Sibelius

Sibelius, una de las bandas más exitosas y creativas de la historia del rock venezolano está de regreso con su tercer disco Bipolar, el cual tomó casi 9 años en terminarse, pero finalmente está listo y vaya que valió la pena la espera, porque es un álbum lleno de diversidad musical. Debe su nombre a que en sus 14 temas muestra toda la variedad que representan los dos polos del grupo: lo más sinfónico y lo más rockero. Sin duda es una producción que hará historia y que representa un paso adelante en la triunfal carrera de esta agrupación que toma el nombre de uno de los principales compositores de música sinfónica para orquestas de Finlandia: Jean Sibelius.

Bipolar es un disco de amplitud sonora: Rock sinfónico, heavy metal neoclásico, hard rock, rock and roll, rock moderno, mucho shred, orquestaciones de lujo y hasta un tema al estilo Rage Against the Machine. Philipp Scheer, guitarrista, compositor y fundador de Sibelius, así como el productor de esta nueva placa, cuenta con lujo de detalles cómo fue el proceso de creación de esta nueva obra maestra del rock venezolano, pero sobre todo explica el por qué demoró tanto, paso por paso, así como el aporte que dejó cada músico que formó parte del proyecto.

El guitarrista también menciona sus planes futuros que son muy ambiciosos, inclusive ya tiene casi listos otros dos discos, uno de ellos de pura música para orquesta y el otro es en vivo, registrado en varias ciudades de Venezuela. Una vez superada la pandemia y la cuarentena, hasta piensa llevar a cabo una gira nacional con orquesta sinfónica. La entrevista está llena de curiosidades, anécdotas y opiniones interesantísimas por parte de una banda que ha dejado una huella imborrable en la historia musical venezolana.

Debo admitir que por un lado fue fácil entrevistar a Philipp, porque surgió una charla amena entre viejos amigos, pero otro lado no fue fácil buscar el ángulo a la conversación, porque durante muchos años fui su manager y jefe de prensa, por lo que más bien era yo quien les buscaba los complementos promocionales para sus notas de prensa y les buscaba las entrevistas en radio, televisión y demás medios de comunicación. Ahora estoy contento con el resultado de esta conversación y lo comparto con todos nuestros lectores.

Sibelius – Philpp Sheer

CM: ¿Por qué demoró casi 9 años la salida del disco Bipolar? Algunas de sus canciones tienen más o menos el mismo tiempo sonando en vivo.

Philipp Scheer: Yo siempre he sido creyente de que uno tiene que ser sincero musicalmente, pero muchas veces los estilos varían entonces se suele descartar mucha música por no ser el género correcto y muchas canciones terminan engavetadas. Yo pienso lo opuesto, por muy diferentes que sean los estilos, no vale la pena engavetarlos porque estén fuera del estilo, al contrario, deben ser tomadas en cuenta. Bipolar tiene casi 9 años cambiando porque ha pasado por nuevas tendencias, surgió un abanico posibilidades que fui disfrutando en el tiempo, influenciado por varios estilos del rock, sin perder el foco en lo sinfónico.

CM: El disco además de los temas sinfónicos ofrece muchas otras miradas a otros estilos que has venido cultivando.

Philipp Scheer: Así es, sin duda mi fuerte es la música sinfónica, pero yo nunca he sido cerrado a otros estilos, siempre escuché de todo un poco porque el rock es un género muy amplio. Inclusive en el pasado hasta buscamos interpretar música venezolana versionando temas de Simón Díaz y de Aldemaro Romero. Pero ahora este disco tiene ese nombre, Bipolar, porque enseña los dos polos de Sibelius como banda: Lo más rockero y lo más sinfónico.

CM: De allí que tengas 14 temas llenos de variedad, porque cada canción es un mundo en este disco, inclusive las que son sinfónicas no se parecen, más bien abarcan distintas posibilidades del rock sinfónico.

Philipp Scheer: Así es, temas como Claustrophobia, Destino o Entre Líneas muestran el lado más influenciado por la música clásica y barroca, y Walking Between Castles tiene una raíz más predominante al heavy metal neoclásico de Yngwie Malmsteen. Otro tema como Amnesia lleva más bien influencias de la guitarra moderna de Steve Vai; Sweet Honey es más rock and roll y We don’t care asoma el rock melódico al estilo Nickelback. Entonces iba metiendo lo que me iba gustando, uno va evolucionando con el tiempo, mis estilos son cíclicos, voy rodando y vuelvo al principio; puedo decir que justo ahora estoy enfocado en el rock más barroco y ya tengo ideas de lo que pueden ser nuevas canciones para un futuro.

