Cronos (2020)

Dentro de la historia del rock venezolano, una de las bandas más relevantes es CRONOS, sobre todo dentro la movida del heavy metal. Pese a su intermitencia, esta agrupación ha dejado su huella imborrable y es referencia obligada del metal hecho en Venezuela. Dos de sus miembros fundadores, Facundo Coral (Guitarra) y Eduardo Sáez (Batería) deciden traer de vuelta al “Dios del tiempo” y con ayuda de su manager, buscaron darle un carácter latinoamericano al completar la formación con dos integrantes mexicanos: David Guti y David Mondragón, por lo que ahora Cronos suena a Venezuela, Argentina y México.

Cronos está a punto de lanzar al mercado un nuevo disco titulado “After All” y a través del sello Sade Records. En esta oportunidad grabaron canciones que por décadas quedaron pendientes en ser registradas, sumando un par de clásicos y dos versiones, una de Gillman y otra de Kraken, más un tema completamente nuevo. “El Hachador” es el single promocional que ha venido sonando y generando excelentes comentarios.

Eduardo Sáez le cuenta a Cresta Metalica cómo surgió la idea de reformar a Cronos, los detalles que implicó grabar la nueva producción discográfica retando la distancia y a una pandemia, y también cuenta cómo ha sido la experiencia de trabajar con los nuevos integrantes. Al mismo tiempo ofrece algunos detalles de los planes futuros de la banda, que implican un  nuevo álbum para 2021 junto a una gira por México y Venezuela.

Cronos (2020)

CM: ¿Cuándo comenzó esta idea de reunir a Cronos y con una nueva formación?


Eduardo Sáez: La idea empezó gracias a Mauricio Grez, quien además es amigo nuestro desde los inicios de la banda, él está residenciado en México y nos escribió a Facundo y a mí para comentarnos que habían dos personas interesadas en trabajar en un proyecto, ellos eran David Guti y David Mondragón, y así se dieron las cosas. Los contactamos y empezamos a trabajar, luego se empezó a organizar el disco. Realmente fue un trabajo lento por la distancia, yo grabé aquí en Venezuela las baterías, Facundo grabó las guitarras en Argentina y los dos David grabaron en México bajo y voz.

Con la pandemia tuvimos problemas porque los dos David no podían movilizarse, había premura, porque la disquera, Sade Records, necesitaba el disco. Inclusive tuvimos que resolver de otra manera en dos de los temas, con El Hachador y en una canción nueva, los bajos los grabó Gabriel Vivas quien es el bajista fundador de Cronos. En ese tema nuevo canto yo y fue una gran sorpresa. Al final nos quedó una experiencia de trabajo lenta, pero divertida, que sin duda valió la pena.

CM: ¿Van a mantener la esencia del Cronos de antes o vienen ahora con una propuesta sonora diferente?


Eduardo Sáez: Cronos ha pasado por muchas etapas que han estado separadas por muchos años, en esta nueva etapa estamos en la búsqueda del sonido original de Cronos, inclusive ya estamos pensando en el nuevo disco, que queremos tenerlo compuesto para noviembre-diciembre de este año, la idea es grabar en 2021.

En estos momentos estamos claros en lo que vamos a hacer, la muestra es el tema De vuelta a ser nadie, totalmente nuevo y que forma parte de  After All, que es un disco donde hemos rescatado canciones que quedaron en el olvido y que nunca fueron grabadas y ahora lo logramos hacer, suenan a Cronos,  es Cronos y seguimos teniendo la misma esencia.

CM: ¿Qué nos puedes decir sobre el tema El Hachador? ¿Cómo surgió la idea de recrear la historia de este mito popular? Sabemos que tu y Facundo lo grabaron mucho antes en el clásico Escalofrío. ¿Viene de allí toda la idea?


Eduardo Sáez: Si, en efecto EL Hachador es una canción que salió originalmente en el disco Escalofrio de Gillman. Para mí es una canción increíble, igual que para Facundo. Cronos tuvo la oportunidad de tocar en Bogotá hace poco, entonces ese día decidimos tocarla y salió tan bien que luego quisimos re-grabarla, valió la pena y en el interín apareció el maestro Hipólito Arrieta, quien vino a Caracas a grabar y fue una experiencia increíble, porque le dio una esencia más hacia lo que se siente cercano de cómo es esta leyenda de nuestro folclore.

Hipólito tiene una obra que se llama igual, El Hachador, la cual hace con música llanera, con la historia original y varias prosas. Fue increíble haber dado con este personaje de la música tradicional venezolana. El resultado es una canción que tiene fuerza y poder, mucha energía, es una tusa, para describirla hay que oírla, tiene mucha garra y feeling.

CM: ¿Qué nos podrías adelantar sobre el estilo musical que abordaron en el disco After All?


