El reto de Javier Suárez de realzar y reivindicar la música afro-venezolana

0
270

   Javier Suarez - Oquesta Afrovenezolana Simón Bolívar

Javier Suárez es el director de la Oquesta Afrovenezolana Simón Bolívar. Desde su fundación en 2011 supo el valor de lo que tenía en sus manos y encontró en este proyecto un horizonte a su vocación de rescatar, preservar y difundir las raíces musicales venezolanas de origen afro-descendiente. Ha trabajado duramente y con mucha constancia para sacar el proyecto adelante y sobre todo en lograr que los jóvenes se interesen en la cultura musical de su país.

Además es docente dentro de la cátedra de percusión del Conservatorio de Música Simón Bolívar y le gusta viajar a los diferentes pueblos venezolanos para conocer más sobre las distintas fiestas y tradiciones, obteniendo valiosos conocimientos que luego comparte con los integrantes de la orquesta y con sus alumnos.

En una sincera entrevista, Javier Suárez comparte cómo ha sido el proceso de llevar la batuta de un proyecto tan novedoso como la Orquesta Afrovenezolana Simón Bolívar, que unifica el mundo académico con el mundo de la música tradicional. Además cuenta cuáles han sido los momentos más trascendentales en la carrera de la agrupación y ofrece algunos detalles sobre cómo ha sido su proceso de crecimiento y formación.

Javier Suarez - Oquesta Afrovenezolana Simón Bolívar

¿Cuán difícil es llevar la música del formato afro-venezolano al formato académico?

Javier Suárez: Adaptar la música afro-venezolana al formato académico de una orquesta, no fue difícil, es un proceso donde hay que amalgamar las ideas, saber de dónde viene esta música afro-venezolana y cómo se forma, cómo está integrada y cómo es el formato académico. Hay que comprender ambos mundos para amalgamarlos. Por lo general, en la movida musical el formato afro-venezolano se ha constituido llamando a los amigos y conformando la banda, aunque no con todas las agrupaciones ha sido así, pero generalmente es más libre la conformación de los integrantes que en el formato sinfónico o académico. En nuestro caso, en un principio fue un poco cuesta arriba adaptarse, pero todo proceso nuevo supera la resistencia al cambio. Cuando comprendes cómo es el proceso de este formato académico, pero haciendo música popular, el músico lo asimila y fluye todo con tranquilidad.

¿Cómo describe usted su trabajo con la Orquesta Afrovenezolana Simón Bolívar?

Javier Suárez: Mi trabajo es llevar las riendas de la orquesta, pero a su vez tengo un rol de músico, con la percusión. Según el momento que éste viviendo la orquesta y lo que suceda con algún músico uno puede ser amigo, psicólogo, profesor y hasta padre de alguno de ellos. Es una labor que demanda tiempo y otras actividades, como coordinador y productor de eventos según lo que vaya pasando. Pero lo más importante es orientar a todo este grupo de jóvenes en cuanto a la interpretación de la música que estamos haciendo, es motivarlos a crecer musicalmente y llegar todos a un mismo objetivo.

¿Cuán difícil es ecualizar el sonido de los instrumentos amplificados con los metales o la percusión?

Javier Suárez: Por su característica, dependiendo del lugar donde vamos a tocar, va a variar, puede ser que se torne engorroso por la acústica del espacio o puede ser que todo fluya normalmente. Para lograr ecualizar la orquesta es un trabajo que se hace en el día a día en los ensayos, ya que tenemos instrumentos amplificados como el bajo, el piano y el cuatro más voces, en cambio los metales y la percusión van acústicos. En ese proceso de ensayo uno va nivelando las sonoridades. En los conciertos las cosas cambian, dependiendo de la acústica del lugar vemos si se amplifica todo o si se amplifican solo algunas cosas. Para llegar a un equilibrio tenemos el apoyo del ingeniero de sonido Edgar Espinoza.

¿Cómo fue su formación como percusionista?

Javier Suárez: En cuanto a mi formación como percusionista, tuve mis estudios en los talleres de cultura popular de la Fundación Bigott y Fundarte, guiado por mi maestro Alexander Livinalli, quien es mi gran influencia. También cursé estudios en la Escuela de Música Pedro Nolasco Colón, donde estudié con diversos profesores entre ellos Francisco Méndez. También estudié percusión clásico y piano complementario. Aprendí sobre música latina tomando clases con Vladimir Quintero y Miguel Urbina y con mi profesor Jesús Blanco, quien es otra de mis grandes influencias, hice un curso Técnica y Lectura Rítmica para percusionistas.

