesar apenas al iniciar el recorrido musical de este disco, como queriendo decir al oyente: “A partir de aquí escucharás Napalm Death. Somos los mismos de Utopia Banished y Enemy of the music business. Esto apenas comienza”. Después de un silencio que no llega ni a 4 segundos, empieza el track 3 del álbum, “Metaphorically Screw you”, que es de lo mejor que nos trae este cd. Un sonido rápido, aplastante, agresivo, perfectamente ejecutado, que estabiliza la supremacía musical de Napalm Death. Temas como este, te harán comprender por qué una banda como Rotten Sound tiene un EP de covers de Napalm Death.

Hay que destacar una especie de sensación de continuidad que percibes con “How the years condemn”, “Stubborn Stains” y “Timeless Flogging”, un trío de temas quirúrgicamente ubicados uno tras otro para que esa aceleración causada por los decibeles musicales te mantengan pegado al disco. Canciones rápidas con buenos finales, como por ejemplo el de “How the years condemn”. Muy buenos temas.

La “calma” de este disco llega temporalmente con “Dear Slum Landlord”, un tema a medio tiempo, que es una especie de receso dentro de toda la agresividad que adorna los acordes de “Apex predator – Easy Meat”. Luego, todo vuelve a la estruendosa normalidad: “Cesspits” es un tema 100% Napalm Death, que hace rememorar a sus trabajos de los 90, especialmente el “Diatribes”; este tema es, sin duda, otra referencia obligada de este disco. Y créanme, que una canción se destaque dentro de un disco que ya es destacable, es increíble. “Bloodless cup” sigue el ritmo endiablado de su predecesor, manteniendo la rapidez que caracteriza a este álbum. En “Beyond The Pale”, percibo cierto parecido a Cattle Decapitation, especialmente en el magnífico “The Harvest Floor”, por esas combinaciones de gruñidos a dos tonos con los que inicia la canción, para luego mutar en un ritmo clásico del grindcore con el “tupa tupa” marcando la pauta, retornando magistralmente a ese estribillo de gruñidos viscerales. Excelente canción.

Más adelante, con “Stunts your Growth” mantienen la tónica agresiva y acelerada, para después, con “Hierarchies”, variar un poco, principalmente después del primer minuto de la canción, con extractos de voces relativamente limpias y un gran solo de guitarra hecho por John “Bilbo” Cooke (integrante de Corrupt Altar Moral, quien también tocó el bajo en varios conciertos de Malevolent Creation, hace unos tres años más o menos), que fue invitado a colaborar en este “Apex Predator – Easy Meat”.

“One Eyed” es otra de mis favoritas del disco, llevada muy velozmente y con un final que hace evocar al mítico gruñido del clásico “You Suffer”. Por último, cierran con “Adversarial – Copulating Snakes”, tema que comienza rápido, con una velocidad endemoniada, pero luego se torna lento, con un riff que parece un calco del clásico “Procreation of the wicked” de Celtic Frost (especialmente en aquella versión de ese clásico realizada por Sepultura en su EP “Blood Rooted”), para poco a poco, ir desvaneciéndose y despedir este gran álbum.

En definitiva, tenemos un álbum magistral, un excelente trabajo que, como indiqué anteriormente, reafirma a Napalm Death como la leyenda que es, que deja bien parados, tanto a la banda en conjunto, como a sus integrantes individualmente considerados. Un disco respetable, intenso, agresivo, recomendable a todo fanático de la música extrema. Incluso, recomendable a los nuevos adoradores del Deathcore, quienes deberían rendir pleitesías a estos patriarcas de lo extremo y asuman, de una vez por todas, que la “brutalidad” de sus bandas se empequeñece ante cada decibel emitido por estos maestros del Grindcore.

NAPALM DEATH – Smash A Single Digit (OFFICIAL VIDEO)

Reseña por:

Jorge Arzolay
Twitter: @jorgearzolay
Facebook: TDK Rocks!!!!

Share