Vilma Sánchez narra sus “Escenas infantiles” a través del piano

0
1616

Vilma Sánchez es una de las pianistas más respetadas de la escena musical venezolana, sobre todo en el mundo sinfónico. Se ha ganado la confianza de los principales directores de orquestas como Gustavo Dudamel, Diego Matheuz, Alfredo Rugeles, César Iván Lara, Rodolfo Saglimbeni, Tarcisio Barreto, Christian Vásquez, Joshua DosSantos, Felipe Izcaray, Giancarlo Castro y muchos otros excelentes maestros nacionales. Nació en una de las capitales musicales de Venezuela como lo es Barquisimeto y comenzó su formación en el Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo y luego entraría al núcleo donde funcionaba la Orquesta Sinfónica Juvenil del estado Lara.

Fue pianista titular la Orquesta Sinfónica del estado Lara y actualmente es la pianista titular nada menos que de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, con la cual ha recorrido el mundo, presentándose en los principales escenarios. Llegó a ser la pianista de las clases magistrales que ofreció el gran violoncelista Yo-Yo-Ma en 2009 y la maestra Natalia Gutman, heredera de la gran escuela del legendario violoncelista Mtislav Rostropovich.

Posee una gran versatilidad para tocar distintos géneros musicales y sabe entender lo que quiere cada director y compositor. En octubre de 2016 lanzó su primera producción discográfica titulada “Escenas Infantiles”, un álbum dedicado a los niños, pero también a los adultos para que como ella misma dice: “se conecten con su niño interior”. Contiene tres obras de tres autores muy distintos, pero que coincidieron en dedicar parte de su trabajo como compositores a la infancia: Robert Schumann, Claude Debussy y Antonio Estévez.

Esta gran pianista larense conversó con Cresta Metálica para contar el por qué decidió grabar un disco infantil y para ofrecer los detalles de esta interesante producción discográfica, que además deja importantes aportes para el repertorio pianístico universal y para la tradición infantil venezolana.

CM: en el mundo sinfónico venezolano todo el mundo conoce a la gran pianista Vilma Sánchez, quien se ganó la confianza de los mejores directores y de las principales orquestas. Muy pocas personas se esperaban que tu disco solista iba a ser un disco infantil, eso sorprendió a propios y extraños.

Vilma Sánchez: Sí, esa impresión me la han hecho sentir muchas personas, se sorprendieron de la temática y la escogencia del repertorio.

CM: ¿Qué te inspiró o qué te llevó a hacer un disco infantil?

Vilma Sánchez: El motivo me lo inspira mi nieto Miguel Ignazio de3 años y medio, es mi primer nieto y el hecho de convertirme en abuela aperturó un mundo de sensaciones desconocido para mí, no es lo mismo que ser mamá que ser abuela. Yo fui mamá muy joven, hay mucha emoción, pero temor, uno piensa siempre como madre qué es lo que tengo que hacer para sacar un hijo adelante, me pasó con mis 3 hijos. Ahora con los nietos es una gran alegría también pero sin tanta responsabilidad, además es un amor más maduro. Me he convertido en la confidente del bebe.

CM: Con todas estas sensaciones que muy bien describes ¿qué te llevó a escoger el repertorio?

Vilma Sánchez: Todas estas sensaciones me inspiraron a grabar un CD con música dedicado a la infancia, pero sin dejar a un lado la faceta del mundo sinfónico porque trabajé obras de tres importantes compositores: el alemán Robert Schumann con sus Kinderscenen (Escenas Infantiles), el francés Claude Debussy con su Children’s Corner  (El rincón de los niños) y finalmente las 17 Piezas Infantiles del venezolano Antonio Estévez. Aunque están distantes uno del otro, tanto geográficamente como estilísticamente porque uno es romántico, otro impresionista y el otro nacionalista, pero tienen un común denominador y es que dedicaron sus obras a la niñez desde 3 puntos de vista diferentes.

CM: ¡Qué interesante! ¿Cuáles son esos puntos de vista?

Vilma Sánchez: Robert Schumann y sus Escenas Infantiles, que de hecho de allí salió el nombre del CD, nos muestra una instrospección de su propia niñez a raíz de un comentario que le hace su esposa que le decía que el a veces actuaba como un niño. También son recuerdos de su infancia que él quizo expresar con la música. Para esta obra él iba a tomar 30 escenas en un principio pero escogió solo 13.

Con Debussy y su suite Children’s Corner  él se la dedica a su hija, llamada Claude Emma, pero le decía cariñosamente Chou-Chou. Fue su única hija. Leyendo la historia y entendiendo la obra uno se da cuenta que él estaba babeado por su niña, quien además demostró talento por el piano desde los 3 años. En la partitura original Debussy dejó escrita una dedicatoria: “A mí muy querida pequeña hija con las tiernas excusas de su padre por lo que viene a continuación”. Es una obra muy descriptiva, por ejemplo la Canción de cuna de esta suite fue dedicada a un elefante de peluche de la niña, y la Serenata para la muñeca era para una de las muñecas favoritas de Chou-Chou. Como te digo son piezas muy descriptivas.

