El Teatro del CCCH-Centro Cultural Chacao se vistió de gala para recibir la primera función de la obra “Fresa y Chocolate“, en el marco de #TeatroEnResistencia. Dirigida por Héctor Manrique y producida por Carolina Rincón, la obra de Senel Paz regresa este 28 de mayo, a las 11:00 am, con su discurso a favor de la tolerancia y el respeto a las diferencias. La entrada es gratuita.

La pieza, que se desarrolla en una Cuba llena de prejuicios e indiferencias durante los años 70, narra la amistad entre David, un universitario comunista, y Diego, un artista homosexual. Los actores Daniel Rodríguez, Juan Vicente Pérez y Wadih Hadaya, son los encargados de dar vida a los protagonistas de una historia, que este domingo desbordó emociones y reflexión, con una impecable puesta en escena. David, un joven militante comunista comienza a tener una visión distinta de sus ideales sobre la homosexualidad y el sistema revolucionario, cuando establece una relación de amistad con Diego, un joven culto excluido por la revolución ante sus preferencias sexuales.

Por su parte, Miguel es el rostro del comunismo en su máxima expresión, quien incita a David a denunciar a Diego tras pensar y sentir distinto. Un giro inesperado ocurre, cuando David asume una postura irreverente ante la realidad social vivida en la Cuba de ese entonces.

A través de “Fresa y Chocolate“, texto basado en el cuento “El Lobo, el Bosque y el Hombre Nuevo” del escritor cubano Senel Paz e interpretado por el Grupo Actoral 80 (GA80), no sólo se le llevó un mensaje de afecto, tolerancia y  respeto al público, sino que también permitió comparar el escenario político y social de Cuba, con el vivido en otros países.

Bajo el lema #TeatroEnResistencia se desarrolló este repertorio dirigido por Héctor Manrique, quien resaltó la importancia de exaltar el arte y la cultura en estos momentos transitados en Venezuela. “Hoy más que nunca se necesitan de estos espacios culturales para entendernos y entender lo que sucede en el país. El teatro es necesario y fundamental en esta Venezuela, porque más allá de llevar un mensaje de paz, amor, tolerancia y respeto, permite al espectador encontrarse a sí mismo y reflexionar sobre su papel en la sociedad. También permite encontrar fortaleza para afrontar la situación que se vive en la actualidad”, explicó.

Manrique aprovechó la oportunidad para invitar al público caraqueño a acercarse este domingo 28 de mayo a las instalaciones del Centro Cultural Chacao, a encontrarse una vez más con “Fresa y Chocolate“, a partir de las 11 am. Tras la función habrá un “Un espacio para la libertad”, una breve tertulia para reflexionar sobre el contenido de la pieza. Nota: Las entradas deben retirarse en taquilla al menos una hora antes de la función.

Comparte