Rage afianza su sonido directo y melódico con “Seasons of the Black”

0
749
Rage

El venezolano Marcos Rodríguez sigue por la senda del éxito como guitarrista y compositor de la legendaria agrupación alemana RAGE. Desde su incorporación a las filas de este grupo fundado y liderado por Peavy Wagner ha recuperado el camino de la aceptación masiva que habían perdido durante los últimos 15 años cuando practicaron un estilo musical más técnico y progresivo.

Con la incorporación de Marcos Rodríguez y del baterista Vassilios “Luckyˮ Maniatopoulos Rage recuperó su sonido más pesado, melódico e influenciado por el thrash metal norteamericano que los hizo famosos en todo el mundo, así quedó demostrado en el disco The Devil Strikes Again lanzado al mercado apenas en 2016 y con el que realizaron una gira llena de logros y experiencias positivas.

Apenas un año después, la camaradería y la química entre los tres músicos vino en aumento, lo que llevó en forma espontánea a la grabación de un nuevo disco: Seasons of the Black, que según sus creadores está en la misma línea y es la continuación del anterior The Devil Strikes Again.

El propio Marcos Rodríguez con la cordialidad característica de los venezolanos atendió a Cresta Metalica para explicar las diferencias y similitudes entre ambos discos, además de ofrecer interesantes detalles sobre la dirección musical de su nueva producción discográfica.

CM: ¿Cómo describes musicalmente a “Seasons of the Black”?

Marcos Rodríguez: Es un disco mucho más maduro, con mucha fuerza, fresco y más relacionando con lo que fue Rage en los 90, un disco directo, sin pararse a demostrar nivel técnico y virtuosismo, este es un disco para mover el cuello y rock and rollear.

Es Denso a nivel rítmico, con canciones rápidas. Refleja muchísimo el verdadero espíritu de Rage que estuvo abandonado desde el año 2000 y hasta el 2014, cuando Rage comenzó a rescatar esa vena noventosa del power metal que se había perdido un poco. Lo considero en líneas generales un disco fuerte y maduro.

CM: ¿Consideras que el nuevo disco de Rage es aún más thrash y más pesado que el anterior?

Marcos Rodríguez: No lo considero más pesado, creo que está el mismo nivel, si tiene algunos pasajes un poco más rápidos, y más thrash, hasta más oscuros, pero sin embargo no lo considero ni menos ni más que el anterior, más bien diría que es la continuación de “The Devil Strikes Again”. Inclusive tiene una power balada al final del disco, así que considero que los dos discos están en la misma línea.

CM: ¿Cuál es la principal diferencia entre “The Devil Strikes again” y “Seasons of the Black”?

Marcos Rodríguez: La diferencia entre ambos es sencillamente un año de gira y de más compenetración tanto musical como personal en la banda. Los pilares dentro de una banda son bien claros: confianza, profesionalismo, amistad y en la música se refleja todo eso.

Devil Strikes se hizo muy apasionadamente, muy con el corazón, Seasons también, pero con un poco más de mente, con más razonamiento, más producción y arreglos. Son como el Keeper I y el Keeper II de Helloween, pertenecen a una misma línea.

 

Rage

CM: En “Seasons of the Black he notado en tu desempeño que estas más suelto, más libre, solos de guitarra bien elaborados, aunque en el disco anterior también estuviste genial, esto se debe a ya estas mucho más compenetrado y que ya pasaste la prueba de fuego con “The Devil Strikes Again” ¿qué opinas sobre este comentario?

Marcos Rodríguez: Si, precisamente eso es lo que hablamos en la pregunta anterior, hay más compenetración y confianza personal y musical en este disco. Peavy y yo estamos mucho más compenetrados para escribir canciones, nos entendemos cada vez mejor y tenemos las ideas más claras. En cuanto al elemento solista yo sigo pensando más como banda que como solista, no pienso en destacarme con un solo de guitarra o en sobresalir en algún tema porque canto en él, lo importante es pensar en la canción, si requiere velocidad pues se le da velocidad, si necesita menos se le da menos, se busca el elemento que favorezca a la canción.

CM: Sin duda la banda ha buscado apoyarse más en el trabajo conjunto que en el virtuosismo como solía hacer en sus primeras etapas de los años 80 y 90.

Marcos Rodríguez: Como guitarrista solista estoy cansado de todo ese tema de tocar muchos solos para mostrar cuánto puedo tocar, esa gimnasia cada vez me parece más innecesaria dentro de la música, más aún en Rage, que es una banda que se basa en la agresividad y en la melodía. Yo soy un guitarrista mucho más melódico, me encantan las melodías, eso no significa que no pueda hacer pasajes rápidos, si lo puedo hacer, pero no me llama la atención hacerlo porque sería como sobre-escribir las cosas o hacerlo solo para sobre salir y destacar, y para mi esa no es la idea, para mí lo esencial es que quien destaque sea la canción y funcionar como banda.

CM: ¿Cómo fue esa gran experiencia del Wacken Open Air y cuál otro festival fue memorable de los últimos donde han tocado? 

Marcos Rodríguez: Wacken es la madre de todos los festivales donde he tocado, la organización es fantástica y el trato con el artista es increíble, Wacken fue una gran experiencia. Nosotros nos presentamos bastante temprano, tocamos cerca de las 12:30 del mediodía, sin embargo teníamos miles de fans viéndonos, porque el festival abarca muchísima gente. Fue una experiencia muy bonita, además el encontrarte con tantos amigos lo hace bastante más especial.

El Barcelona Rock Fest también fue memorable, tocar en este festival tan grande y tan espectacular fue increíble. El Alcatraz en Bélgica y el Loud Park de Japón también fueron brutales. El RockHarz Festival de Alemania también fue impresionante.

Por: Roberto C. Palmitesta R.
proberto@crestametalica.com
@RPalmitesta @EscenarockFM