Las 17 Piezas Infantiles de Antonio Estévez han sido muy pocas veces grabada, la pianista Monique Duphil lo hizo hace 50 años, sé que hay grabaciones en vivo pasadas de video a audio, por eso dije que me encantaría incluirlo en el CD, me pareció algo natural, es un homenaje a la niñez venezolana, a las tradiciones infantiles venezolanas. La obra empieza con los 3 ancestros: indio, negro y blanco, que se basan en raíces venezolanas, luego entonces Estévez desarrolla la obra, dedicando cada pieza por ejemplo a los cuentos, como el del Gallo Pelón, o a los juguetes criollos como el trompo; otra pieza se llama Platero, en alusión al cuento Platero y yo.

CM: Por lo visto este CD supuso de una investigación muy detallada.

Vilma Sánchez: Si, fue un esfuerzo especial, no tenía sentido tomar las piezas, grabarlas y ya, quise dar el mensaje original de cada una. Como intérprete yo soy un conducto por el cual la música se expresa, debo conocer un poco la  obra para adentrarme y saber cómo la debo interpretar. Debía conocer el contexto histórico. Por eso hice la investigación de las piezas y saber que significaban para los autores.

CM: Pero además es un aporte a la cultura musical y a la también a la tradición venezolana.

Vilma Sánchez: Es un aporte a las nuevas generaciones pianísticas, también para la música venezolana en el caso de la obra de Estévez, que poco grabada y tocada y muestra otra faceta de este gran compositor, también es como bien dices: promueve la cultura venezolana, sobre todo las tradiciones infantiles que se han ido perdiendo, más ahora con tantas cosas digitales.

CM: Hablando del nivel musical, el CD, por incluir un repertorio infantil, pareciera ser muy sencillo, pero considero que también involucra una gran complejidad. ¿Qué piensas tú como pianista?

Vilma Sánchez: Ojala que los pianistas tomen más en serio a las obras infantiles, porque creen que es solo para niños, pero hay una complejidad detrás que se desconoce, se ven sencillas pero las armonías pueden ser un poco diferentes, sobre todo para los niños. Las obras del CD son para que ellos las comprendan, pero no necesariamente las pueden tocar. Algunas de estas obras las ven los niños en el cuarto año de piano, como la suite de Estévez, para ello deben tener un poco más de nivel, sobre todo las tres primeras partes de Los Ancestros, que no son para niños, no las entienden al principio. Cualquier pianista con experiencia que quiera tocarlas se equivoca si considera que lo que le espera es fácil, porque requiere un gran nivel interpretativo, sobre todo de las emociones.

CM: ¿Qué le recomendarías a las personas que quieren escuchar el CD? Sobre todo con los niños.

Vilma Sánchez: El CD también tiene la misión de Intentar que la gente se conecte con el niño interior, esto para los adultos. La idea para los niños es que lo escuchen en momentos que estén jugando pero sin televisor, tabletas, videojuegos, etc, cuando estén jugando con juguetes de verdad, si es con juguetes tradicionales venezolanos mejor.

CM: Imagino que el año que viene seguirás llevando el repertorio del CD a los escenarios ¿Cuáles son tus planes de gira?

Vilma Sánchez: Quiero arrancar el 2017 con recitales en Caracas y luego llevarlo a las principales ciudades, tengo planes de ir a Mérida, Valencia, Trujillo, Cumaná y de darle difusión al disco con su contenido, ya se tocó en Barquisimeto y en Caracas, y me fue muy bien.

CM: ¿Cómo fue el proceso de grabación y producción del CD?

Vilma Sánchez: El disco lo grabé en el estudio  Rock and Folk y se hizo en un día, de 10 am a 10 pm, el 10 de noviembre de 2015, son puros 10 (risas). Entre mis compromisos con las orquestas y los del estudio solo conseguí el 10/10/2015. Lo grabé rápido en cierta forma porque fui muy preparada al estudio a grabar, ya sabía lo que tenía que hacer.

La producción musical y ejecutiva la hice yo misma, Jonathan Gavidia fue también el productor musical, él fue de gran ayuda y él fue quien me consiguió todo. Jonathan también hizo la edición y el master con Juan Carlos Almao en Barquisimeto. Quiero destacar la fotografía de Nicolás Serrano que quedó espectacular.  También estoy muy contenta con el arte del CD, un diseño  de Liu Prato, ella es una diseñadora merideña que es extraordinaria. La reproducción la hizo Optilaser en forma impecable.

CM: Para los interesados ¿dónde se puede conseguir el disco?

Vilma Sánchez: El disco se encuentra disponible en formato digital en las plataformas itunes e ichamo. En formato físico quienes deseen adquirirlo pueden comprarlo en mi página web o escribiendo a la dirección escenasinfantiles3@gmail.com Pronto lo estaré colocando en algunas de las principales discotiendas.

Página web de la artista: www.vilmasanchezaff.com.ve

Twitter: @Vilmasanaff

Instagram: @visaff

Facebook: Vilma Sánchez Affigne

Por: Roberto C. Palmitesta R.
proberto@crestametalica.com
@rpalmitesta/@escenarockfm (Twitter e Instagram)