Eduardo Sáez: After all es un disco super versátil, es un disco de heavy metal, aunque tiene otros elementos aún más pesados, es una producción super completa, tiene mucha información, hay momentos desesperantes y momentos de conciencia; musicalmente es increíble porque tiene de todo un poco, logramos un disco potente y fue un gran trabajo, no fue fácil, por el trabajar a distancia, pero la tecnología nos ayudó.

Cronos (2020)

CM: ¿Quién los acompañó en la grabación, mezcla y producción del disco?


Eduardo Sáez: La grabación del disco se realizó de la siguiente manera: bajo y voz en México, en el estudio de Beto, amigo de los dos David; las baterías las grabé yo en mi estudio aquí en Caracas y Facundo grabó las guitarras con Jorge, un venezolano amigo de la banda que tiene un pequeño estudio allá en Argentina e hizo un gran trabajo. La mezcla y el master los hice también yo en mi estudio. La producción la hicimos nosotros mismos, si teníamos alguna duda o queríamos alguna opinión se la pedíamos a Mauricio Grez, nuestro manager o a su hermano, quien además hizo el arte del disco.

CM: Entre las canciones que tiene el disco ¿cuántas son 100% nuevas y cuáles son temas del pasado que quedaron pendientes?


Eduardo Sáez: En realidad el disco solo tiene una canción nueva, del resto, como te comenté, son temas que nunca llegamos a grabar en el pasado y que tenían que grabarse, por allí hay dos temas más de esos que nunca se grabaron y que irán para el próximo que saldrá en 2021.

Tenemos dos versiones, El Hachador y también Todo hombre es una historia de Kraken que fue una idea que surgió cuando fuimos a tocar a Bogotá y contactamos a la banda; en el concierto tocamos una canción con el guitarrista y bajista de Kraken, justo tocamos este tema y fue increíble, entonces teníamos que grabarla para agradecer a Bogotá y a Kraken por su música. Hay que recordar que cada vez que venía Kraken a Venezuela, Cronos estaba allí y estuvimos junto a ellos, entonces también fue la forma de rendirle tributo al gran Elkin.

Al final, After All, para muchos va a ser un disco de canciones nuevas, porque nunca se grabaron, pero también tenemos Al fin una victoria y Buscando el perdón, que también se re-grabaron y se incluyeron.

CM: ¿Cuál ha sido el aporte que cada uno de los integrantes de Cronos le ha dado a esta nueva producción?


Eduardo Sáez: Cada quien puso su grano de arena, David interpretó muy bien las canciones, igual el otro David con el bajo, ambos dieron ideas, fue un trabajo de escuchar e interpretar, obviamente se hacían previews y nos mandábamos los temas, así fuimos surgiendo. Para mí y para Facundo representó un reto, porque eran canciones que teníamos años sin tocarlas, entonces tuvimos que recomponerlas, re hacerlas porque no vamos a mentir, han pasado tantos años y ya uno no toca como cuando tenía 18 años.  Facundo igual hizo un gran trabajo con las guitarras, manteniendo la esencia. En general fue una gran experiencia trabajar todo: los solos, los ritmos, las letras, la interpretación vocal, decir y sentir lo que se está cantando.

Cuando estuvimos en Bogotá, el día antes hicimos un ensayo, nos montamos, empezamos a tocar, no habíamos tocado nunca juntos con los dos David y fue increíble, porque cuando pasamos el primer tema sonó perfecto y dijimos wow!!!; pasamos la segunda canción y sonó excelente, después nos dimos cuenta que todos los temas sonaron perfecto. Luego descansamos, para volver a pasar el repertorio y así ponernos de acuerdo y enlazar un tema con otro en el concierto. Al final fue tremenda experiencia de tocar con dos personas con las que no habías tocado, cada quien puso su esfuerzo y salió perfecto, estamos muy felices con ese resultado y estamos super unidos con la banda actual.

CM: Cuando se levanten las restricciones generadas por el Coronavirus ¿Piensan tocar juntos nuevamente y en Venezuela?


Eduardo Sáez: En lo personal, el Coronavirus ha sido muy fuerte para todos, influyó mucho en la grabación del disco, sobre todo la parte final, que fue mezclarlo. El mundo ha sufrido cambios fuerte para todos, pero no vemos la hora de montarnos en una tarima, los músicos hemos sido los más afectados con la pandemia, en verdad todo el mundo, pero a los músicos nos han dejado sin trabajo prácticamente, pero seguimos adelante. Claro que queremos tocar en Venezuela!! y tenemos negociado tocar en México cuando se levante la pandemia. Nos debemos a hacer música y mostrarla en vivo, creo que es el fin de todo músico y toda banda, estar en una tarima y transmitir esa vibra que es única, una magia única y sentir el feedback del público.

Comparte