Share
Nailed to Obscurity

Esens, Alemania, pequeña ciudad ubicada en el extremo de la Baja Sajonia, donde las islas de Frisia Oriental forman una barrera contra el lamento del Mar del Norte, es una población de apenas 7.000 habitantes que ha dormido durante años. La mayoría de la gente no ha oído hablar de Esens, que fue el hogar del compositor barroco Philipp Heinrich Erlebach. Pero si lo han hecho, a menudo lo han confundido con Essen, la novena ciudad más grande de Alemania. Bueno, eso está a punto de cambiar, ya que las estrellas en ascenso NAILED TO OBSCURITY está a punto de poner a Esens en el proverbial mapa con su nuevo álbum, Black Frost, su primera producción para Nuclear Blast Records, en la que combinan el death metal melódico, el gótico y el doom.

Nailed to Obscurity fue fundada en 2005 por los guitarristas Jan-Ole Lamberti y Volker Dieken, tomando su nombre de una canción del álbum debut de la banda Hate Eternal. Black Frost es su tercer larga duración, que luego de un largo proceso de composición, pasó una semana en la preproducción en el estudio Woodshed de V. Santura en Landshut, Alemania, durante el verano. Los alemanes regresaron tres semanas después para escribir el resto y grabar el álbum. Pasaron varios días con jornadas de ocho horas, a veces más, dando vida a canciones como ‘Feardom’, ‘Cipher’ y ‘Resonance’. V. Santura diseñó, produjo, mezcló y masterizó el disco, una gran responsabilidad confiada por la banda a este productor germano, cuyo resultado final fue muy satisfactorio.

Jan-Ole Lamberti, gratamente sorprendido de recibir una llamada desde Venezuela, conversó de manera entusiasta con Cresta Metalica, para comentarnos todos los detalles que abarca un joya discográfica como lo es Black Frost. Al mismo tiempo cuenta cómo han ido creando su propio sonido, describe el reto que representa dar vida a una producción musical tan llena de detalles, confiesa su interés por la idiosincrasia latinoamericana, así como sus ganas de girar desde México hasta Argentina.

Nailed to Obscurity

CM: Debo confesar que no los conocía hasta que Nuclear Blast nos envió su música y estoy sorprendido, el nuevo álbum, Black Frost, es excelente, admito que encuentro muchas similaridades con bandas británicas como Paradise Lost o My Dying Bride,  pero al mismo tiempo lo que hacen es diferente, se nota que han trabajado en buscar su propio sonido.

Jan-Ole Lamberti: Nuestro estilo es difícil de explicar, conocemos a estas bandas que mencionas, al igual que Octuber Tide, Katatonia, Tiamat, Dark Tranquillity, que también representan fuertes influencias, nosotros las conocemos bien y sabemos cómo suenan, entonces sabemos cómo cambiar para no ser iguales y hemos sabido abrirnos paso creando nuestro propio estilo, buscando hacer algo diferente.

CM: Puedo admitir también que Black Frost no es un disco 100% depresivo, más bien percibo que intentaron hacer un balance.

Jan-Ole Lamberti: Nosotros decimos que en nuestra música siempre hay esperanza, también hay partes que suenan muy depresivas, pero cuando estábamos componiendo nos dimos cuenta que no queríamos sonar así todo el tiempo y entonces buscábamos la manera de cambiar, encontrando el balance que mencionas entre luz y oscuridad.

Nuestra música también es muy dinámica, no solo en las voces con el uso de combinaciones entre voces limpias, guturales y hasta suspiros, pero también con cambios en las guitarras, combinando melodías con riffs poderosos, igualmente en los cambios de tempo. En nuestras canciones habrá melancolía y oscuridad, pero siempre aparecen las partes que retan esos estados de ánimo, con cambios hacia la luz, hacia lo positivo.

CM: ¿Cómo describes la dirección musical de Black Frost?

