Canjean música por medicinas en Venezuela para mitigar escasez de fármacos

0
1381
Share

POR ESTEBAN ROJAS
AFP

CARACAS.- Discos compactos de Bossa n’ Roses y Norah Jones a cambio de un anticoagulante; el mítico concierto de Queen en Wembley por analgésicos. La solidaridad se movió al ritmo de la música en Venezuela ante la aguda escasez de medicamentos.

Cada día es más difícil. Si tú tienes la oportunidad, así sea chiquitica, de hacer algo, hazlo”, dijo Luisa Torres tras donar un anticoagulante que un familiar trajo desde Colombia. Se llevó dos CD: Bossa n’ Roses (2006) y “Come away with me”, de Norah Jones (2002).

Uno puede hacer muchísimas cosas para que la vida de la gente sea mejor”, agregó conmovida Luisa, profesional de mercadeo y ventas.

Música x Medicinas” fue el nombre de la actividad realizada el sábado en Caracas por organizaciones de derechos humanos, que incluyó un concierto de bandas de rock, reggae y jazz con entrada libre.

Los medicamentos recolectados serán distribuidos gratuitamente entre pacientes golpeados por un desabastecimiento que, según el gremio farmacéutico, llega a 85 por ciento que es prácticamente total en los requeridos para tratar males crónicos como insuficiencia renal, cáncer o VIH.

Asistentes intercambian música por medicinas este sábado, 22 de julio de 2018, en Caracas (Venezuela). Miguel Gutiérrez EFE

Estamos ideando maneras creativas para continuar hablando del problema e involucrar comunidades para el abordaje de violaciones del derecho a la salud; en este caso, la de los artistas”, explicó Rafael Uzcátegui, coordinador de la ONG Provea.

Quienes donaron fármacos recibían “puntos” intercambiables por discos. Un analgésico, por ejemplo, daba un punto; un antibiótico, dos; y una medicina de alto costo, cinco.

Alejandro Adrián, promotor musical y locutor de radio, eligió junto con su novia un disco del emblemático concierto de Queen en el estadio de Wembley en 1986, tras entregar analgésicos y antiinflamatorios, entre otras medicinas.

La música es una vía muy potente para crear conciencia”, manifestó Adrián a la AFP.

Asistentes intercambian música por medicinas este sábado, 22 de julio de 2018, en Caracas (Venezuela). Miguel Gutiérrez EFE

– Levantar la voz –

Sobre mesones en la Sala Cabrujas, espacio cultural del este de la ciudad, unos 2,000 CD y unos 4,000 discos de vinilo estaban disponibles para el canje, recopilados durante dos meses en una campaña de donaciones en una librería capitalina.

Un CD titulado “Música x Medicinas” era igualmente distribuido. Incluye piezas que artistas venezolanos cedieron sin costo.

Estamos acá para ayudar con nuestro arte. La música, y en especial el rock and roll, han levantado la voz a lo largo de la historia”, comentó Ernesto Rojas, bajista y cantante de la banda Agente Extraño.

A su llegada, Rojas dejó medicamentos utilizados para el tratamiento de alergias.

Frecuentes protestas de pacientes y sus familiares exigen un “canal humanitario” para la entrada de medicinas, a lo que se opone el gobierno de Nicolás Maduro alegando que detrás se esconde un plan de ocupación extranjera para derrocarlo.

Asistentes intercambian música por medicinas este sábado, 22 de julio de 2018, en Caracas (Venezuela). Miguel Gutiérrez EFE

– Salvar una vida –

Maduro culpa por la situación a las sanciones financieras que Estados Unidos impuso a Venezuela y la estatal petrolera PDVSA. Washington también ha aprobado medidas individuales contra funcionarios, así como la Unión Europea.

El gobernante socialista reiteró el sábado que 1,400 millones de dólares del Estado venezolano se encuentran “secuestrados”. “Ese dinero era para comprar medicinas en buena parte (…) y después hablan de ayuda humanitaria. ¡Hipócritas, fariseos!”, dijo.

Pero Provea y otras organizaciones acusan a Maduro -quien ha tenido ocho ministros de Salud desde 2013- de aplicar políticas erráticas.

A la falta de medicamentos se suma el deterioro de los hospitales, con escasez de insumos de 90% según la Federación Médica y la pérdida de personal por los bajos salarios y la migración.

También se añade la hiperinflación, que hace impagables muchos fármacos y tratamientos.

Ante ello, Luisa cree que se impone la solidaridad. “Con una cosa así chiquitica (la donación de un medicamento), tú no sabes a quién le puedes salvar la vida”, comentó.

Fuente: https://www.elnuevoherald.com

Share