Share

El 2019 fue uno de los mejores años para el metal de toda la década que está por terminar. La cantidad, calidad y variedad de lanzamientos hicieron sumamente difícil seleccionar los 10 mejores, así que decidí hacer una lista de los 30 discos más destacados. Durante estos 12 meses hubo de todo: la oleada de power metal, las producciones protagonizadas por mujeres, las bandas de thrash que se niegan a morir, las bandas de la vieja escuela que siguen haciendo buena música, death metal de alto nivel, los shreders, los innovadores y quienes simplemente hacen metal directo y en tu cara.

La dificultad de seleccionar el disco del año me llevó varios días de evaluación y le otorgo el título al maravilloso  Zero Hour: Reibirth and Evolution de la banda Turilli – Lione: Rhapsody, porque indudablemente es el más completo y el más ambicioso. Esta producción tiene metal sinfónico, metal neoclásico, heavy clásico de los 80, rock progresivo y música clásica; cada instrumento fue interpretado de manera impecable, invitados de lujo, además de la presencia de una orquesta y un coro. Lione sigue siendo uno de los mejores cantantes de heavy metal del mundo y Turilli se crece tanto con la guitarra como con los teclados. A todo esto hay que añadir el esfuerzo que para ellos representó cambiar su estilo y reinventarse. Por su parte el contenido lírico es interesante, filosófico y futurista. Poderosos riffs, melodías encantadoras, arreglos majestuosos, una batería potente, solos de guitarra y teclado de alto calibre y un trabajo vocal de otro mundo. ¿Qué más se puede pedir?.


Por su parte Slipknot demostró su enorme valía al retarse a sí mismos para hacer un disco diferente y experimental, porque We are not your kind es un trabajo impredecible, poderoso, contundente y en el que al mismo tiempo fueron a buscar nuevas sonoridades. La forma en que fue grabada y producida la batería y percusión jugó un rol fundamental, además de la gran presencia de teclados y elementos electrónicos. Después de sus tres primeras entregas el Moonglow de Avantasia es el mejor disco de este proyecto de ópera rock de Tobias Sammet, la diversidad  vocal que conjuga es insuperable, esta vez hasta buscaron posturas más agresivas y ritmos más pesados. El carismático cantautor alemán se lució como compositor, conjugando heavy rock clásico, hard rock, power metal y rock progresivo. Sin duda es un disco con un encanto especial.

Los suecos Sabaton siguen creciendo en popularidad más ahora tras la edición del mejor disco de toda su discografía titulado The Great War, un trabajo sumamente completo, con temas llenos de enganche, una producción magistral y con un sonido poderoso. La entrada del guitarrista Tommy Johannson le dio más vida y complemento a las guitarras. Korn, los creadores del NuMetal no se quedaron atrás, sus dos discos anteriores venían caracterizados por apegarse a sus raíces de los años 90, pero esta vez con The Nothing, sin perder esa esencia de origen, decidieron arriesgarse a crear nuevos propuestas con cada tema.

Fleshgod Apocalypse sigue logrando hacer lo imposible: encajar el death metal de escuela con elementos sinfónicos, sobre todo barrocos y renacentistas, alternando guitarra eléctrica con piano acústico e instrumentos de cuerda, así como voces guturales con canto lírico, todo eso es demostrado en forma grandilocuente con Veleno. Possesed, la banda que apadrinó el death metal regresó triunfalmente con un disco brutal titulado Revelations of oblivion, con ese mismo sonido crudo y endemoniado con el que sorprendieron al mundo, pero esta vez alternando con ritmos y solos de altísimo nivel técnico.

El thrash metal también se hizo sentir y principalmente con dos de las bandas más subestimadas de esa corriente y que en verdad merece estar a la altura de los Big 4: Overkill y Death Angel, ambas con discos impresionantes: The wings of war y Humanicie respectivamente. Ninguno perdió ese sonido y esa potencia características del thrash al incorporar otros elementos y al darle un tratamiento de protagonista a cada instrumento. Cierra la lista del top 10 el fabuloso Hexed de los disueltos Children Of Bodom, quienes se despidieron con el que álbum que marcó un regreso a aquel estilo innovador que tantos seguidores les otorgó a finales de los años 90 y principios del nuevo milenio.

Mención especial tiene Blind Guardian y su disco con orquesta Legacy of the dark lands, demostrando que si se puede hacer heavy metal con una orquesta, con instrumentos distintos a los tradicionales del rock, porque el álbum es principalmente voz y música orquestal, no hay batería, guitarras ni bajo eléctricos, pero aún así lograron gestar una joya musical.

  1. Turilli – Lione: Rhapsody “Zero Hour: Reibirth and Evolution”
  2. Slipknot “We are not your kind”
  3. Avantasia “Moonglow”
  4. Sabaton “The Great War”
  5. Korn “The Nothing”
  6. Fleshgod Apocalypse “Veleno”
  7. Possessed “Revelations of oblivion”
  8. Overkill “The wings of war”
  9. Death Angel “Humanicide”
  10. Children of Bodom “Hexed”


Mención especial:
Blind Guardian “Legacy of the dark lands”

  1. Forever Still “Breathe in colors”
  2. Borknagar “True north”
  3. Hellyeah “Welcome home”
  4. Rammstein (untitled-sin título)
  5. Enforcer “Zenith”
  6. Majestica “Above the sky”
  7. Northtale “Welcome to paradise”
  8. Freedom Call “METAL”
  9. Avalanch “El Secreto”
  10. The Agonist “Orphans”
  11. Tarja “In the raw”
  12. Infected Rain “Endorphin”
  13. Kobra and the lotus “Evolution”
  14. Jinger “Macro”
  15. Hammerfall “Dominion”
  16. Battle Beast “No more Hollywood endings”
  17. Volbeat “Rewind, replay, rebound”.
  18. Fallujah “Undying light”
  19. The Damned Things “High crimes”
  20. Nile “Vile Nilotic Rites”
Share