Share
Ensamble Gurrufio

Hijo del contraste que asume, bajo el cristal de lo cotidiano, sonoridades e identidades diversas, el lenguaje musical de las ciudades parece nutrirse de la voz cosmogónica y agraria de lo rural, que adquiere nuevos  rostros y expresiones en las incesantes interacciones que las dinamizan.

Urbana y plural, la trayectoria de Ensamble Gurrufío traza un atemporal mapa demarcado por la búsqueda de otras sonoridades y el registro de regiones culturales reconocidas a punta de fraseos abiertos, reinterpretaciones y diversidad musical.

Así, nuestros géneros más conocidos como el joropo, el vals, el merengue o la danza, se han redefinido en la territorialidad abierta de sus ejecuciones versátiles y libres que reflejan, a otra velocidad y otro color, los sonidos y matices de una tradición.

Maestros del cuatro, el contrabajo, la flauta y las maracas, sus integrantes: Cheo Hurtado, David Peña, Luis Julio Toro y Juan Ernesto Laya, se reúnen el próximo 30 de junio para celebrar más de tres décadas de un itinerario lleno de grandes momentos y logros, con un espectáculo antológico que llenará de buena música y gratos momentos la sala de conciertos del Centro Cultural BOD: 35 años de música venezolana: El Reencuentro.

La música del Ensamble Gurrufio es simpleza y belleza, pero al mismo tiempo es complejidad y virtuosismo que desborda pasión. Sus discos cautivan al público de todo tipo, porque su práctica musical trasciende las fronteras de la tradición venezolana. Es vals, merengue, joropo, danza, pero también es sinfónico, es música de cámara, al mismo tiempo que escapa a las barreras que se internan en el jazz; hay quienes dicen que hasta tienen elementos identificables en el rock progresivo, o que muchas de sus melodías se pueden extrapolar al pop. Nadie escapa del encanto, el carisma y la elegancia de su música. Lo interesante es que no importa cuál sea la escogencia del repertorio, cada concierto es una experiencia diferente.

Luis Julio Toro, Cheo Hurtado y con David Peña nos cuentan sobre los motivos de este maravilloso reencuentro, que celebra la movida musical venezolana. Ellos nos cuentan cómo se dio esta reagrupación, hablan de su estilo musical y además adelante lo que será el gran concierto que preparan con cariño para este 30 de junio. Además, la conversación también se abrió para tratar el tema de la influencia que han ejercido tanto en lo individual como en lo colectivo durante 35 años de exitosa trayectoria, y hasta adelantan algunos detalles de sus planes futuros.

Ensamble Gurrufio

CM: ¿Qué fue lo que motivó este reencuentro musical que tanto celebran sus seguidores y que se celebrará en concierto el 30 de junio?

David Peña: sin duda tuvo mucho que ver en este reencuentro la gira que hicimos en París, Francia con Cristóbal (Soto), reencontrarnos y tocar con él luego de mucho tiempo fue un factor muy importante. Además el regreso de Luis Julio luego de 7 años también fue muy positivo. Quiero aclarar que nosotros en ningún momento nos separamos, simplemente cada quien estaba atendiendo sus proyectos personales, simplemente nos tomamos una “pausa gurrufiera” (risas).

Cheo Hurtado: Estamos haciendo este concierto porque también son 35 años de carrera, que se dice fácil pero es toda una vida y también quisimos celebrar ese momento y celebrar dos cosas entonces: el reencuentro y el concierto, que todo va de la mano. El regreso de Luis Julio y el viaje de Laya a Venezuela hacen de este concierto algo muy especial.