CM: ¿Qué otra cosa influyó en que se demorara tanto el lanzamiento del disco?

Philipp Scheer: Otro factor es que conforme iba terminando una canción, venían saliendo otros temas y a cada rato se me ocurrían cosas diferentes, en total son 14, muy variados como bien has dicho e insisto en que a cada rato se me ocurrían nuevas ideas y no quería esperar otro disco para meterlas. Me gusta presentar discos con la mayor cantidad de temas, más aún que pasé por un ciclo donde escuchaba muchas cosas y me influenciaron varios estilos.

CM: Te voy a hacer una pregunta que conforme lo que venimos hablando va a ser difícil de responder. ¿Cómo describes el estilo musical de Bipolar? ¿Es posible etiquetarlo o identificarlo con un estilo en particular?

Philipp Scheer: Lo describo como un disco muy difícil de catalogar en un genero, tiene una parte muy Sibelius sinfónico y otra parte más rockera como veníamos comentando, aunque sigue siendo enfocado en arreglos orquestales, esa esencia sinfónica y esa intención de hacer música clásicas con instrumento de rock no se pierde y más bien se mantiene, se fortalece, de hecho casi todos los temas ya tienen sus arreglos para ser tocados con orquesta.

Sibelius – Ricardo Figueroa

CM: Hay temas que se alejan por completo del rock sinfónico y que ya has tocado en vivo o que has promocionado en videos con Obstinados y Amnesia.

Philipp Scheer: Obstinados es un tema que grabé con OneChot de invitado y me encanta por es algo nuevo que nunca había intentado, sobre todo cantar con alguien como él y además es un tema que suena muy al estilo de Rage Against the Machine que es una banda que me encanta. Este tema tiene un video que ha gustado mucho.

Con Amnesia, cuando estrené el vídeo hace poco recibí comentarios de la gente en los que me decían que les parecía muy alejado del estilo de Sibelius y yo les respondía que seguimos siendo rock sinfónico, solo que ese tema es un punto y aparte, que a mí me encanta y su vídeo es genial, con el tema del surf.

CM: ¿Cuáles son las principales diferencias entre Bipolar con los dos discos anteriores Rebellion y Classical Tendencies?

Philipp Scheer: Debo destacar que Bipolar es 95% disco cantado y eso es muy diferente a discos anteriores, que solo tenían uno o dos temas con voz. Esta vez quería experimentar la parte vocal y expresar ideas, vivencias. También tiene temas en inglés y en español, para ver la respuesta del público. Trato de complacerme a mí mismo pero también busco complacer al público, tanto al de siempre como al nuevo, me gusta escuchar a los fans y a la audiencia para saber sus opiniones, me gusta trabajar y crecer con el público que viene incorporándose pero al mismo no quiero perder al público que tenía desde el principio.

Rebellion, el primer disco era sinfónico trancado, sumamente neoclásico y el segundo, Classical Tendencies fue un tributo a los compositores clásicos, fue un álbum muy barroco; ahora con Bipolar tenemos la evolución vocal y mostramos las otras caras de la banda más rockeras.

Pero si hay algo que tienen en común los tres, es que siempre el camino será unir la orquesta sinfónica con el rock. En este sentido hay otro aspecto que diferencia a los dos primeros de Bipolar: Ahora hay una evolución en la forma de usar la orquesta, los arreglos son diferentes, en los dos primeros estaban hechos solo para instrumentos de cuerdas y clavecín, en cambio ahora tenemos arreglos para orquesta completa, incluyendo metales, maderas y percusión, así que orquestalmente el nuevo disco es mucho más rico y complejo, pero eso tomó tiempo y mucho trabajo hacerlo.

CM: En cuanto a la parte nacionalista, tú eres una persona que siempre ha manifestado su amor por Venezuela y musicalmente lo has demostrado con temas como Venezuela Infinita, así como con las versiones de obras de Simón Díaz y Aldemaro Romero. ¿Cómo se evidencia ese lado nacionalista en este nuevo trabajo discográfico?

