Share
El Colegio de Arquitectos de Venezuela, en reunión conjunta de su Junta Directiva Nacional, representantes de la Mesa Directiva de la Asamblea, representantes de filiales estatales y regionales y colegas miembros titulares, realizada el Día Nacional del Arquitecto, martes 4 de Julio de 2017 y en ocasión de la conmemoración de su cincuenta aniversario, une sus voces en la siguiente declaratoria gremial en los siguientes términos:
 CONSIDERANDO

Que conforme al Acta Constitutiva de nuestro Colegio, en el cumplimiento de sus competencias y valores fundamentales, “dar impulso al estudio y desarrollo de la arquitectura, cultivar la ética de la profesión del arquitecto, establecer vínculos de unión entre sus miembros y propender a la defensa y mejoramiento de la profesión; fomentar el perfeccionamiento de la arquitectura y agrupar todas las fuerzas activas profesionales, para crear en el país la conciencia técnica, artística y social del valor de la carrera del arquitecto.”, se nos impone ser garantes del interés público y procurar el bienestar social.

CONSIDERANDO

Que la lamentable situación que atraviesa nuestro país exige a nuestro gremio no ser ajeno a la realidad que vivimos, expresada en una anomia social y política con devastadoras consecuencias sobre una ciudadanía y sus derechos humanos que sufre carencias de todo orden, crisis alimentaria y de salud, represión desproporcionada, inflación desmesurada, inseguridad, impunidad, destrucción del tejido social, ruina de las ciudades y pueblos, de la infraestructura vial, portuaria, ferroviaria y aeroportuaria, eléctrica y demás servicios públicos, destrucción del aparato productivo, entre otras carencias y dificultades que hacen insostenible el funcionamiento normal del país e imposible la vida en libertad por la violación sistemática de los derechos humanos , para cuya solución no hace falta la elección de una Asamblea Nacional Constituyente Comunal.

CONSIDERANDO

Que sistemáticamente quienes tienen a cargo el orden público han atacado a nuestros jóvenes, estudiantes o no, que han asumido con heroico desempeño la defensa de la democracia en atención a su legítimo derecho a la protesta pacífica, siendo asesinados, detenidos, torturados y/o víctimas de violaciones de los derechos humanos más elementales.

CONSIDERANDO

Que a los venezolanos se nos ha conculcado el derecho al voto al prescindir del necesario cuestionamiento sobre la voluntad de que proceda o no mediante consulta, la elección de una Asamblea Nacional Constituyente Comunal, considerada ilegítima, inconstitucional e innecesaria por numerosas instituciones, tales como la Academia de la Ingeniería y el Hábitat y el Colegio de Ingenieros, Arquitectos y Profesionales Afines, y que además, se nos ha impedido acudir a elecciones de autoridades ya vencidas en su ejercicio.

CONSIDERANDO

Que es obligación de todos los Arquitectos alzar y unir nuestras voces en contra de los atropellos institucionales e inconstitucionales, denunciados hasta por la Fiscal General de la República, obligación esta que nuestro gremio, históricamente, nunca ha eludido.

CONSIDERANDO

Que la Arquitectura, como actividad creativa y de servicio a la sociedad, requiere de espacio para desarrollarse y así beneficiar el entorno donde se desenvuelve. De allí la necesidad de reclamar el respeto fundamental a las garantías que todo ser humano necesita para poder ejercer las tareas que nos son propias.

ACORDAMOS

1.- Invitar a los Arquitectos a apoyar el acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional en su sesión del 20 de junio del 2017 mediante el cual invocan los artículos 333 y 350 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

2.- Incorporarnos a las acciones cívicas y pacíficas en defensa de la Constitución Nacional vigente y la democracia venezolana, y en contra de la elección de una Asamblea Nacional Constituyente Comunal inconstitucional, ilegítima e innecesaria.

  1. Sumarnos a la iniciativa unitaria de promover un acuerdo nacional para un cambio por vía electoral, de manera pacífica y democrática por un gobierno de unidad nacional que restablezca la democracia y la noción de República lo antes posible.
  1. Demandar la relegitimación y actualización de los poderes, entre ellos el poder electoral y el Tribunal Supremo de Justicia antes de cualquier elección, para con ello demostrar la verdadera voluntad del pueblo venezolano que aspira a gobernantes virtuosos, honestos, idóneos, competentes, eficientes, que orienten sus esfuerzos a procurar una Venezuela verdaderamente democrática.
  1. Exigir a la Fuerza Armada Nacional que asuman su rol como garantes de la Constitución Nacional, defensores de la soberanía y la integridad del territorio, apegados a la Ley y en ningún caso, utilizar recursos y armas de la Republica en contra de los ciudadanos en violación de sus derechos humanos.
  1. Apoyar a asociaciones e instituciones probas que velan y luchan por los derechos humanos, a hacernos parte activo de su accionar y apuntalar su labor en beneficio de nuestra nación.
  1. Sumarnos y constituir un gran esfuerzo transdisciplinario para el reordenamiento del territorio, la transformación del modelo de gestión urbana y ambiental, el rescate del espacio público, la dignificación de la arquitectura pública, la intervención de los barrios para alcanzar estándares urbanos de calidad, sostenibles y, en general, hacer del territorio y por tanto del país, un lugar de civismo, democracia y libertad plena para nuestra ciudadanía.

Dado, firmado y sellado en Caracas a los cuatro (4) días del mes de julio del año dos mil diez y siete.

 

 

 

Share