Share
Turilli – Lione Rhapsody (2019)

Los fanáticos del verdadero Rhapsody todavía celebran con alegría la noticia de hace dos años cuando Luca Turilli y Fabio Lione decidieron unirse tras ocho años separados, más aún que lo hicieran junto a Dominique Leurquin, Patrice Guers y Alex Holzwarth, para así cerrar un capítulo haciendo una gira de despedida; pero lo que nadie imaginó es que luego decidieran seguir pero con otro nombre, cambiando a un estilo más moderno, modificando su sonido e incorporando nuevos elementos y es así como nace “Turilli – Lione Rhapsody”, debutando con un gran disco: Zero Gravity: Rebirth and Evolution a través del sello Nuclear Blast.

Entre los discos con Rhapsody of Fire, Luca Turilli’s Rhapsody, Dream Quest, sus discos solista y ahora su nuevo esfuerzo con Fabio Lione, contando EP y álbumes de directo suma 20 producciones discográficas sin contar sus colaboraciones con otros proyectos, por lo que sin duda es un compositor muy inquieto, incansable y con una enorme creatividad, además de su gran imaginación para escribir historias y transformarlas en letras de canciones. Lo curioso es que en Zero Gravity: Rebirth and Evolution se desliga un poco de la fantasía para abordar temas existenciales que abordan la psicología, sociología, filosofía, metafísica, etc.

Luca Turilli desde Francia atiende la llamada de Cresta Metalica para contar todos los detalles de Zero Gravity: Rebirth and Evolution y cuenta cómo se dieron todos los hechos que lo llevaron a trabajar de nuevo con Fabio Lione bajo el nuevo nombre. Todo contado de una forma espontánea y la jocosidad y jovialidad que caracteriza a los italianos. Para sorpresa de propios y extraños, Luca ahora se considera más un tecladista y eso también lo comenta al detalle en esta entrevista, sin dejar a un lado sus planes futuros en los que confiesa su deseo de venir a Venezuela tanto para tocar, como para conocer el sistema de orquestas, porque persigue el sueño de algún día hacer conciertos junto a una orquesta sinfónica.

Luca Turilli – Rhapsody


Luca Turilli: ¿Cómo están las cosas en Venezuela?

CM: Lamentablemente no muy bien. Esperemos que encontremos una solución pronto.

LT: Lamento escuchar eso, espero que todo mejore. Sé que han estado sucediendo muchas cosas allí.

CM: Usted estuvo en Venezuela con Rhapsody of Fire en el año 2010 ¿Qué recuerda de su visita a Venezuela?

LT:  No mucho, lo siento todo fue muy rápido, estuvimos apenas 48 horas y además del concierto no dio tiempo de conocer nada. Me encantaría poder ir con más calma y conocerlo mejor. Fue hace tanto tiempo, ¿cuánto? Casi 10 años atrás. Ojalá que las cosas mejoren en Venezuela para volver con esta banda el año que viene cuando giremos por Sudamérica.

CM: El nuevo disco Zero Gravity: Rebirth and Evolution ¿representa un “renacimiento” y una “evolución” para ustedes cómo banda? (Rebirth and evolution es parte del título del disco).

LT: ¡Absolutamente! Para nosotros es un nuevo comienzo. La idea surgió de manera inesperada, todo comenzó cuando hicimos el tour de despedida de Rhapsody cuando Fabio y yo nos reunimos por primera vez en muchos años; en un principio este farewell tour era para hacer 6 o 7 conciertos y terminamos haciendo 65 shows durante 2 años y de esa manera cerrar el ciclo de Rhapsody. Nada de eso estuvo planeado y nuestro promotor insistía en que hiciéramos más conciertos dado el éxito y lo que pedían los fans. Prometimos que era la última vez, que era una despedida para el Rhapsody original y además para Fabio era difícil continuar dado sus otros compromisos.