Jan-Ole Lamberti: Creo que quisimos hacer con Black Frost un disco más oscuro y atmosférico, también quizá sea el más pesado. Por otro lado es donde tenemos más voces limpias y al mismo tiempo es el más orientado hacia el doom, así que hay muchos contrastes y variedades.  Además este disco muestra nuestra evolución como agrupación, porque además seguimos trabajando en nuestro progreso musical.

CM: Llama la atención que él estilo musical de ustedes es más común en los países de Escandinavia y del Reino Unido, corrígeme si me equivoco, pero en Alemania no abundan las bandas que toquen como ustedes.

Jan-Ole Lamberti: Así es, no hay muchas, tienes razón, el rock en Alemania es más conocido por otras tendencias. Para quienes practican un estilo como el nuestro aquí en Alemania nuestras influencias vienen directamente como bien acabas de decir, del Reino Unido o de países de Escandinavia, como Suecia, con grupos como October Tide.  Hay que tener en cuenta que nosotros venimos del norte de Alemania y estamos más cerca de los países escandinavos.

CM: ¿En qué se diferencia Black Frost de los discos anteriores?

Jan-Ole Lamberti: Al principio, tuvimos problemas escribiendo Black Frost. Estábamos tratando de hacer lo mismo que el último disco, King Delusion, y lo que quiero decir con eso es que aquel fue el primer disco en el que estuvimos completamente satisfechos con todo. Nos dimos cuenta de que realmente no funcionaría para nosotros. En todo caso, el seguimiento sería una copia y definitivamente, no mejor que King Delusion, entonces empezamos desde cero y fue entonces cuando comenzó el proceso de composición definitivo. Nuestro principal objetivo era hacer algo diferente a partir de ese momento. En lugar de tener un sonido de guitarra clásico, que tuvimos en los últimos dos álbumes anteriores, hemos disminuido eso en favor de más sonidos ambientales creados con la guitarra.

Nailed to Obscurity

CM: Ustedes están comenzando una gira de conciertos para promocionar Black Frost y lo están haciendo en pleno invierno, así que combina con su música ¿es algo intencional?

Jan-Ole Lamberti: Si, así ha pasado con los discos anteriores también, buscamos que sean lanzados entre otoño e invierno, no es 100% intencional, pero si queremos que la música esté ambientada y creo que es la época en la que a la gente más le gusta escuchar nuestra música.

CM: ¿Han pensado en venir de gira a Latinoamérica? Así se escapan un rato de invierno.

Jan-Ole Lamberti: He estado en Sudamérica, pero no con la banda, es porque mi novia es de origen argentino y he estado en Argentina. Solo hemos tocado en México y fue genial, y claro que nos encantaría hacer una gira. Aunque México queda muy lejos de Argentina son muchas las similitudes entre los países latinos, no es como en Europa, por ejemplo Alemania está cerca de Suiza, pero somos muy diferentes en cuanto a cultura y mentalidad.

CM: Sí, así es, desde México hasta la Patagonia en Argentina, somos muy similares y con la excepción de Brasil y Surinam, hablamos el mismo idioma. Aun así en nuestra forma de ser nos parecemos a los brasileños.

Jan-Ole Lamberti: Eso me parece fascinante y sabemos lo entregado que es el público, siempre tienen buenas vibras, por eso quisiéramos tocar en varios países latinoamericanos, pero debemos planificarlo bien, porque es mucho territorio que cubrir, recorriendo grandes distancias entonces eso genera costos de transporte y logística para lo cual necesitamos una buena planificación. Queremos hacer realidad un tour por Latinoamérica y sé que pronto llegará el día.

CM: en Venezuela estamos al norte de Latinoamérica, en el Caribe, así que tenemos verano durante todo el año, por lo que es realmente interesante que el estilo musical de ustedes tenga tantos seguidores.

Jan-Ole Lamberti: Sí, he oído que es así y me parece fascinante e interesante, porque como bien hemos venido hablando, nuestra música combina con los estados de ánimo de otoño e invierno, pero tiene buena aceptación en países como Venezuela. Es difícil de imaginar, pero es así. La novia de nuestro otro guitarrista es de México y nuestro baterista ha estado en Argentina, entonces tenemos la idea de su idiosincrasia, calidez  y buenas vibras, entonces estamos muy motivados, ojalá y el año que viene se pueda.