¿Cómo fue su formación como director?

Javier Suárez: Mi formación como director ha sido empírica. En este punto mi experiencia musical ha sido determinante, ya que como músico he sido dirigido por diferentes directores, luego haciendo una retrospectiva de todas estas experiencias y sus aprendizajes, más mis estudios musicales, me basé para llevar cabo mis funciones como director de la orquesta. Ha sido un proceso de enseñanza y aprendizaje que he llevado durante los 5 años que tiene la orquesta. También he aprendido mucho viendo como dirigen los grandes directores de orquesta, que en Venezuela tenemos muchos.

Javier Suarez - Oquesta Afrovenezolana Simón Bolívar

¿Cuáles son las principales satisfacciones o triunfos que le ha dado la Orquesta Afrovenezolana Simón Bolívar?

Javier Suárez: Desde el primer día en que nace la orquesta esa ha sido la primera gran satisfacción de la orquesta, en un 01 de abril del 2011 lograr que la orquesta sonara el primer tema. El 28 de mayo de ese mismo año hicimos el primer concierto y eso se puede decir que es un triunfo para la orquesta en cuanto a los conciertos. La orquesta ha avanzado enormemente, en septiembre de 2015 participamos en el VII festival de Jazz de Barquisimeto que es un evento internacional. También viajamos a Yaracuy donde fuimos los padrinos del nacimiento de la orquesta Afrovenezolana de Yaracuy. Hemos hecho conciertos en el estado Vargas y en diferentes e importantes espacios en Caracas. Los logros han sido varios, pero el mayor de ellos lo representa el hecho de que estos muchachos, los integrantes de la orquesta se han desarrollado dentro del proyecto y eso es parte de la satisfacción que deja la orquesta.

El concierto que dieron recientemente en Brión de Tacarigua también fue muy importante y muy emotivo ¿cómo ve usted la importancia para la orquesta de ese concierto?

Javier Suárez: Otro gran momento para la orquesta fue cuando tuvimos la oportunidad de ir al pueblo de Brión de Tacarigua, uno de los municipios que conforman Barlovento, al festival Un Tambor Pa’ San Juan. Allí compartimos con la gente del pueblo y sus cultures, intercambiamos conocimientos y aprendimos de ellos sobre la tradición de San Juan y sus orígenes. Luego, cuando dimos el concierto en la Plaza Bolívar, pudimos llevarle nuestro repertorio a su gente y mostrarles lo que hemos hecho como orquesta.

Fue una experiencia maravillosa y deseamos que se repita, no solo en Tacarigua, sino también en otros pueblos, para lograr eso, el compartir, el intercambio de saberes musicales, tanto de ellos como cultores y nosotros como los intérpretes de música, ya en un formato más elaborado, con arreglos, para decirles que nosotros lo que hacemos en enriquecer lo que ellos viene haciendo.

Javier Suarez

¿Cuáles son los principales objetivos de la Orquesta Afrovenezolana?

Javier Suárez: Una de las cosas más satisfactorias de poder trabajar con esta orquesta es el de poder darle la oportunidad a los jóvenes de conocer, descubrir, interpretar y difundir nuestras riquezas musicales. Así como El Sistema lo ha hecho durante 41 años con la música sinfónica ahora, en la misma institución lo podemos hacer con la música de raíz afro-venezolana que en este país es muy diversa. Hace falta este tipo de proyectos y es una enorme responsabilidad llevarlos a cabo y sobre todo: hacer que sean exitosos. Se trata de investigar, de estudiar, de interpretar con un formato académico nuestras tradiciones. Creo que al poder tocar en teatros tan importantes como el Centro Nacional de Acción Social por la Música, el Teatro de Chacao, el Centro Cultural BOD, PDVSA la Estancia y tantos otros, ante grandes audiencias puede decirse que si se han cumplido con los objetivos, pero todavía nos queda mucho por dar.