Pero los fans pedían más y los promotores también, entonces Fabio (Lione) dijo que no podíamos continuar con el viejo Rhapdosy porque ya nos despedimos, fue un tour de despedida, pero que podíamos continuar si hacíamos algo nuevo, algo que podamos escuchar hoy día, que sea vigente para poder traer algo diferente a la escena del metal, con nuevo material y nuevas ideas para conectar nuestro típico sonido sinfónico con el metal moderno. Quisimos que esta banda no fuera una copia de lo que fue Rhapsody of Fire, inclusive pensamos en tener una banda nueva, pero al final optamos mejor por mantener nuestro line-up.

CM: Y por ello el cambio de imagen y de sonido, así como el nombre del disco.

LT: ¡Sí!. Quisimos mantener parte del nombre, porque es para de nuestra historia y de nuestra identidad, pero le agregamos nuestros apellidos, buscamos un logo más moderno, cambiamos nuestro sonido y decidimos tener un comienzo fresco, buscando hacer algo distinto conservando nuestro estilo, por eso lo de Rebirth and Evolution, queremos dar un paso hacia adelante en el futuro de esta banda.

CM: ¿Qué nos puedes decir sobre el reencuentro con el cantante Fabio Lione? Llevaban más de 7 años sin trabajar juntos ¿qué tal ahora tanto en el escenario como componiendo?

LT: Ha sido muy bueno, era necesario, pasó bastante tiempo cada quien trabajando con sus bandas y proyectos, pero desde que hicimos el tour de despedida nos dimos cuenta que ese compañerismo seguía allí, intacto. La verdad todo ha fluido muy bien y acordamos que solo tendría sentido continuar la colaboración si pudiéramos aportar algo completamente nuevo a la escena y así hemos hecho. Él se siente muy bien tanto conmigo como con Dominique Leurquin, Patrice Guers y Alex Holzwarth. Juntos hacemos un gran equipo, eso se sintió en los shows y ahora con el nuevo disco.

Turilli – Lione Rhapsody (2019)

CM: ¿Cómo describes musicalmente el nuevo disco? Admito que lo escuché y me gustó mucho, como fan de su música desde finales de los años 90 admito que es un gran disco y se sienten los cambios, pero se mantiene la esencia Rhapsody.

LT: Gracias, que bueno que los disfrutaste. Como te conté quisimos iniciar algo nuevo, moderno, futurista y no repetir el pasado, sin embargo los elementos sinfónicos que nos caracterizan están allí presentes. En verdad todo está allí: el trabajo de la guitarra virtuoso y neoclásico, muchos teclados, los arreglos dramáticos, los coros poderosos, las melodías memorables y letras profundamente significativas y cosas progresivas al estilo Dream Theater. Sin embargo, todo es decididamente 2019, un viaje futurista lleno de descubrimientos para nosotros como músicos y sorpresas para los fans.

CM: ¿Cómo guitarrista cómo describe su estilo? Desde hace mucho tiempo quería hacerle esa pregunta, porque es neoclásico, pero al mismo tiempo es cinematográfico y usted ha influenciado diferentes generaciones de guitarristas.

LT: Es algo particular, la gente me ve como guitarrista, pero en realidad no soy guitarrista, por ejemplo en este disco toco mas los teclados, no me siento cómodo llamándome guitarrista, en este disco estoy más cómodo con los teclados, quise incorporar mis influencias de compositores como Chopin en temas como por ejemplo Amata Immortale que es cantada en italiano, y es especial porque Chopin es quizá mi compositor favorito. La realidad es que ahora soy más un músico, un compositor, un tecladista, ahora los teclados los toco siempre para componer, al menos que sea un tema agresivo en busca de riffs me muevo más con la guitarra. Pero ahora con la nueva banda, en la tarima quisiera más adelante mostrarme más como tecladista. De ahora en adelante para mi es más natural trabajar con los teclados.

CM: ¡Wow! Esa respuesta es sorpresiva y sé que a muchos fans los tomará de sorpresa, porque como guitarrista has influenciada a muchas personas y ayudaste a definir un estilo. Muchas personas te admiran como un maestro de la guitarra. Aunque admito que los teclados de este disco quedaron fantásticos.

