Share

La ópera prima del escritor, guionista y director Germán Ramos Briñez está inscrita en el género suspenso, combina el horror de lo sobrenatural con el terror causado por los hombres

En medio de un entorno social inestable, un hombre atormentado entra a una misteriosa casa. Allí se encontrará cara a cara con el “Incubus” y comprenderá que la maldad sobrenatural ha evolucionado tanto que se mimetiza con la realidad y usará a sus víctimas a su antojo para fines oscuros, propios de tratantes de personas.

Esta es la sinopsis del cortometraje “Incubus, la maldad en tiempos modernos”, la ópera prima del escritor, guionista, director y actor, Germán Ramos Briñez, que será presentada este sábado 7 de septiembre, en el auditorio del Museo del Béisbol del Centro Sambil Valencia, Venezuela, a partir de las 4:30 p.m.

La historia está inscrita en el género suspenso, combina el horror de eventos sobrenaturales con el terror causado por los hombres. Para lograrlo, el director se valió de un guion que traspone los límites de la racionalidad, conjugando las acciones infames de quienes se lucran y benefician del sufrimiento de otros.  Y en 23 minutos, dejará ver que cualquier persona puede convertirse en parte del terrible juego.

Ramos Briñez es egresado del diplomado de cinematografía dictado por la Fundación Centro de Estudios de las Américas y del Caribe (Fundacelac) y la Universidad de Carabobo.  A la fecha ha publicado 15 novelas, todas disponibles en Amazon, entre las que se encuentran: “La mano del destino”, “Labios Húmedos”, “El Génesis Prohibido”, “El Bombillo” –que también plasmó en un corto-, “El Incubo” y “Cartas Suicidas”.

Anécdotas de la filmación

Para Germán Ramos Briñez filmar este cortometraje la viva prueba de que “querer es poder”. El equipo técnico apenas estuvo constituido por su esposa Lisbeth y sus  tres hijos, Joseph, Germaín y Emmanuel. También contó con el importante apoyo de Mafer Ojeda, quien estuvo a cargo del manejo de cámaras en varias escenas.

Además, durante el rodaje, el director debió sortear innumerables obstáculos para grabar este cortometraje, entre los que se incluye los constantes cortes de energía eléctrica, la enfermedad de familiares, hasta ajustarse a un apretado presupuesto.

A pesar de lo anterior, no se amilanó y hoy su opera prima es una realidad e invita a reflexionar sobre los modelos de vida y las consecuencias de tomar decisiones desesperadas al punto de cambiar drásticamente el curso de los acontecimientos.

Share