Luis Julio Toro: Yo cuando dejé la agrupación no fue porque me enemisté o porque ya no quería saber más nada de ese tipo de música, en aquel momento que tomé la decisión yo estaba con mis viajes y mi proyecto radial, y con otros proyectos musicales, pero nunca fue una despedida definitiva. Ahora estamos super contentos de estar juntos de nuevo. Creo que la motivación principal para hacer este reencuentro es la música. A mí me hacía falta Gurrufio, sentía la necesidad de volver a tocar con mis compañeros. Cuando se dio la invitación para tocar con Cristóbal en París eso influyó para tomar la decisión de volver a hacer cosas aquí en Venezuela.

CM: Además del concierto que otra cosa están preparando para celebrar esos 35 años ¿algún disco entre sus planes?

Cheo Hurtado: Por ahora no tenemos pensado grabar, pero para ese concierto tan importante que estamos preparando vamos a tener testigos, sí, porque lo vamos a grabar en video, entonces de allí podría salir alguna producción en formato video… no lo sé, habrá que ver el resultado.

CM:  Sin duda 35 años es un acontecimiento importante ya que son una de las agrupaciones más influyentes dentro de la música tradicional venezolana. Además el público lo pedía.

Cheo Hurtado: nosotros teníamos muchas ganas de reunirnos y seguir disfrutando, y eso tiene un gran valor.

David Peña: como bien lo dices nuestros seguidores lo pedían, como dice el dicho “era justo y necesario”, y nosotros quisimos seguir dando continuidad a esos 35 años de carrera.

CM: ¿Qué nos pueden decir del repertorio que van a interpretar en el concierto?

David Peña: Vamos a hacer un recorrido por nuestra discografía, vamos a tocar entre 2 y 3 piezas de cada disco, todos van a estar presentes porque todos marcaron un momento importante. Estamos seleccionando las más emblemáticas.

CM: Dado que tienen discos con invitados especiales como Alfredo Naranjo, Alexis Cárdenas o con el brasileño Hamilton de Holanda, además de los primeros discos con Cristóbal Soto ¿piensan tener invitados?

Luis Julio Toro: no, vamos a ser nosotros cuatro solos, no habrá invitados, tenemos preparadas las adaptaciones a cada pieza de los discos donde participaron todos ellos y ya lo habíamos hecho antes, simplemente las llevaremos a nuestro formato de flauta, cuatro, contrabajo y maracas.

Ensamble Gurrufio

CM:  Si hay algo que me ha gustado de ustedes es que su música es muy libre.

Luis Julio Toro: así es y fíjate que nosotros no usamos partitura. Siempre hemos sido muy libres tanto en la ejecución como en la forma de tomar y asimilar la música, las influencias…

CM: Yo he tenido el placer de ir a varios conciertos de ustedes y he visto que cuando interpretan las mismas piezas en cada oportunidad suena diferente, es una experiencia distinta.

David Peña: eso es lo bueno de esa libertad que nos permitimos. Claro que tenemos el tema compuesto, listo, nos lo sabemos, pero nos permitimos esa libertad que le da ese toque a nuestra música que tanto disfrutamos y que hace que nuestros temas suenen como lo mencionas, eso es algo que seguramente van a disfrutar en el concierto.

CM:  ¿Piensan llevar esta celebración a otras ciudades del país?

David Peña: ¡sí claro! ¡imagínate! nos encantaría llevar este concierto aniversario a todo el país y que todos celebren y disfruten con nosotros, también tenemos planes e invitaciones para presentarnos en otros países. Por ahora estamos centrados en el concierto del 30 y luego seguiremos con los planes.

CM:  Juan Ernesto Laya no está presente ahora, pero quisiera que ustedes hablar por él, porque quisiera hablar del aporte de cada uno a su instrumento ya que son 35 años, y sin duda todos ustedes ha sido factor para varias generaciones de músicos.