LT: ¿maestro? (risas), no, no, no, nada de eso, hay muchos guitarristas mejores que yo. Fue mi idea tomar los teclados y sé que muchos fans encontrarán como algo interesante que sea capaz de cambiar de instrumento.

CM: Igual insisto en que tu trabajo tanto con la guitarra, como con los teclados quedó espectacular en este disco, porque sigue manteniendo ese hilo dramático de tus trabajos solistas previos como Prometheus…

LT: Claro, porque en nuestro caso a la hora de componer un disco de rock – metal los elementos sinfónicos siempre van a estar allí, forman parte de nosotros, de quiénes somos, de lo que nos gusta, es parte de mi cultura, de mi genética. Cuando voy a componer algo no me lo puedo imaginar sin la parte sinfónica. Inclusive cuando voy a escuchar música de otras bandas siempre me gusta que tengan teclado o que se influencie por lo clásico, cuyo trabajo compositivo sea interesante, inclusive al escuchar bandas más populares como por ejemplo MUSE que me gusta bastante, porque usan muchos teclados, sonidos interesantes e inclusive elementos sinfónicos.

Entonces yo siempre estaré buscando y creando música que tenga la combinación de elementos modernos, sobre todo con el nuevo disco, pero con los típicos sonidos de la música sinfónica, así como de la música de soundtracks de películas. Siempre incluiré coros, orquestaciones o como mínimo secciones de cuerdas, etc, todo eso siempre estará en mi música, porque cuando queremos transmitir un mensaje o contar una historia nos gusta subrayarlo, ese mensaje que va en las letras de nuestras canciones que siempre es algo que cuidamos, debe ir reforzado, resaltado con la música. Para mí llevar un mensaje mediante elementos sinfónicos bombásticos implica transmitirlo de una forma más importante, con más emociones, que mueva los sentimientos de quien lo escucha.

CM: Hablando de trabajos anteriores, los discos Ascending to Infinity y Prometheus, Symphonia Ignis Divinus fueron espectaculares, muy cinematográficos y con muchas influencias de la Opera Italiana. ¿De qué forma se ve reflejado ese estilo con esta nueva etapa?

LT: ¡Oh! Es bueno que lo menciones. Prometheus fue un disco ultra sinfónico, muy importante para mí y que me dejó muy cerca de una nominación para el Grammy. Fue el primer disco en la historia de la música en ser mezclado con el sistema Dolby Atmos. Me tomó siete meses de composición, tres meses de producción, más de 50 días de mezcla, trabajando con coros, orquestaciones y varios invitados especiales, estoy muy orgulloso de ese disco.

Pero ahora con este nuevo disco Zero Gravity quisimos ser más directos, con más impacto de guitarras, queríamos cambiar y quise estar de acuerdo con la idea de Fabio de tomar esta dirección, entonces tuve que sacrificar un poco los elementos sinfónicos y ser más directo, más metal y no usar composiciones tan complejas, aunque sigue ese ambiente cinematográfico.

CM: Se siente además un cambio en el sonido ¿cómo trabajaron la afinación?

LT: Para grabar Zero Gravity afinamos en C Menor y es primera vez en la historia de Rhapsody y de toda mi carrera que uso esa afinación. Para Fabio resulto mejor para su tonalidad de cantar, porque la resalta más y a mí me ayudó con los teclados, entonces esta afinación trajo muchas ventajas y alcanzamos un nivel de poder que no teníamos antes, esta afinación nunca la había hecho y funcionó muy bien, fue muy acertada.

CM: Creo que tienes razón, se siente la diferencia desde el primer momento, y si bien es cierto que tiene características de sus trabajos pasados y está lleno de arreglos y detalles, este disco es más directo y fue algo acertado afinar así, sobre todo la guitarra.

