Share

Las propuestas de siete artistas venezolanos, cuyas obras demuestran la variedad conceptual y expresiva del arte en la actualidad, serán exhibidas en la exposición “Formas Variables”, que se inaugurará el domingo 17 de noviembre de 2019 a las 11 am, en la Sala William Werner del Centro de Artes Integradas.

Abraham Rosales, Carmela Fenice, Francisco Martínez, Israel Blanco, Luis Rocca Brito, Marithe Govea-Meoz y Monna Gutiérrez, son los artistas que integran esta muestra, en la que conviven diversidad de estilos y técnicas como pintura, escultura, instalación, fotografía y arte digital, y donde cada propuesta se diferencia de las otras por su intencionalidad y razón de ser, como afirma la curadora e investigadora de arte, Susana Benko, en el texto que acompaña la exposición.

Luis Rocca Brito. Secciones (2019)

Según explica la curadora, el paisaje en Luis Rocca Brito –tema constante de su pintura– aparece ahora “velado”, convertido en “superficie de color” y dinamizado por grafismos creados por medio de múltiples pinceladas, con trazados constructivos que remiten a una realidad urbana; mientras que los paisajes nocturnos de Francisco Martínez, están sugeridos en las “siluetas” y “vacíos” resultado del recorte del metal cuando el artista trabajaba en sus Pareidolias volumétricas, evocando sombras o paisajes en la noche, formas cerradas que semejan peculiares pictografías.

En el caso de Carmela Fenice, ella trabaja imágenes urbanas. Fotografía las fachadas de edificios que ha registrado durante sus viajes y las transforma digitalmente desde la memoria, convirtiendo a esas ciudades reales en sus Ciudades inventadas, composiciones de formas variables, algunas muy abstractas, que parten siempre de una experiencia vivida; e inversamente, Marithe Govea-Meoz parte de su cuerpo para elaborar imágenes que establecen correspondencia con el universo. Su trabajo, sustentado en las teorías de la física cuántica, tiene como punto de partida la estructura esencial de su propia huella dactilar, la cual es fotografiada, escaneada y transformada mediante los recursos digitales.

Monna Gutiérrez. Bio-forma 001 (2019)

Por su parte, Abraham Rosales y Monna Gutiérrez trabajan bajo criterios ecológicos, de acuerdo al texto de Susana Benko. La obra de Abraham deriva de la tradición textil que viene de las fábricas y talleres de costura de la familia, utilizando los retazos de tela y las vestimentas como material para ‘enrollar-dibujar-ensamblar’ las formas. Sus constelaciones –los DOTS– oscilan entre la imagen de lo sideral y lo biológico; mientras que en el trabajo de Monna, la materia reciclada cobra trascendencia cuando la reutiliza para crear, como ella señala, “un nuevo universo”. Se trata de formas escultóricas de apariencia orgánica, aéreas, algunas de carácter instalativo como sus bio-redes que se extienden en el espacio.

En cuanto a la obra de Israel Blanco, artista de diversos medios, Benko señala que ésta se sustenta de manera particular en la forma y en la materia. Sus esculturas son transformables según cómo se manipulen los tubos de plástico atados con tensores; y en las obras bidimensionales, mezcla de ‘pintura-dibujo-collage’, la composición se dinamiza intensamente por los cambios de direccionalidad de los segmentos encolados, intervenidos con grafismos y color.

La muestra colectiva “Formas Variables”, podrá ser apreciada del 17 de noviembre de 2019 al 31 de enero de 2020, en la Sala William Werner, Centro de Artes Integradas, calle Universidad Metropolitana, Terrazas del Ávila, Caracas.

CentroArtesInt  (Facebook, Twitter e Instagram)
@AVCVen (Facebook, Twitter e Instagram)
Web: centrodeartesintegradas.org

Share