Philipp Scheer: Tenemos una versión del himno nacional y otra versión del tema Venezuela, que vienen a ser dos himnos de nuestro país, el oficial y otro más moderno. Ambas son instrumentales y la gente las ha disfrutado enormemente. Los elementos nacionalistas siempre estará presentes en nuestros discos, cada vez que lancemos una producción tendrá esta influencia de nuestra música, porque formamos parte de un país con una gran riqueza cultural, además de que para nuestro público internacional, bien sea EEUU, Europa o Japón, queremos darle una muestra de lo que somos, siempre va a ser así.

Además hay un tercer tema, porque Obstinados es una canción que habla sobre luchar por el país que queremos, no rendirnos por esa Venezuela que tan ansiamos tener, el país mejor que todos queremos construir.

CM: Tienes también una super balada como Whe you are around, recuerdo que la primera vez que la tocaste fue en tu boda.

Philipp Scheer: Así es, es un tema hermosísimo, la voz de Ricardo allí es increíble, es tremenda balada y aunque no lo parezca ese tema costó mucho trabajo grabarlo, porque lleva muchos detalles de guitarra y los arreglos también tuvieron su proceso.

Sibelius – Rafael Rivas

CM: ¿Cuáles crees que fueron los aportes que dejaron todos los músicos que participaron en este disco?

Philipp Scheer: Aquí participan muchísimos músicos, porque paso tanto tiempo. Tuve un line-up principal de lujo con Ricardo Figueroa como cantante junto a Rafael Rivas en el bajo y Franco Nori en la batería, ellos tres grabaron caso todos los temas. Tuve invitados de lujo como OneChot quien cantó en Obstinados, Pedro René Bastidas se encargó magistralmente de las orquestaciones y los teclados; Eduardo Iglesias nos regaló la introducción instrumental del disco, que es fenomenal y él es un maestro del sonido orquestal.

Enrique Pérez Vivas de Mojo Pojo tocó el bajo en el tema Hearth and Soul y mi antiguo compañero de Sibelius, quien formó parte de Sibelius en los dos primeros discos, tocó bajo en Walking Between Castles, que fue un tema grabado en vivo, cuando le abrimos el show a Symphony X en Caracas. Esa grabación fue sorpresiva, no sabía que estaban grabando y en la forma en cómo sonó ese día creo que nunca más sonará igual, porque fue un solo de guitarra sumamente difícil (risas) y a manera interpretación me encantó como quedó.

CM: Es interesante ver tantos buenos músicos que cada uno dejó su huella y dejó su aporte en este disco, lo que lleva a la siguiente pregunta ¿quién o quiénes fueron los responsables de grabar, masterizar y mezclar tanto esfuerzo y horas de trabajo?

Philipp Scheer: Qué bueno que lo preguntas, porque es muy importante darle los créditos a quienes hicieron un trabajo excelente, la Mezcla la realizó Luis Flores y “dBMix Studios” realizó el master de todo el disco. Aunque la mezcla y el master del tema Obstinados lo hizo Felipe Gruber. Yo mismo estuve encargado de toda la producción.

CM: Pienso que Ricardo Figueroa hizo un trabajo extraordinario como cantante y su voz fue clave en este disco. En mi opinión muy personal creo que él es uno de los mejores cantantes de rock que ha dado Venezuela.

Philipp Scheer: Estoy de acuerdo contigo. Con Ricardo trabajamos un método particular, él grabo 13 temas, pero grababa un tema por semana, él se preparaba semanalmente para cada canción. Además de la amistad que nos une, siento que es un cantante que lo tiene todo, un timbre agradable, variedad vocal, versatilidad y es uno de los vocalistas más afinados de Venezuela, sobre todo en vivo es difícil conseguirle una nota mala.

No solo la parte vocal, su presencia en tarima es increíble, es un músico que se cuida mucho, uno de los mejores del país, sino el mejor en el género, dio un aporte fundamental para que este disco suene de la forma en que sonó con un resultado tan satisfactorio, sin Ricardo, este disco no estaría a la talla del alto nivel con la que quedó. Se tocaron varios géneros y él adaptaba la voz a cada estilo y nunca perdía la esencia, es un cantante sumamente profesional.

CM: Lamentablemente la diáspora se llevó a todos los músicos de ese fantástico line-up de Ricardo, Franco y Rafael, quienes te ayudaron a darle un sello auténtico y de calidad a Sibelius. ¿Cómo vas a hacer cuando vayas a hacer la gira promocional? ¿Estás buscando nuevos músicos?