LT: Si son muchos detalles, muchos instrumentos, arreglos, etc, por eso siempre le recomiendo a nuestros fans que escuchen nuestros discos con unos buenos audífonos; nuestros discos no deben ser escuchados por youtube o por una laptop, ni con cornetas de poca calidad, son  muchos instrumentos, la mezcla, muchos elementos, arreglos y tantos detalles que no se aprecien del todo bien y entonces por eso recomiendo que nuestra música se escuche con unos buenos audífonos. Con Zero Gravity debe hacer lo mismo.

CM: Tienes toda la razón, desde los años 90 cuando escuchaba tu música pasada de CD a cassette con el walkman o usando discman, la he escuchado con audífonos y es maravilloso. Luego fino lo digital y lo pasé todo al ipod, y lo escuchó con audífonos de grabación o con los Apple e insisto en que es lo ideal.

LT: (Risas) Nos estamos poniendo viejos. Uff, que bueno que lo hayas hecho y es algo que seguiré recomendando a menos que en tu casa tengas un equipo con un sistema stereo de buenas cornetas, porque son tantas cosas que requiere varias escuchas.

CM: Tengo la edición especial de Prometheus, Symphonia Ignis Divinus que viene con el bluray y lo he escuchado con el sistema dolby suround en un estudio de grabación que utiliza el Sistema de Orquestas de Venezuela y créeme que fue una experiencia maravillosa.

LT: Wow, te felicito has sido muy afortunado, pocas personas pueden darse ese lujo de escuchar ese disco de esa manera que es como en realidad debe escucharse siempre. Te aseguro que si ahora haces lo mismo con Zero Gravity vas a quedar sorprendido, te va a encantar.

CM: El vocalista Al quien te acompañó en Ascending to Infinity y Prometheus, Symphonia Ignis Divinus es extraordinario ¿piensas volver a trabajar con él en el futuro?

LT: ¿Quién: Alessandro Conti? Yo sigo trabajando con él, Alessandro grabó todos los coros, fue la voz masculina principal de todos los coros de Zero Gravity, es un cantante extraordinario y tiene un gran timbre, es realmente fantástico. Cuando pensamos en quien grabaría los coros en el nuevo disco enseguida pensé en él, tiene una gran voz y es una excelente persona, me siento afortunado de trabajar con él en el pasado y de seguir colaborando con él.

CM: ¿Piensas incluir temas de Ascending… o de Prometheus en el repertorio de las giras? Sería genial escuchar temas como Of Michael the Archangel and Lucifer’s Fall o también Il Cigno Nero.

LT: ¡Oh no! Lo siento, porque hice un pacto con Fabio y solo vamos a tocar los temas del nuevo disco junto con una selección de la carrera del viejo Rhapsody. Quizá en un futuro, en alguna ocasión especial o aniversario se pueda hacer algún show aparte, como solista e invite a Alessandro para cantar temas de esos discos.

Luca Turilli – Rhapsody (2019)


CM: Ya que tocamos el tema ¿qué nos puedes decir del repertorio de las giras? ¿Van a tocar todo el disco Zero Gravity?

LT: No porque es muy nuevo y no podemos pararnos ante la audiencia a tocar puras canciones que aún no conocen bien, pero si tomaremos unas 5 canciones de Zero Gravity y haremos una selección cuidadosa del viejo Rhapsody, porque no podemos volver a tocar temas como Emerald Sword por ejemplo, que pertenecen a una etapa superada y de la que hicimos un show de despedida, entonces vamos a hacer una elección de las canciones que se parezcan un poco a estil de Zero Gravity como Ridign the winds of eternity, que siguen sonando modernas y porque tienen elementos progresivos o también Unholy war o inclusive Down of Victory.

CM: En el disco Ascending… usted grabó una versión de la canción March of Time de Helloween que para muchos expertos es hasta mejor que la original. ¿Qué opina al respecto? ¿Por qué escogió ese tema de Helloween?

LT: ¡oh Dios mío! ¿En serio? No lo creo. La seleccioné porque Helloween es una de mis principales influencias dentro del metal, cuando era un niño, estaba muy joven comencé escuchándolos a ellos, sobre todo los Keepers of the seven keys I y II, siempre han sido una fuerte influencia para mí y ese es mi tema favorito, que además se presta para hacerle arreglos sinfónicos. Es una canción maravillosa, muy hermosa y me alegro que haya gustado tanto la versión que hicimos.

