Carmina Burana fue la cantata del país que merecemos

0
434

Carmina Burana 2

Luego de tres excelentes funciones de Carmina Burana: Cantata de los Sentidos  presentadas los días 17, 18 y 19 de junio en la Sala Ríos Reyna del  Teatro Teresa Carreño podemos llegar a la conclusión de que ESE ES EL REFLEJO DEL PAÍS QUE MERECEN LOS VENEZOLANOS. ¿Por qué esta afirmación? La respuesta se desarrolla en un show del más alto nivel, con calidad internacional, original  y para el disfrute de todos, porque al espectáculo fueron venezolanos de diferentes tendencias políticas, creencias y clases sociales, pero no hubo ninguna diferencia porque fue el arte quien mandó y también ofreció algo esencial que quieren los venezolanos: CALIDAD DE VIDA.

Es calidad de vida poder asistir en un ambiente seguro a un montaje digno del primer mundo, que combinó música, danza, artes visuales, teatro y poesía, y aún más: en la principal sala de conciertos del país. Es calidad de vida salir de un espectáculo para luego, encontrarse con otro show musical (el de Gaélica), con la estética bien cuidad, compartiendo con familiares y amigos, con la oportunidad de conocer nuevas personas que convergen en el gusto por las artes. SI TODO ESO FUE POSIBLE en una gran fiesta. Así que felicitaciones a la Fundación Musical Simón Bolívar, la Fundación Teatro Teresa Carreño, JOTAERRE Medios y a Producciones Amarú por demostrar que podemos tener ofertas de entretenimiento del primer mundo.

Christian Carmina Burana2

Los protagonistas 

La productora Marielig Barroso,  el reconocido director Miguel Issa y uno de los mejores directores de orquesta venezolanos como lo es el maestro Christian Vásquez, conjugaron sus conocimientos y experiencias para presentar una versión  inédita para esta obra tan emblemática del mundo coral-musical, con más de 270 artistas en escena divididos entre la Orquesta Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora (orgullo de los Valles del Tuy), destacados intérpretes de danza y teatro, la Coral Juvenil Simón Bolívar (bajo la brillante dirección de Lourdes Sánchez), los Niños Cantores de Venezuela (demostrando una madurez y un talento impresionantes) y tres solistas que asoman un futuro sin límites: la soprano Génesis Moreno, el contratenor Fernando Escalona y el Barítono Jesús Villamizar.

También es elogiable la labor de los técnicos y artistas que desarrollaron un diseño de vestuario muy original, entre medieval y futurista al mismo tiempo; un maquillaje y un estilismo muy expresivos (con un toque enigmático pero atractivo al mismo tiempo), junto a un juego de luces y efectos visuales que despertaban distintas emociones en la audiencia. Genial fue la idea de aromatizar la sala con hierbas y plantas como el eucalipto.

Carmina Burana grupo grande

Las coreografías fueron desarrolladas con mucha sapiencia, sin abusar del elemento coreográfico para no romper el balance de la fórmula danza – música – teatro. Tiene mucho mérito el trabajo de la Coral Juvenil Simón Bolívar, cuyos integrantes no estaban acostumbrados a cantar en movimiento y expresando sensaciones con su cuerpo. De por sí cantar en una obra como la Carmina Burana es exigente, más aún lo es cuando cada coralista debe cuidar la pronunciación, la entonación y la afinación al mismo tiempo que debe recordar hacía donde tienen que caminar, si debe agacharse o en qué momento debe ayudar a cargar a un compañero. ¡Bravo por esta agrupación coral que ha dejado en alto el nombre de Venezuela en el mundo!

El maestro Christian Vásquez 

El maestro Christian Vásquez hizo una labor extraordinaria al dirigir al mismo tiempo a la Orquesta Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora y a los solistas y coralistas. No es nada fácil coordinar a un coro en movimiento, en medio de bailarines y en concordancia con el trabajo de la orquesta. Pero las habilidades del orgullo de San Sebastián de los Reyes permitieron que la producción en su aspecto musical fuera del más alto nivel. Vásquez ya había hecho la Carmina Burana con las dos orquestas de las que es director musical: la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño y la Sinfónica de Stavanger de Noruega, pero en ambos casos, no había sido con este formato “multisensorial”.

Christian Carmina Burana3

“Para mí fue una experiencia enriquecedora porque nunca había tenido la oportunidad de dirigir a tantas disciplinas juntas. Además, me vi reflejado en los jóvenes que hoy están comenzando su camino acompañados de un instrumento. Es inspirador crecer con el arte como amigo”, expresó el maestro Christian Vásquez, quien además afirmó sentirse “orgulloso de trabajar junto a la Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora porque dio lo mejor de sí durante cada función y eso es una muestra del crecimiento artístico y académico que tienen actualmente los núcleos de El Sistema en el interior del país. También de la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar que ha crecido muchísimo, así como nuestros solistas que asumieron este gran reto y a los bailarines que estuvieron en este montaje, sin olvidar a los Niños Cantores de Venezuela, que estuvieron a la altura del compromiso. Es maravilloso que la juventud del país protagonice nuevas propuestas que también realizan venezolanos, como es el caso de Amarú Producciones, quienes trabajaron sin descanso para que todo se llevara a cabo. Espero poder acompañarlos en futuras oportunidades”.