¿Qué opina sobre la iniciativa del maestro Valdemar Rodríguez de desarrollar un programa de orquestas que abarcan géneros musicales como el rock, el jazz y la música latina?

Javier Suárez: En cuanto a la iniciativa del profesor Valdemar, es una iniciativa positiva, que permite que aquellos jóvenes que se han formado dentro del ámbito popular tengan la oportunidad de ir a un conservatorio y desarrollar todas esas cualidades musicales, de verdad que es de gran importancia para el proceso musical venezolano. Una iniciativa que debería de copiarse en el resto de los conservatorios, que rompan ese paradigma de que un conservatorio no es solo para estudiar música clásica o música académica, se puede estudiar música popular y sobretodo música venezolana, ya que es nuestra identidad como país.

Javier Suarez - Oquesta Afrovenezolana Simón Bolívar

¿Qué opina usted sobre la labor del maestro José Antonio Abreu?

Javier Suárez: La labor del maestro José Antonio Abreu ha sido loable, estamos hablando de 41 años que tiene El Sistema, eso se merece un gran aplauso. Desde hace 10 años el maestro José Antonio Abreu también dijo vamos a abrirle las puertas a la música popular, y ya hay un encuentro entre la música popular y la música académica, eso también ha sido parte de su labor y eso también ha sido muy positivo para todo este proceso musical que se está viviendo en Venezuela, y muy importante para El Sistema, ya que como lo he manifestado en diferentes oportunidades somos venezolanos y necesitamos de nuestra música, y ya es una realidad.

También, dentro de legado del maestro Abreu, dentro de tantas satisfacciones que le ha dado a niños y adolescentes, es la construcción del Centro Nacional de Acción Social por la Música, donde convergen muchos músicos y en donde se llevan a cabo muchas actividades musicales que enriquecen, permitiendo el intercambio cultural.

¿Cuán grande es la riqueza de la percusión venezolana en líneas generales? ¿Nombre algunos instrumentos de percusión indispensables de la cultura venezolana?

Javier Suárez: La percusión venezolana es muy rica, tenemos tambores a todo lo largo de nuestras costas venezolanas. Por ejemplo, la fiesta de Sam Juan se celebra en un 90% de nuestros pueblos. Hablar de la música venezolana es decir que tenemos oro o petróleo musical gracias a nuestros tambores, estamos hablando de muchos instrumentos, estamos hablando de cumacos, campanas o clarines, el furro, las tamboritas de fulia, los culo e’ puya, las tamboras de gaita, los chimbangles, quitiplás y muchos otros que hacen de nuestra música una de las más diversas a nivel mundial, en cuanto a riqueza y pureza cultural.

Nuestra música es amplia, agradable, bailable, así que con la orquesta tenemos mucho por interpretar, por exportar y seguir investigando. Para este proyecto de orquesta es sumamente importante todo el compendio de los géneros afro-venezolanos, desde su razón de ser hasta todos los instrumentos que la comprenden.

Javier Suarez - Oquesta Afrovenezolana Simón Bolívar

¿Qué nos puede contar sobre esa gran experiencia de rendir homenaje a Un Solo Pueblo?

Javier Suárez: Un gran concierto y una gran experiencia fue el haber realizado ese homenaje a la agrupación Un Solo Pueblo. Fue una tarde maravillosa donde pudimos compartir con varios de los integrantes de esta agrupación, para merecidamente hacerles ese concierto en homenaje a sus 40 años de trayectoria, fue una gran experiencia. Varios de los integrantes de la orquesta nunca habían escuchado a Un Solo Pueblo y aparte de esta oportunidad de escuchar su música, también la interpretaron; para ellos fue maravilloso.

Antes de que naciera la Orquesta Afrovenezolana habían otras agrupaciones similares, que dejaron un legado y es algo que sus integrantes deben entender e internalizar, el hecho que tenemos otra referencia y de dónde estamos partiendo. El hecho de hacer este concierto nos ayuda a tocar esas raíces y saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Fue un concierto totalmente gratificante donde pudimos intercambiar nuestros conocimientos y todo lo que hemos logrado durante 5 años, para plasmarlo una tarde, interpretando la música de una de las grandes instituciones musicales de Venezuela.

Por: Roberto C. Palmitesta R.
proberto@crestametalica.com
@rpalmitesta/@escenarockfm (Twitter e Instagram)