CM: Usted ha sido muy cuidadoso con el concepto que se maneja en las letras de las canciones, recuerdo cuando a finales de los 90 usted explicaba la saga de Symphony of Enchanted Lands y fue una historia maravillosa, igual lo que vino después. ¿Qué nos puede decir sobre el contenido de las letras de Zero Gravity?

LT: Esta vez no hay ningún concepto que predomine ni una historia como la de Symphony of Enchanted Lands, porque tuvimos muy poco tiempo para componer este disco, tuvimos solo tres meses para terminar los temas y grabar, todo se dio muy rápido e inesperado como te comenté al principio. Tuvimos un tiempo límite para tener Zero Gravity listo para que pudiera estar a la venta antes de los festivales. Fue un gran trabajo, inclusive rompí mi propio record de noches sin dormir y estuve despierto tres días seguidos.

Yo escribí todas las letras y tuve que escribirlas casi que con un metrónomo (risas), no tuve chance de discutirlas y trabajarlas con Fabio, tuve hasta que tomar tres canciones de mi otro proyecto para adaptarlas a Zero Gravity y que le gustaran a Fabio. Pero al final no importa a quien escribió las letras o si fue en conjunto, lo que queríamos era un buen resultado y que la magia de su voz estuviera allí. Si hay temas que hablan de evolución espiritual, la vida y la muerte, filosofía, metafísica, psicología entonces era importante que cada línea y cada oración fuera cantada con la interpretación ideal de Fabio.

CM: y ¿qué opinas del trabajo de Fabio en este nuevo inicio?

LT: Fabio es uno de los grandes cantantes de rock de todo el mundo, él tiene una magia especial. Hay algo importante con este disco y es que cuidamos mucho la interpretación vocal, tuvimos mucho cuidado y nos enfocamos en la interpretación, porque queríamos que la voz de Fabio fuera uno de los elementos principales. Su voz tiene muchos colores vocales y muchos aspectos diferentes, es muy versátil y cantó con mucha intensidad, y emotividad.  Por ejemplo en el tema Phoenix Rising hay un ángel moderno llamado Fénix representando el efecto divino de nuestra personalidad, de nuestro yo interno, que asciende a otro nivel más alto de consciencia.

CM: Cuéntanos un poco cómo fue la experiencia de trabajar con los invitados que tuvieron en Zero Gravity como Elize Ryd Amaranthe, Mark Basile o Sascha Paeth.

LT: En el disco tenemos una canción muy interesante llamada D.N.A. (Demon and Angel) en donde tuvimos a Elize Ryd de Amaranthe y nos pareció ideal, ella es magnífica; quisimos hacer un dueto entre ella y Fabio en esta canción por una razón muy particular y es por lo que dice la letra, que habla sobre el aspecto de las dobles personalidades que hay en cada uno de nosotros. Mi base para escribir la letra en la teoría psicoanalítica de las proyecciones, entonces Elize interpreta el lado angelical y Fabio la parte más fuerte, más endemoniada. Sasha es un gran amigo de muchos años y siempre es fantástico trabajar con él.

Turilli – Lione Rhapsody (2019)


CM: ¿Qué nos puedes contar sobre el proceso de producción de un disco como Zero Gravity que representa un nuevo inicio para ustedes?

LT: Esta vez no grabamos en mi estudio ubicado en Alemania, para esta oportunidad, siguiendo la recomendación de Fabio y de mi cantante anterior Alessandro Conti,  quisimos trabajar en otro estudio. Estábamos hablando de DGM y fíjate que hicimos el trabajo de producción con Simone Mularoni (DGM) en sus Domination Studios de San Marino, que es un pequeño país ubicado dentro de Italia. Yo no lo conocía pero fue un gran descubrimiento. Él hizo un gran trabajo, estamos muy contentos y nos entendimos bien, además él es un gran guitarrista, eso ayudó también. Simone se encargó de la mezcla, la grabación y el master, mientras que Fabio y yo fuimos los productores.

