Share
Carlota González Sucre

Prensa Cresta Metalica

Se ha comprobado que los músicos son amantes de los postres y lo interesante es que las preferencias varían dependiendo del género musical, aunque algunos gustos coinciden. Carlota González Sucre, una de las chefs-reposteras más reconocidas de Venezuela, asegura que luego de una serie de consultas, platillos como el ponqué de limón o de vainilla, la torta tres leches, así como los brownies tienen un común denominador independientemente del estilo musical o las disciplinas artísticas: “actores, bailarinas, escritores, músicos o pintores y escultores, todas los buscan por igual”.

En el mundo de la música sinfónica existe una marcada tendencia hacía la pastelería estilo europeo con postres como la selva negra, las tartaletas de fresa y durazno o la torta Opera, de la cual el laureado violinista y director de orquesta Eddy Marcano afirma ser un gran degustador; lo mismo sucede con el maestro Manuel López Gómez cuya debilidad es la milhojas y así muchos otros casos similares con los postres ya mencionados, pero hay excepciones en el gremio sinfónico, por ejemplo, el favorito del maestro Christian Vásquez es la torta de triple chocolate.

Uno de los directores de orquesta más experimentados y versátiles de Venezuela es el maestro Alfredo Rugeles, y así como varía su repertorio entre lo más clásico, lo popular, el rock y lo experimental, también varían sus gustos por los postres: “mis favoritos son: la red velvet, el tres leches y el pie de limón”. La pianista Prisca Dávila, famosa por su fusión de jazz con música tradicional venezolana, también tiene el hábito de “fusionar” y diversificar su pasión por el dulce, su menú predilecto lo componen el brownie con helado, el pie de limón y la marquesa de chocolate.

Carlota González, directora del emprendimiento gastronómico “Sucré”, informa que los rockeros consultados por Cresta Metalica coinciden con cualquier plato que lleve chocolate y mientras más mejor, como el brownie o las galletas chocolate-chip.  Por ejemplo, Philipp Scheer, guitarrista y fundador de la banda SIBELIUS, es fanático tanto del rock como de lo clásico y afirma que sus postres favoritos son la torta de profiteroles y la milhojas.

Los brownies de Sucré son cremosos, chocolatosos pero nada empalagosos y las galletas son crujiente en los bordes pero chewy en el medio, es por eso que sacamos los brookies que también son un éxito para este tipo de público rockero ¿cómo no serlo si son la combinación irresistible entre los brownies y galleta chocolate chip arriba?”, destacó la experta repostera.

Según la chef, “la Red velvet tiene mucho que ver con el jazz. Es un postre muy especial porque al prepararlo se obtiene una torta con una textura, como su nombre lo indica, aterciopelada de color rojo intenso y tiene un sabor dulce más no empalagoso, con el acompañante perfecto de un increíble frosting de queso crema”.

Afirma que “La pavlova coincide con quienes tienen gustos musicales muy refinados y específicos, porque es un postre delicado y delicioso que combina el dulce de la base de merengue con nueces/almendras, una capa de bufito y otra de crema chantilly con el ácido y dulzor de las fresas. Es el postre perfecto pues no es ni muy acido ni muy dulce”.

Pero las preferencias de los músicos venezolanos también se arraigan a los que ya son tradición en su tierra natal, por ejemplo casi todos los artistas consultados mencionan a la popular tres leches y los ponqués de vainilla o limón, que suelen combinar con café con leche. En este sentido Carlota comenta que el ponqué de limónes otro postre que no falla por su sabor tradicional que recuerda las meriendas que preparan los abuelos. El nuestro tiene una textura única, es todavía más suave y esponjoso que el ponqué de vainilla, y tiene verdadero sabor a limón, muchos creen que es un ponqué aromatizado con limón, pero es verdaderamente ¡De limón!”.

La pianista, compositora y directora de orquestas Sylvia Constantinidis, proveniente del estado Nueva Esparta, pero radicada en EEUU y quien realiza periódicas giras por Europa, no cambia lo venezolano “por nada del mundo, mis favoritos son el majarete, el arroz con leche y el arroz con coco”.

De acuerdo con la directora de Sucré, otro dulce que tiene predilección generalizada de los músicos son los alfajores, que pese a su origen sureño, se han “venezolanizado” mucho porque actualmente en Venezuela se produce un arequipe muy bueno, con leche y procesos nacionales, no solo con la leche de vaca, también con la de búfala, produciendo así un ingrediente muy importante.

Share