Share
Carlota González Sucre

Afirma la chef-repostera Carlota González Sucre

Prensa Cresta Metalica

Tras ganar la edición Nº 13 del concurso de cocina realizado por Estampas y de haber participado con éxito en otros eventos, Carlota González, una de las reposteras más exitosas y solicitadas, afirma sentirse más motivada que nunca para sacar adelante a su marca “Sucré”, apostando al desarrollo del país en materia gastronómica y motivando a los nuevos emprendedores. Sin embargo, igual que otros chefs, la joven de apenas 25 años de edad, concuerda en que Venezuela tiene el recurso humano para convertirse en una potencia mundial de la alta cocina, pero afirma que primero “deberían crecer y ampliarse las escuelas dedicadas a enseñar gastronomía, panadería y repostería”, enfatizando en el nivel universitario.

Aunque en Venezuela y especialmente en Caracas hay excelentes instituciones y escuelas que ofrecen la posibilidad de estudiar las distintas áreas que involucran en mundo de la cocina, no son tan conocidas o de tan renombre como en otros lugares del mundo. Todavía hay mucho espacio para que sigan creciendo y expandiéndose, pero no solo en el área de la gastronomía, también en el medio del emprendimiento y la gerencia”, declaró la joven graduada como Ingeniera de Producción en la Universidad Metropolitana, optó quien por cultivar su otra pasión: la cocina y ahora es una de las chefs más reconocidas de todo el país en lo que postres se refiere.

Además, para Carlota González la cocina-repostería es una manera muy divertida y entretenida de ensenar a los niños y en general a cualquier persona sobre cómo seguir instrucciones (una receta), orden y organización (hacer el mise en place de los ingredientes y utensilios), responsabilidad y puntualidad (tiempos de cocción y reposo de los alimentos), limpieza (no solo el higiene de la preparación de los alimentos, sino también en limpiar al finalizar de trabajar), presentación y estilismo (al presentar la comida, pues dicen que “la comida entra por los ojos”) entre muchas otras cosas.

Carlota González Sucre

El concurso organizado por Estampas, cada año aborda diferentes temáticas, este 2018 le tocó a las frutas. Las recetas fueron enviadas para que los jurados eligieran las cinco propuestas que más gustaron y que querían degustar para luego seleccionar la posición de los ganadores. “Este tipo de certámenes deberían fomentarse más para promover que las personas y los emprendedores puedan salir de sus zonas de confort para innovar y crear. Instituciones y organizaciones de renombre deberían organizar más eventos competitivos donde saque a relucir lo mejor de cada quien en sana competencia”, enfatizó.

Este concurso para mí representó un reto pues yo me especializo y dedico a la repostería y participar con una receta para sopa implicaba salir de mi zona de confort. Decidí hacer una sopa de auyama con mango y jengibre porque quería darle un toque gourmet a un plato común. Quise hacer de algo sencillo algo extraordinario… ¿quién no ha comido en casa una sopa de auyama? Entonces se me ocurrió agregarle mango porque es una fruta que ha tomado tanta fuerza y popularidad, y el jengibre para darle un toque distinto a esta fusión de sabores. Además decidí agregar un topping de granola de BBQ de parchita con tocineta para darle no solo un toque crujiente, sino para mezclar el dulce con el salado”, explicó.

Share