Los solistas

El barítono tachirense Jesús Villamizar lució imponente con cada una de sus interpretaciones, no solo por la fuerza de voz, también por su porte, su manera de darle presencia a su personaje y su habilidad para hacer equipo con el resto del equipo coreográfico. Logró que todas las miradas del público se posaran en él cada vez que aparecía liderando el escenario.

Carmina Burana Solista 1

Elegancia, clase y estilo son las tres palabras con las que podría describirse la actuación de la soprano Génesis Moreno. Daba la impresión de que cortaba el aire cada vez que salía a cantar. La calidad de su voz y la gracia de su interpretación junto al vestuario y al maquillaje que utilizó, la convertían en una especie de diosa medieval.

El contratenor Fernando Escalona tuvo una actuación breve pero trascendental. Al terminar el espectáculo todo el mundo hablaba de aquel maravilloso “pavorreal de fantasía”. Su trabajo vocal se cataloga como impresionante, cargando a sus espaldas uno de los solos más difíciles de toda la obra, pero memorable también fue su interpretación, sus gestos, sus movimientos, su forma de adueñarse del escenario que devela un gran artista integral.

Carmina Burana Solista 2

Un poco de historia

La Cantata Carmina Burana fue compuesta por el compositor y docente alemán Carl Orff entre 1935 y 1936. Para dar forma a la obra, el autor utilizó como texto algunos de los poemas medievales de Carmina Burana (una colección de cantos goliardos de los siglos XII y XIII que forman parte del un manuscrito encontrado en Benediktbeuern, Alemania), de los cuales escogió veinticinco canciones y las ordenó de modo que pudieran ser presentadas ante el público como una historia cantada. Se estrenó el 8 de junio de 1937 en Frankfurt y en esa oportunidad fue dirigida por Oskar Wälterlin.

Carmina Burana significa en latín: Canciones de Beuern. Carmina es “Carmĕn”, que quiere decir poema o canto, y “Burana” se le llama a los que vienen del pueblo alemán de Benediktbeuern.

La obra se compone principalmente de versos en latín, aunque cuenta con algunas partes en alemán antiguo.

Carmina Burana baile 1

¡Oh Gaélica! Sí, Gaélica, ¡Bravo Gaélica! 

Al terminar la obra, luego de una larga ovación, la gente no se quería ir, poco a poco la sala fue desalojándose, lo que muchos no sabían es que al abandonar el recinto encontrarían una pared decorada al estilo de un castillo, bellas damas vestidas como cortesanas, un Rey luciendo una gran corona y un ambiente medieval al cual la agrupación Gaélica puso la música con el vibrante ritmo celta.

Gaelica Carmina Burana 1

“¡Wow, eso es Gaélica!”, exclamaron muchas personas al salir y sí, luego de ver Carmina Burana el público iba a disfrutar de un concierto de Gaélica, interpretando los temas de su primera producción discográfica que, de todos sus discos, es el que refleja la música celta en estado más puro. Fue un gran regalo para la audiencia poder disfrutar de un recital de tan alta factura, recordando los temas que lanzaron al estrellato a esta excelente agrupación venezolana.

La música interpretada por  los cuatro  integrantes de Gaélica fue disfrutada, cantada y hasta bailada por TODOS gracias el embrujo de su música. Además a su alrededor habían grupos circenses jugando con fuego, haciendo acrobacias y retando la gravedad, constituyendo así un show integral. ¡TODOS DISFRUTABAN! Por ejemplo, en la primera función estaban deleitándose además del público general los coralistas, los productores, el director de la orquesta, los músicos, directivos y docentes de El Sistema, periodistas, etc., en un ambiente festivo, relajado, divertido que nos volvió a recordar AL PAÍS QUE MERECEN LOS VENEZOLANOS.

Gaelica Carmina Burana 2

¡Oh fortuna! 

Sin duda el segmento más conocida de Carmina Burana es el inicial y que se repite al terminar la obra: ¡Oh fortuna! Quizá muchas personas lo han escuchado sin saber que se trata de Carmina Burana. ¿Cuántas películas, programas y comerciales de TV, obras de teatro y programas publicitarios han usado este segmento? Se pierde la cuenta. Pero además son muchos los artistas de otros géneros musicales como el pop y el rock que lo han versionado o utilizado como influencia.

Carmina Burana Coro2

En el caso de Carmina Burana: Cantata de los Sentidos hay que darle un aplauso adicional a la Coral Juvenil Simón Bolívar porque cantó el ¡Oh Foruna! con un estilo diferente, con mucha pasión y con un colorido sonoro que no se escucha muchas veces. También a la Orquesta Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora, integrada mayormente por adolescentes que supieron entender el tipo de música que tenían que tocar. En Youtube puede apreciarse a muchas orquestas profesionales interpretar este fragmento a la perfección, nota por nota, pero con un sonido plano, en cambio estos jóvenes hicieron una música solemne, majestuosa y apasionada.

Carmina Burana niños

Por Roberto C. Palmitesta R. @rpalmitesta
Fotografías de Erika Perera  @perika24