Share
Violoncelista, diseñadora
Cae el día y tu silueta apoca el paisaje marino, tu retrato rivaliza con el juego de sombras y luces, el día fallece pero tú sigues brillando, la espuma del mar te acaricia con ligera envidia y quien sabe cuántos recuerdos de pasión podrían quedar grabados en la arena. ¿Dónde se esconde la puerta de tu alma? Quizá en lo profundo de tu mar interior, el problema es atreverse a navegar esas aguas.
Por: Roberto C. Palmitesta R.
proberto@crestametalica.com
@RPalmitesta @EscenarockFM
Share
Artículo anteriorUnisonic – “Live at Wacken”
Artículo siguienteNotas Graves
Subdirector y editor de Cresta Metalica Producciones. Lic. en Comunicación Social, TSU en Turismo, Jefe de prensa con más de 20 años de experiencia, en empresas e instituciones de gran prestigio como el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, Conservatorio de Música Simón Bolívar, Profit Producciones, Melomaniac Producciones y Conciertos Metal, así como con artistas de gran prestigio. Locutor y productor radial; manager de bandas y artistas. Productor de conciertos y eventos culturales nacionales e internacionales. Redactor en distintos medios de comunicación digitales e impresos. Correo: proberto@crestametalica.com RRSS: @RPalmitesta @EscenarockFM