Reseña de Luis Pino

Representante de la nueva generación de músicos venezolanos, heredero directo de la Escuela Cuatrística Venezolana, impulsada por el maestro Cheo Hurtado, de quien es discípulo desde hace trece años, con una trayectoria  de más de una década como solista y exponente del instrumento nacional, Luis Pino se ha dedicado a la profundización del cuatro como instrumento solista y, a la vez, como acompañante de distintas agrupaciones de cámara dedicadas a la difusión de la música venezolana. Con numerosas presentaciones nacionales e internacionales, en aproximadamente diez países del mundo, ha compartido escenario con algunas de las agrupaciones y figuras más resaltantes del país y del exterior, dentro de las cuales destacan Serenata Guayanesa, Ensamble Gurrufío, Camerata Criolla, El Piano Llanero, Grupo Carey, Cecilia Todd, Simón Díaz, Cheo Hurtado, José Antonio Naranjo, Aquiles Báez, Elena Gil, Cuarteto de Guitarras del Uruguay, Los Duarte (arpistas paraguayos) y Orquesta Sinfónica de Venezuela, entre otros.

Luis Pino se dedica también a la formación como docente de un grupo de jóvenes cuatristas, interesados en el instrumento nacional y de destacada presencia en algunas de las propuestas musicales recientes en el país. Paralelamente, se ha involucrado en el área de la producción, en la cual lleva nueve años bajo la tutela de Miguel Ángel Bosch. Ha tenido bajo su dirección artística y general  más de quince conciertos nacionales e internacionales, permitiéndose, así, lograr una armonía directa entre el lenguaje técnico y el artístico que hacen posible una excelente puesta en escena.

Este joven músico ha recorrido gran parte de las obras musicales del país como solista y acompañante, logrando un amplio repertorio que va desde las tradiciones musicales de los distintos estados del país, hasta la música de algunos de los compositores más importantes de los últimos tiempos.

Comparte