Share

Ésta es la última semana de la exposición La Discoteca, historia discográfica del pop-rock venezolano del siglo xx. Éstos son los últimos seis días de ésta hermosa quimera hecha realidad por la que han pasado hasta la fecha 3450 personas. Todo un lujo que no hay manera de agradecer. Todo un lujo que eriza cualquier piel.

Por ella han pasado pavos mayores de edad que han recordado sus andanzas en discotecas como el Hipocampo, Mi vaca y Yo o La lechuga. Pavos que se han desconectado del mundo y han cantado sin importarles la más mínima afinación en sus canciones de recuerdos, y pavitas que han bailado twist en medio de la sala de exposición sin ningún tabú. Un sin fin de jóvenes que han tenido la curiosidad de saber cómo comenzó nuestra historia en la música popular contemporánea, y como no, una diversidad de músicos retirados y otros en activo que han dejado plasmados sus vivencias en ésta colección.

Con la ayuda de amigos cosechados en los campos del tiempo, La Discoteca ha transformado gotas de sudor en alegrías eternas.

A todos, mil millones de gracias

Vicente Corostola
Productor y creador de La Discoteca

Share