Share
Dead Kennedys en la Sala But de Madrid – Foto por Alejandro Castro

12 de agosto de 2019: Dead Kennedys en la Sala But

Con una publicidad de tan solo 6 semanas, y en medio de un puente de festivos, No Future Fest (@nofuturefest en Instagram) consiguió un lleno total en la Sala But de Madrid, España. Todos los que seguimos la carrera de estos pioneros del punk hardcore sabemos que se separaron en 1986 después de editar Bedtime for Democracy, decepcionados en lo que se había vuelto la escena punk hardcore, la cual en vez fue mantenerse como una escena de gente libre pensante y diferente, se volvió en una escena simplemente violenta con pocos ideales detrás de ese comportamiento.

La demanda de East Bay Ray, Klaus Flouride y D.H Peligro concerniente al pago de regalías de los discos de DK en la disquera de Jello Biafra, Alternative Tentacles, a finales de los 90 fue el punto de inflexión para lo que vino después. Después de ganar la demanda, los 3 restantes se quedaron con el nombre de la banda y empezaron a hacer giras de nuevo. Lo que nos lleva al día de hoy.

Con Skip Greer como cantante, la banda hizo mover a más de 1000 personas en concierto que dejó a más de un asistente con ganas de más. Forward to Death, Let’s Lynch the Landlord, Police Truck, Kill the Poor, Too Drunk To Fuck, Moon Over Marin, Nazi Punks Fuck Off, MP3 Get Off The Web ( adaptación de MTV get off the air), California Über Alles, Viva Las Vegas, Bleed for Me y Chemical Warfare fueron algunas de las canciones que hicieron que el local se viniese abajo hasta que tocaron de último Holiday in Cambodia y ya todo el local era un solo pogo.

Escuchar a Klaus en el bajo, a D.H en la batería y a East Bay Ray en la guitarra es escuchar historia pura, un concepto de sonido propio y que puede ser imitado, pero nunca igualado. Jello puede tocar cuantas canciones de DK quiera en sus conciertos, pero el sonido lo llevan ellos. Esa es la diferencia de escuchar a Jello solo y a DK sin Jello, nada es perfecto, pero la propuesta sonora de DK fue un factor diferenciador a la hora de ser reconocidos como únicos en la escena punk hardcore.

¿Es Dead Kennedys sin Jello? Bueno, como no han editado discos no se llega a tener esa comparación, pero la voz de Skip hace que no lo extrañes ni un segundo. ¿Con Jello sería perfecto? Totalmente cierto, nadie lo niega. Pero las cosas son como son, y ahora DK suena y se ve muy bien. Felicitaciones a No Future Fest por este conciertazo.

Share