Luis Julio Toro: de Laya ¿qué te puedo decir? Yo diría que la historia de las maracas se escribe antes y después de Juan Ernesto Laya, el marco una pauta y llevó su instrumento a un lugar muy alto en el mundo, él hizo una escuela. Recuerdo que antes de que él entrara yo tocaba un poco las maracas y cuando lo vi tocar por primera vez me hice el loco (risas), me di cuenta que no tenía idea de lo que se podía hacer con ese instrumento y es que quedé tan impresionado cuando lo vi tocar por primera vez…

CM: Él creó toda una escuela, inclusive algo impensable e inimaginable como una cátedra de maracas dentro de un conservatorio, donde la música del instrumento se llevó a la partitura, como sucedió en el Conservatorio de Música Simón Bolívar.

David Peña: sí, así es, las maracas se pueden llevar a una partitura y escribir para ellas, y Laya creó todo un proceso, un método, que sentó muchas bases y cuyo trabajo ha servido para formar nuevas generaciones.

Luis Julio Toro: el creó una escuela y le dio un aire de modernidad a las maracas, también demostró que es un instrumento que se puede llevar a otros géneros musicales e impulsó su versatilidad. Después de Laya han venido otros maraqueros dando continuidad a su trabajo e innovando, pero él fue el punto de partida.

Ensamble Gurrufio

CM:  Además su trabajo en Gurrufio le dio un rol protagónico al instrumento, evidenciando que las maracas también son un instrumento solista y no solo de acompañamiento.

David Peña: como nos sucedió con el contrabajo también.

CM:  Así es, ustedes ayudaron a que otro mito fuera roto en la música tradicional y fue el mostrar lo excelente que es el contrabajo como instrumento solista, que era vista en ese estilo salvo algunas excepciones como el soporte rítmico.

David Peña: sí y eso llevó tiempo, aunque yo no he sido el único, pero el contrabajo ya pasó a ser visto como un instrumento principal, solista y con un rol protagónico sin quitar por supuesto su trabajo rítmico que es tan indispensable en cualquier estilo musical.

CM:  además muchos contrabajistas del medio sinfónico como Edicson Ruiz o Gonzalo Teppa te citen como una de sus influencias, además de muchísimos otros contrabajistas que se han formado en El Sistema de orquestas que te ven como un modelo.

Luis Julio Toro: lo que ha hecho David es sumamente importante para el instrumento y no solo eso, también para la forma en cómo llevar los diferentes estilos musicales.

CM: Antes de pasar a hablar sobre el cuatro y la flauta, quería retomar brevemente el tema de las maracas para preguntarles ¿cómo les fue con María José Castejón?

Cheo Hurtado: nos fue muy bien con ella, es una joven muy profesional, con muy buen manejo del instrumento y que conoce nuestra música, y nos respeta por lo que fue muy fácil trabajar con ella.

David Peña: además de su talento y su disciplina, María José tiene mucho encanto y carisma, y eso ella lo ha sabido aprovechar muy bien. También su puesta en escena es muy vistosa.

CM:  Ella también le ha dado un toque especial a las maracas, porque además no es común encontrar maraqueras, es una labor que se identifica más que nada con los hombres y ella le ha puesto ese encanto femenino.

Luis Julio Toro: ella ha querido hacer como una ruptura o un quiebre con el instrumento y a la forma en cómo es visto, y también ha sabido promover muy bien su trabajo, eso ella lo ha hecho muy bien; aunque las maracas no se identifican tanto con los hombres, porque si viajamos y si vemos la historia hay muchas maraqueras, lo que les faltaba era visibilidad.

Cheo Hurtado: si vamos a los llanos de Venezuela o a los llanos colombo-venezolanos y vamos a los festivales veremos que hay muchas maraqueras, pero quizá es algo que no se ha dado conocer cómo se debería.

Ensamble Gurrufío

CM:  Ahora le toca el turno a usted maestro, usted inicio un movimiento muy importante para el instrumento, tanto con su trabajo en Gurrufio, como con la siembre del cuatro y ahora tenemos tantos exponentes que es difícil seguirles las huella a todos, que además los vemos usando el instrumento para tocar jazz, pop, rock y hasta en lo sinfónico.