CM: El video promocional del tema “Tears of the eyeless” es fantástico ¿tienen pensado lanzar otros videos similares?

Jan-Ole Lamberti: Sí, quedamos contentos, es el tipo de videos que cuentan una historia, ojalá que tengamos presupuesto para producir más videos así, ya que el típico formato de videos dónde las bandas salen haciendo playback no nos gustan, esos “performance videos” no van de acuerdo con lo que queremos transmitir. Espero que pronto podamos hacer otro video como el de Tears of the eyeless.

CM: ¿Cómo guitarrista cuéntanos como lograr realizar ese trabajo tan complejo en Black Frost, cargado de atmósferas y lleno de detalles?

Jan-Ole Lamberti: Todo comienza con el trabajo de composición de los temas, Volker Dieken (el otro guitarrista) y yo comenzamos a escribir las canciones como dúo, entonces nos sentamos a crear los primeros riffs y melodías, a veces sale la estructura completa en el primer intento, entonces sabemos lo que queremos hacer y hacía donde vamos, comenzamos a ponernos de acuerdo en cómo deben sonar las guitarras y qué debe llevar cada segmento, hasta que efectos usar. Luego llevamos las ideas a los ensayos y lo tocamos con el resto de la banda, vamos experimentando hasta que la canción se va desarrollando y vamos grabando pare ver cómo vamos evolucionando.

Cuando vamos a grabar elegimos qué tipo de amplificadores y pedales vamos a usar, vamos viendo qué funciona y qué no funciona, haciendo los cambios que sean necesarios hasta que suene como tenga que sonar. Siempre contamos con la ayuda de nuestro ingeniero de sonido, quien aporta ideas muy valiosas.

Nailed to Obscurity

CM: La gente a veces piensa que es fácil tocar el estilo de música de ustedes, pero no imaginan lo complejo que es.

Jan-Ole Lamberti: Sí, es así, hay que cuidar muchos detalles, el problema es que en vivo, en los conciertos, cuando te equivocas se nota claramente (risas), no puedes escaparte. En cambio si estas tocando thrash metal y cometes un error, puede pasar desapercibido en parte por la velocidad y la potencia que lleva la música, entonces los errores no se aprecian tan rápido.

CM: ¿Cómo ha sido administrado el uso de los teclados en su música?

Jan-Ole Lamberti: En este disco solo hay dos riffs en los que usamos teclados, son dos momentos muy breves, el resto solo usamos guitarras con muchos efectos, mucha gente piensa que usamos muchos teclados, pero en realidad no es así, preferimos aceptar el reto de crear todas las atmósferas y melodías con nuestras guitarras. Otras bandas similares a nosotros si los usan, como Dark Tranquillity o Amorphis y lo hacen muy bien, pero es cuestión de estilo.

CM: ¿Qué nos puedes decir sobre la temática abordada en las letras de las canciones?

Jan-Ole Lamberti: Mayormente tratan sobre conflictos, emociones negativas y las cargas que lleva la gente que generan miedo y mucho enojo. Habla también sobre cómo lidiar con esas emociones o cómo nos afectan positiva o negativamente. Son muy personales, Raimund Ennenga, nuestro cantante,  las escribió prácticamente él solo, aunque siempre nos consultaba, sobre todo para ver qué parte debía llevar voces limpias y en dónde debía sonar más agresivo, tomando en cuenta los riffs. Es por ello que la música va tan conectada con lo que se quiere transmitir, porque nuestra música siempre tiene que ver con las emociones.

CM: ¿Qué viene primer la música o la letra?

Jan-Ole Lamberti: A veces se escribe primero la música, inspirando las ideas de Raimund para escribir las letras, mayormente va primero la música, pero a veces él trae sus ideas de letras basándose en sus experiencias, entonces cuando ensayamos nos comenta “ese riff o esa melodía se parece al texto que escribí”, entonces nos hace la  propuesta.

Share