Share

Un saludo cordial  amigos metaleros aquí regresamos luego de un tiempo sin escribir, y les traigo los pormenores de lo que fue la noche más extrema del metal.

La  edición Nro. 11 del Extreme Gore Fest, se llevó acabo a pesar del problema país que tenemos en la actualidad, mención aparte a los organizadores por la ardua tarea de darse a la titánica labor de realizarlo en tales circunstancias, felicidades y gracias a personas como ellos todavía podemos asistir a este tipo de eventos, que (son realizados para “asistir” a ellos y apoyar la movida del rock y metal venezolano).

La apertura se dio con algo de retraso, pues lo que estaba pautado para las 7 comenzó un poco más allá, cosa que tampoco fue de lamentar, al entrar al local nos conseguimos dicho sitio muy agradable en su parte interna, todo alusivo a los años sesenta, y en su parte externa al aire libre, con un espacio suficiente para la cantidad de personas que se esperaban, “cosa de la que hablaré después”.

La primera banda en montarse fue DIARREA PUKU, mucho tiempo había pasado desde que este proyecto volviera a las andadas de mano del eterno Nahu, su propuesta de “noise” algo ecléctica, fue recibida por todavía pocas personas que habían entrado, una muestra interesante que dejo a todos con preguntas de “que habíamos escuchado” buena presentación para estos muchachos y mención para Doni (Ex Lake of Tears) que todavía demuestra tener poder en su voz…

La segunda banda de la noche (con un poco más de público), fue la gente de Maturin WRATHFUL, los panas con una presentación de buen death-thrash, iniciaron el calentamiento del público que empezaba animarse.

La tercera banda de la noche fue la gente de Ciudad Guayana EUTANASIA BRUTAL, los muchachos sonaron contundente con su brutal death, pero algo pasaba, la gente no terminaba de conectar…y seguía la poca asistencia.

Ahora sorpresivamente (para este servidor) le llegó el turno a una de las bandas estelares de la noche, los caraqueños MASTURBATION WITH THE BIBLE, a lo que a mi parecer fue un cambio de última hora, ya que se suponían cabezas de cartel, tal vez debido a lo que ha he venido diciendo más arriba sobre asistencia y ánimo del público presente. Sin lugar a dudas esta banda se las trae, su slam es tan “pachangoso” que la gente no dudo en bailar sus pegajosas canciones, un set plagado de “puerkeadas a más no poder y con una invita especial, Génesis Farías (Vile Hex), acompañándolos en una de sus interpretaciones, muy muy buenos estos muchachos incluso con algunos problemas de sonido de los cuales hablare más adelante.

Llego el turno de OPTOFOBIA de Mérida, para mí de lo mejor de la noche, sonaron con fuerza, sonaron duros, sonaron feroces y eso es lo que se espera de una banda en un festival de tendencias extremas, esta gente practican un death metal sueco old school, que como ya he descrito no tuvo desperdicio, las ollas no se hicieron esperar en todo su set, moviendo un público que mucha parte de la noche estuvo apático, excelente por los merideños que era la segunda vez que los veía y cada vez es mejor, enhorabuena.

Y bueno señoras y señores para cerrar con broche de oro la última banda que llego a descargar fue LA BANDA QUE NO JUEGA, los de Caracas llegaron para quedarse, esta banda de grindcore, junto a Octofobia fueron lo mejor de la noche sin dudas, su grind bailable puso a mover a la gente que en un momento pensé se retiraba del sitio, pues la banda como su nombre lo dice no jugó y partío tarima, un set lleno de fuerza y sabrosura hizo las delicias del público presente que no dudo de hacer ollas de las cuales su cantante se hizo participe en un par de ocasiones, a pesar de ello también debemos decir que se tardaban un poco entre tema y tema, ya que su jocoso cantante, hizo de las suyas en un estado ya de alto octanaje etílico, pero que no lo hizo amilanar su poderosa voz demostrando buenos guturales, quede impresionado en conjunto por la banda ya que era primera vez que los veía y realmente la ejecución de su baterista, bajista y guitarra fueron impresionantes, excelente set.

Y así queridos amigos concluyó el evento, que sabemos fue un esfuerzo como ya hemos dicho de sus organizadores, pero también debemos reseñar, el fallo del el sonido que presentaron algunas bandas al momento de sus ejecuciones, incluso falla completa de energía eléctrica en todo el local.

Otra cosa que señalar es la poca asistencia al evento, como ya hemos dicho, la situación país genera un problema a las personas que quieren disfrutar un rato de sus bandas favoritas, el costo de un tour para el traslado y regreso, la entrada, más el consumo (las bebidas alcoholicas dentro del local no estaban a precios solidarios, pero ya sabemos que nada lo está), hace que muchas personas desistan de ir a los toques por el gasto significativo que esto genera, pero con esto todavía hay personas que hacen el esfuerzo y hacen acto de presencia, incluso así su estado de ánimo no sea acorde al momento, esto lo digo por la apatía que hubo, que luego fue disminuyendo y mejoró en etapas de la noche, que justamente no se prolongó tanto ya que a las 2 de la mañana ya daba por terminado todo. Así pues termina otra edición de los Extreme Gore Fest, esperando que se pueda llevar acabo otra más en mejores condiciones para todos. Saludos.

Share