David Peña: y hasta en la salsa y los ritmos latinos también.

Cheo Hurtado: eso no es nuevo, porque si revisamos la historia veremos cuatristas como Fredy Reyna experimentar con el instrumento en otros estilos musicales, lo que pasa es que antes no se daba con la fuerza de hoy en día y no veíamos tanta diversidad; antes era solo un grupo y trabajando por separado, ahora como bien tú dices, son tantos que es difícil seguirlos a todos y trabajando en equipo en iniciativas como La Siembra del Cuatro o con agrupaciones como el C4 Trío, y lo bonito es que colaboran entre ellos mismos sin ningún problema.

CM: Así es y hasta han ganado Grammy y se involucran en proyectos internacionales de gran prestigio.

Cheo Hurtado: es algo que me tiene muy orgulloso verlos a todos ellos triunfar y llevar nuestro instrumento a que sea conocido en todo el mundo, que ya pasa de ser algo local. Mira la satisfacción que nos dio Miguel Siso con su Grammy, igual que C4 Trío y todos ellos vienen de la Siembra del Cuatro.

CM:  Además vemos intérpretes que han innovado con el instrumento, como el cuatro eléctrico o lo colocan pedales y experimentan con sonidos, además de lo que mencioné de la incursión en otros géneros.

Cheo Hurtado: a mí todo eso me parece muy bien, es algo positivo, eso demuestra además del talento de nuestros músicos la versatilidad del instrumento. El cuatro es un instrumento que tiene cuatro cuerdas al igual que un violín, él se presta para muchas cosas pero todo va a depender de quien lo toque y de lo que sea capaz de hacer con esas cuatro cuerdas.

CM: Le toca a Luis Julio y su flauta, que de los cuatro instrumentos de Gurrufio quizá sea visto como el más académico, porque es parte importante de una orquesta. ¿Qué nos puedes decir sobre el rol que ha jugado la flauta?

Luis Julio Toro: yo considero que los instrumentos están allí y depende de quién los toquen, las barreras las ponen los músicos no los instrumentos. Lo que sucede es que afortunadamente el músico venezolano es muy versátil y muy creativo, no es común que en otro país que alguien se dedique a algún estilo en particular como la música sinfónica o el jazz e incursione en otros géneros, en cambio es común que los venezolanos sean capaces de tocar sin problema varios estilos.

El instrumento está allí y dependerá del ejecutante lo que haga con él, claro está que hay géneros que tienen los instrumentos que más los identifica, pero eso no debe limitar, en el caso de la flauta tú has visto cómo es usada en el rock por dar un ejemplo. El clarinete es un instrumento identificado con la música orquestal, pero hay discos de música venezolana de clarinetistas que son excelentes y así puedo darte muchos ejemplos.

CM: Luego de 35 años ¿cómo ven ustedes la movida de ensambles de música tradicional venezolana que hay en el país? Cada día salen nuevos ensambles y la mayoría citan al Ensamble Gurrufio como influencia.

Luis Julio Toro: lo que pasa es que mientras sale uno desparecen otros.

David Peña: siempre ha habido ensambles pero es cierto que ahora hay muchísimos, lo malo es que muchos no tienen continuidad y en eso influye la situación país, pero ese no es el único factor, a veces la continuidad, la constancia y tener los objetivos claros es importante.

Cheo Hurtado: es importante y muy positivo el alcance que ha tenido nuestra música, es importante que nuestros jóvenes quieran dedicarse a conocer y tocar nuestra música, nos contenta servir de referencia en estos 35 años.

CM: Ya para terminar ¿alguna otra cosa que quieran decir para invitar al concierto?

David Peña: no se pueden perder el concierto de este 30 de junio en el Centro Cultural BOD, donde vamos a estar haciendo un recorrido por los temas más emblemáticos de nuestra discografía, y están invitados a celebrar con nosotros este reencuentro musical.

Share