El adiós de dos grandes

0
1073

La historia de la música ha visto una gran cantidad de muertes trágicas desde sus comienzos. Sea por sobredosis de drogas, accidentes o suicidios, cada perdida deja a los fanáticos no solo preguntándose el por qué, sino también que podría haber sido diferente.

En los últimos dos meses hemos visto dos casos en particular llenos de coincidencias, Chris Cornell y Chester Bennington, no solo porque los dos tomaron su vida por ahorcamiento durante giras de sus respectivas agrupaciones, sino por qué también eran amigos cercanos, tanto que Bennington era el padrino de los dos hijos de Cornell y habían compartido tarima en varias ocasiones.

Cornell y Bennington, sufrían depresión.

El 8 de Mayo del presente año, el cantante principal de reconocidas agrupaciones como Soundgarden, Temple of the Dog y Audioslave, Christopher John Boyle, mejor conocido como Chris Cornell, fue encontrado colgado en el baño de la habitación de su hotel en Detroit después de un concierto. Al ser notificada de esta noticia por parte de las autoridades, su esposa Vicky pidió se hiciera un examen toxicológico creyendo firmemente que la decisión de su esposo de quitarse la vida podría causarse al abuso de pastillas para la ansiedad.

Al tener los resultados de la autopsia del cantante se descubrió que efectivamente tenía cuatro pastillas de la medicación Ativan también conocido como Lorazepam, fármaco perteneciente al grupo de las benzodiazepinas, al igual que otros medicamentos por prescripción, del cual se presume tenía una adicción.

Chris Cornell tenía 52 años, 2 hijos y una carrera prominente.

Un poco más de dos meses después de su muerte, el pasado 20 de Julio en horas de la mañana, el mundo del Rock se conmocionó con la noticia del suicidio de Chester Bennington, cantante mejor conocido por su participación en Linkin Park, pero que también participo en proyectos como Dead by Sunrise, Kings of Chaos y Stone Temple Pilots por dos años.

Bennington había tomado su vida, también por ahorcamiento, en su casa en Palo Verde California, en el día en que su amigo, Chris, hubiese cumplido 53 años.

En entrevistas pasadas, ambos cantantes habían expresado su paso por las drogas, alcohol y depresión, y en el caso del cantante de Linkin Park, abuso sexual cuando era joven por parte de un hombre cercano a su familia. Aunque Chris Cornell siempre fue reservado ante estos temas, Chester Bennington dedicó mucho de su tiempo a escribir y hablar acerca de ellos, tratando, como dijo a Rolling Stone en una entrevista en el 2006, de “impactar las vidas de aquellos que pudiesen tener los mismos demonios”, lo que hace su muerte aún más trágica.

El día de la muerte de su amigo, Bennington escribió una carta cuyo sentimiento hoy comparto para ambos, que termina de la siguiente manera:

Me gustaría pensar que estás diciendo adiós a tu manera. No puedo imaginar un mundo sin ti en él. Rezo para que encuentres paz en la otra vida. Envío mi amor a tu esposa e hijos, amigos y familia. Gracias por permitirme ser parte de tu vida“.

Sin saber con certeza la causa que llevara a estos increíbles talentos a tomar esta decisión, sabemos que su talento y música será extrañado por cada uno de los que amaba sus voces.

Espero hoy compartan la eternidad así: cantando, abrazados, unidos y en paz.

Por: Carolina Mirt
@LolaMirt

Comparto con ustedes Hunger Strike, una canción que aparece en el disco de Temple of The Dog (1991), cantada durante la gira de Soundgarden con Linkin Park en el 2008 en la cual estuve presente: