Share

Amnistía Internacional

Alrededor del mundo, las personas están en constante riesgo. Hay activistas a quienes se encierra únicamente por expresar sus opiniones, hay personas que pueden ser asesinadas por nacer con determinado color de piel. Reenviar un mensaje de texto o defender tus tierras milenarias puede ser otro motivo para ser encarcelado o desalojado, pero son nuestras cartas, nuestras palabras, nuestros actos los que ejercerán una gran presión sobre aquellos ­que se encargan de tomar las decisiones para que se vean forzadas a emprender acciones inmediatas, a fin de que esas personas cuyos derechos fueron vulnerados puedan seguir viviendo su vida en mayor paz y tranquilidad.

Gracias al Maratón de Cartas, millones de mensajes son entregados para que las víctimas reciban mejores condiciones, los prisioneros de conciencia sean liberados y las investigaciones aceleradas. Este año es mayor nuestra meta, porque más que nunca somos conscientes de cómo cada carta marca una diferencia.

Este año, Amnistía Internacional apoya 12 casos de personas y comunidades que representan diferentes situaciones en que se violan los derechos humanos en todas las diferentes regiones del mundo. Ayúdanos a defender sus derechos firmando cartas en nuestra página w4r.amnistia.info (que incluye entre sus casos al prisionero de conciencia venezolano Leopoldo López) o visitando nuestros stands ubicados en los centros comerciales Tolón y Millenium, en los cuales podrás afiliarte a Amnistía Internacional y cambiar una vida firmando una carta.

¿Y esto funciona?

Solo el año pasado, un prisionero que pasó 44 años en régimen de aislamiento en EEUU quedó en libertad, luego de que más de 200.000 personas alrededor del mundo emprendieran acciones. Además, Yecenia Armenta, una mujer mexicana que fue detenida arbitrariamente durante 4 años, golpeada, casi asfixiada y violada durante 15 horas de tortura fue liberada este año, luego de que mundialmente se hicieran acciones por ella el año pasado. En Venezuela, recientemente fue liberado el prisionero de conciencia Rosmit Mantilla, por quien personas en prácticamente todos los continentes solicitaron a las autoridades venezolanas su liberación de la mano de Amnistía Internacional.

1. Amnistía Internacional identifica a personas o comunidades en riesgo de sufrir vulneraciones de derechos humanos a nivel mundial, que necesitan solidaridad y justicia.

2. Toma los casos en los que el activismo global puede hacer una gran diferencia.

3. Comparte esta información entre sus oficinas alrededor del mundo quienes a su vez las distribuyen en sus redes de activistas.

4. Los activistas organizan eventos y acciones por esos casos.

5. Las personas de todo el mundo escriben cartas, tuits, correos electrónicos y firman peticiones.

6. Los mensajes comienzan a llegar a las oficinas de los gobiernos, celdas de prisión y casas de familia.

7. ¡Los cambios ocurren y la esperanza crece! Los prisioneros obtienen mejores condiciones y hasta podrían ser liberados

8. Amnistía Internacional envía actualizaciones mostrando que las acciones de las personas sí hacen la diferencia

Caramelos de Cianuro, Apache y Psycho, Laura Guevara, La Pagana Trinidad y muchos artistas más ya se han sumado, ¿y tu, te nos unes? Síguenos en @Amnistia y entérate de todas nuestras acciones, campañas y eventos.

Mensajes:

Share