Simone es un guitarrista asombroso, fue un gran descubrimiento para mí, igual DGM como banda y su cantante Mark Basile es uno de los mejores de Italia entonces le dije a Fabio que teníamos que invitarlo en una de las canciones. Entonces escogimos uno de los temas más progresivos llamado I Am, que además tiene unos arreglos muy al estilo de QUEEN y sin duda era perfecta para que él y Fabio hicieran un dueto.

CM: A mí me gusta mucho DGM, es tremenda banda y que bueno que trabajaron con ellos.

LT: Un día Simone se puso guitarra a tocar frente a mí y frente a Dominique Leurquin nuestro otro guitarrista, y quedamos impresionados, nos dio pena y dije “de ahora en adelante solo teclados” (risas), Simone si es un maestro de la guitarra, no yo (risas), tanto a Dominique como a mí nos dio vergüenza y nos dieron ganas de colgar los instrumentos luego de verlo tocar (risas). El resultado que obtuvimos como Simone fue excelente y estamos muy satisfechos con su trabajo.

CM: ¿Han pensado en hacer una gira con una orquesta sinfónica?

LT: Nosotros tenemos muchos sueños como artistas, algunos los hemos ido cumpliendo, pero hacer conciertos con una orquesta es algo que anhelamos y que soñamos, y que definitivamente y en algún momento tenemos que hacer. Claro, hay que tener en cuenta los costos y además es difícil de hacer, es ambicioso, todo depende del mercado, no es sencillo pero seguimos persiguiendo este sueño. Quizá lo podamos hacer en Sudamérica porque aquí en Europa las orquestas son extremadamente caras y eso lo complica mucho.

CM: Bueno, Venezuela es el país de las orquestas, solo Venezuela tiene más orquestas que toda Europa junta, gracias a nuestro Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles.

LT: ¡Wow! Imagínate, eso es increíble, quizá algún día lo logremos hacer allí y salga menos costoso que en Europa y con orquestas de alta calidad, porque que sea menos costoso no significa que la calidad sea inferior, sé del talento que hay en Sudamérica.

CM: La mayoría de nuestras orquestas son juveniles pero muchas de ellas tienen mejor nivel que las orquestas profesionales. A Venezuela han venido directores italianos de fama mundial como Claudio Abbado y Giuseppe Sinopoli a tocar con nuestras orquestas juveniles e infantiles, han quedado fascinados.

LT: ¡¿En serio!? No te lo creo, que bueno saber eso.

CM: Además hemos tenido orquestas de rock sinfónico, que combinan instrumentos de rock con los sinfónicos y hemos tocado temas de Rhapsody.

LT: ¡Increíble! Qué bueno, me alegra tanto saber eso, maravilloso.

CM: Quizá algún día puedas venir a Venezuela y podamos planificar para que toquen con una de nuestras orquestas, además de mostrarte el trabajo que hacemos enseñando a los niños música clásica.

LT: Claro, me encantaría ¿quién sabe? Ojalá. Primero quisiéramos llegar a Venezuela y tocar allí, una vez que estemos entonces podríamos estudiar la idea de conocer alguna de las orquestas para ver si trabajamos con alguna en el futuro. ¿Por qué no soñar con eso?

CM: Nosotros nos conocimos en persona pero no debes recordarlo, fue en el Wacken 2001, recuerdo que ustedes fueron entrevistados DORO y después dieron una rueda de prensa, yo estuve allí y al final me presenté, te entregué un demo de una banda que yo manejaba llamada Tierra del Dragón.

LT: ¡Wow! Fue hace tanto tiempo, hace como 18 años. Éramos tan jóvenes, ¡cómo pasa el tiempo! Pero qué bueno que pasaron todos esos años y seguimos vivos, hemos sobrevivido (risas) y seguimos disfrutando de lo hermoso de la vida ¿cierto?

CM: ¡Así es! Gracias por todo, fue un placer hacer esta entrevista.

Share