Share

Calificación 9/10

Una de las mejores bandas de rock de España sin duda ha sido Avalanch, con todo y los cambios de formación siempre fue un grupo fuera de serie. Muchos fans lamentaron cuando se anunció el cese de actividades, pero cuando en 2016, su líder y fundador, Alberto Rionda, anunció su nueva formación bajo el nombre de Avalanch All-Star Band para regrabar El Ángel Caído, sucedió lo contrario y fue una grata noticia, muy bien recibida y el resultado de la grabación fue extraordinario. Es por ello que los fans se preguntaban ¿por qué no aprovechar ese all-star para grabar temas nuevos? La respuesta es El Secreto, que salió tanto en la versión cantada en español como en inglés para buscar conquistar el mercado anglo.

Para grabar El Secreto, Alberto Roinda prácticamente mantuvo la misma formación con Isra Ramos en las voces, el virtuoso Jorge Salán en la guitarra, el norteamericano Mike Terrana en la batería, y ahora con la adición nada menos que del alemán Dirk Schlachter (Gamma Ray) en el bajo. También se unió tecladista Manuel Ramil (ex – WarCry). Con estos músicos ¿qué puede salir mal? ¡Nada! Y tenemos un gran disco de Avalanch, que navega entre las corrientes del power metal al estilo de El Ángel Caído y del metal progresivo con los elementos de discos como Los Poetas han Muerto.

Esta nueva producción tan bien producida e interpretada es la ideal para entrar por la puerta grande del mercado anglosajón, porque además, Isra Ramos hizo un gran trabajo cantando en inglés. Su voz y estilo puede traer a la memoria a los cantantes que ha tenido Kamelot.

Alberto Roinda además de ser uno de los mejores guitarristas de España es un gran compositor y eso quedó demostrado una vez más en El Secreto, con canciones directas y cautivadoras, llenas de fuerza, así como con temas complejos y progresivos, que requieren varias escuchas para apreciar todos sus detalles. Lo que más me gusta es la forma en cómo las melodías vocales son acompañadas por las melodías de guitarra. La base rítmica es impecable y le da mucha potencia, y solidez a todo el disco, la verdad es que no podía esperarse menos al tener a Terrana y Schlachter en la batería y el bajo respectivamente.

El Oráculo” abre fuegos con melodías épicas y pegajosas, riffs de guitarra poderosos, teclados majestuosos, un bajo palpitante que arropa los ritmos y la voz de Isra Ramos mostrando toda su amplitud melódica. “Demiurgus” comienza con la misma melodía del tema “Cien Veces”, grabado en Los Poetas Han Muerto y al principio piensas que es una nueva versión, pero rápidamente la canción aborda el power metal de los primeros discos, más una entrega apasionada de Ramos con su voz.

El Caduceo” es una especie de homenaje asociada al clásico Bohemian Rhapsody de Queen, en cuanto a estilo y melodía, pero que después desencadena en un metal progresivo al estilo Dream Theater… al menos a mí me gustó esta combinación en la que también bajo y batería son protagonistas. “Katarsis” vuelve a traer la reminiscencia de “Cien Veces”, sería interesante preguntarle a Rionda el por qué rondan las melodías de esta canción en este nuevo álbum. Sin embargo tiene otras melodías originales junto a un coro muy pegajosos y emotivo.

Avalanch

Nadie duda de la dupla guitarrera de Rionda y Salán, quizá una de las mejores del rock en español y eso se evidencia en cada canción, especialmente en “Katarsis” y en “El Peregrino”, esta última pudiera convertirse en un clásico de Avalanch, es sencilla y compleja al mismo tiempo, porque además contiene unas melodías inigualables y a Isra cantando en plan estelar.

Alma Vieja” no es otra cosa que una versión o variación del gran Concierto de Aranjuez, con la guitarra acústica de Rionda en plan estelar, sumada a un clarinete que dibujan las melodías iniciales. Al principio se asemeja mucho a la original, pero luego Avalanch la hace suya, transitando desde una power balada hasta el hard rock, pero con la melodía que caracteriza esta gran obra del repertorio universal presente en todo momento.

Siendo Venezolano y de Caracas, claro que prefiero la música de una banda de Iberoamérica cantada en español, pero en este caso no sé por qué me gustó un poco más la versión en inglés y es que hicieron un gran trabajo, tanto traduciendo el contenido lírico como con la pronunciación del idioma. Sería genial que vinieran pronto a Latinoamérica.

Share
Artículo anteriorMago de Oz – “Ira Dei”
Artículo siguienteDark Moor – “Origins”
Subdirector y editor de Cresta Metalica Producciones. Lic. en Comunicación Social, TSU en Turismo, Jefe de prensa con más de 20 años de experiencia, en empresas e instituciones de gran prestigio como el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, Conservatorio de Música Simón Bolívar, Profit Producciones, Melomaniac Producciones y Conciertos Metal, así como con artistas de gran prestigio. Locutor y productor radial; manager de bandas y artistas. Productor de conciertos y eventos culturales nacionales e internacionales. Redactor en distintos medios de comunicación digitales e impresos. Correo: proberto@crestametalica.com RRSS: @RPalmitesta @EscenarockFM