Philipp Scheer: Lamentablemente la diáspora se ha llevado a grandes talentos. Sin duda la formación que tenía con Rafa, Franco y Ricardo sonaba excelente y es irrepetible, les debo mucho y estoy agradecido con ellos. Ahora estoy armando una nueva formación para tocar porque todos están fuera, pero lo bueno es que en Venezuela hay mucho talento y ya tengo a varios nombres en mente. En febrero de este año, en el bautizo del libro de Felix Allueva, en un evento de la Fundación Nuevas Bandas, toqué con un nuevo cantante, Eliezer, quien tiene un gran talento y promete mucho.

CM: ¿Cuándo pase la cuarentena y sea superado el problema del Coronavirus cuáles son tus planes de gira?

Philipp Scheer: Principalmente quiero tocar con orquestas sinfónicas, me encantaría volver a tocar con la Sinfónica Juvenil de los Altos Mirandinos, también con la Orquesta Sinfónica del estado Lara. Tenía planes de tocar con la Orquesta de Rock Sinfónico Simón Bolívar que se suspendieron debido al Coronavirus pero luego quiero retomar. También quiero grabar en vivo tocando el tema Sibelius que sale en nuestro primer disco pero el arreglo para orquesta completo y con una Orquesta Sinfónica tocando en vivo y a manera de videoclip.

Sibelius – Franco Nori

CM: Sin duda el formato de orquesta les ha funcionado muy bien a ustedes, yo he sido testigo de eso y parece que le pueden seguir sacando provecho ahora con este disco, tomando en cuenta que Venezuela es el país de las orquestas.

Philipp Scheer: Al público de Venezuela le gusta mucho la mezcla del rock con la música sinfónica, eso es algo evidente y queremos seguir haciendo, hasta quisiera hacer una gira nacional con orquestas, aprovechando las orquestas que hay, juveniles y profesionales en cada estado y en cada una de las principales ciudades.

CM: ¿Cuándo sale a la venta el disco Bipolar y cuál es el siguiente paso una vez que el disco sea lanzado? Lo lógico sería la gira promocional, pero tenemos la realidad de la pandemia del Covid19.

Philipp Scheer: Bipolar sale el 22 julio de 2020, que es el día de mi cumpleaños. Puedo adelantar que ya estoy mezclado el cuarto disco, será un recopilatorio de los tres discos pero solo con temas de arreglos orquestales, es un disco de pura orquesta, sin instrumentos de rock con nuestros mejores temas. También tengo preparado otro disco en vivo, con la banda de rock que reúne los mejores momentos y lugares de nuestra carrera, grabado en varios conciertos que dimos en distintas ciudades.

CM: Retomando la temática del disco Bipolar, en el cual llevas 9 años trabajando y del cual ya llevas varios años tocando sus temas en vivo, ¿Qué nos puedes decir sobre la respuesta del público? Y ¿Cuáles son tus temas favoritos?

Philipp Scheer: Mi razón es uno de los temas predilectos de la gente y Claustrophobia es otro de los favoritos, que representa mucho la parte sinfónica progresiva de Sibelius. En mi caso, el que más disfruto tocar en vivo es Mi Razón, en cambio mi favorito de escuchar es Claustrophobia, aunque también me encanta Amnesia.

Con el vídeo de Amnesia, la respuesta de la gente fue muy positiva porque es un estilo musical que no se esperaban. We don’t care también gusta mucho y su letra expresa lo que es Sibelius, cuando dice que “un estilo no es suficiente, un día Elvis, otro Bach (…) no nos importa, hacemos lo que queremos”.

CM: Ya para finalizar, viene la pregunta más técnica, solo para guitarristas. ¿Cuáles guitarras utilizaste en este disco? Siempre has usado Fender Stratocaster, la misma que usan otros guitarristas de leyenda que combinan lo sinfónico con el rock como Yngwie Malmsteen o Ritchie Blackmore.

Philipp Scheer: Siempre he usado Fender y sigo usando, Bipolar lo grabé usando mis dos Fender Stratocaster y no quise usar otro modelo de guitarra. Por otro lado quise buscar un sonido que combinara lo análogo con lo digital, así que grabé de la siguiente manera todas las canciones: guitarra rítmica lado izquierdo y derecho por línea mediante pedalera, pero al mismo tiempo grabé también guitarra rítmica lado izquierdo y derecho usando amplificador Marshall con dos micrófonos.

Comparte