Noche de causas y polémicas en los premios Óscar

0
89

oscars_2016

Spotlight, The Revenant y Mad Max triunfaron en una noche marcada por las protestas por la discriminación racial, los abusos sexuales, el maltrato infantil y la igualdad de derechos para los homosexuales

La 88ª entrega de los premios Oscar, la máxima cita de Hollywood y el séptimo arte, celebrada el pasado domingo 28 de febrero en el Teatro Dolby, estuvo llena de sorpresas por un lado y triunfos de los grandes favoritos por el otro. También resultó ser una de las ceremonias más diversas y divididas en cuanto a premiación de los últimos años. Estuvo marcada por las protestas hacia la discriminación racial y la falta de oportunidades para los artistas afro-descendientes, ya que ninguno fue nominado este año, algo que a cada instante, el anfitrión de la noche, el comediante Chris Rock recordaba con ironía. También hubo referencias al cambio climático, a los derechos de los homosexuales y las causas en contra de los abusos sexuales.

No hubo una gran ganadora, solo Mad Max: furia en la carretera se llevó seis Oscar pero en las categorías a los méritos técnicos. The Revenant (El Renacido) tuvo 12 nominaciones de las que solo ganó tres (pero de las más importantes): Mejor Director para el mejicano Alejandro González Iñárritu, Mejor Actor (¡por fin!) para Leonardo DiCaprio y Mejor Fotografía para el también mejicano Emmanuel Lubezki quien estableció un nuevo record al ganar esta categoría durante tres años consecutivos. Spotlight sorprendió al ganar como Mejor Película y también se llevó el galardón al Mejor Guión Original.

Oscar DiCaprio

¡Por fin DiCaprio!

Leonardo DiCaprio había sido uno de los actores más frustrados en la historia de los premios de la academia. Tal era su mala fortuna que en esta oportunidad las redes sociales estuvieron llenas de “memes”, imágenes y frases que satirizaban su mala fortuna. Pero esta vez rompió el embrujo y se alzó merecidamente con el Oscar al Mejor Actor por The Revenant, donde interpretó a un guía y rastreador que trabajaba para un grupo de cazadores y recolectores de pieles que eran perseguidos por diferentes tribus de indios norteamericanos.

DiCaprio tuvo que ponerse en forma, sumergirse en ríos helados, aprender a cabalgar y manejar armas, soportar un frío inclemente, cargar pesados maquillajes durante horas, aprender un lenguaje indígena y hasta tuvo que comerse el hígado de un bisonte. Su papel estuvo más basado en la expresión corporal que en la cantidad de diálogos.

Oscar The Revenant

Esta era la sexta vez que el rubio histrión competía por la codiciada estatuilla: cinco como actor y otra más como coproductor del filme El lobo de Wall Street. Compitió como actor principal con el filme The Aviator donde interpretó al piloto Howard Hughes; también en  Diamantes de sangre y El lobo de Wall Street. Casi nadie lo recuerda, pero en el años 1994 DiCaprio estuvo nominado como actor de reparto por el filme ¿A quién ama Gilbert Grape?. También fue frustrante cuando La Academia ni siquiera lo nominó por su rol protagónico en la taquillera Titanic.

Oscar spotlight_promo_840x529

Premio a la labor periodística 

Spotlight ganó el Oscar más codiciado: Mejor Película, arrebatándoselo de las manos a The Revenant. Todo aquel que esté graduado o estudiando la carrera de periodismo o comunicación social debe sentirse orgulloso de este premio, porque de eso se trata este filme: de la importancia que representa una minuciosa investigación periodística. Dirigida en forma implacable y con habilidad quirúrgica por Thomas McCarthy, la cinta reconstruye la investigación de un grupo de periodistas que trabajan para el diario The Boston Globe, que destapó el escándalo de cientos de sacerdotes católicos pederastas en la ciudad de Boston. Esta labor periodística fue merecedora en su momento el premio Pulitzer y ahora gana aún más credibilidad por el Oscar.

La comunidad católica del mundo puede sentirse incomodada por Spotlight (incluido el autor de estas líneas quien orgullosamente es católico practicante), pero lamentablemente el Sol no se tapa con un dedo y la pederastia en La Iglesia es un hecho palpable que debe atacarse con fuerza y determinación, con el Papa Francisco a la cabeza de esta lucha, porque lamentablemente un grupo de curas enfermos sexuales echa por tierra la excelente y encomiable labor que realizan miles de sacerdotes en todo el mundo. También hay que puntualizar la saña con la que se trata a la Iglesia Católica en el cine, muchos ejecutivos y productores destinan grandes proyectos y presupuestos en hablar de los aspectos negativos de esta institución, pero ¿por qué no se dedican a hacer filmes que realzan la espléndida labor de tantos siervos de Dios que dan su vida por ayudar al prójimo y por tener un mundo mejor? Bueno, quizá esta temática no venda tantas entradas para el cine… como que no es rentable hablar bien de la Iglesia.

Oscar Iñarritu

Arriba Latinoamérica

El talento Latinoamericano hizo historia en el Oscar. Alejandro González Iñárritu ganó su segundo premio como mejor director en forma consecutiva, constituyendo toda una hazaña y además fue el tercer Oscar consecutivo para un mexicano en esa categoría (los dos suyos y el de Alfonso Cuarón en 2013, por la cinta Gravity). Otro record fue el del también mexicano Emmanuel Lubezki quien ganó en el rubro de Mejor Fotografía por tercer año seguido.

Chile y Colombia también dijeron presente. Los chilenos Gabriel Osorio Vargas y Pato Escala Pierart ganaron con Historia de un Oso el premio al Mejor Corto Animado, haciendo historia para su país y para Latinoamérica. La cinta húngara Son of Saul sobre la oscura etapa del poderío nazi en Hungría coronó el galardón de Mejor Película Extranjera, que fue presentado por la actriz colombiana Sofía Vergara, que se quedó con las ganas de darle el premio a sus compatriotas por la película El abrazo de la serpiente, de Colombia, que era una de las favoritas.

MadMaxFuryRoadPosterByDCDesigns

Los 6 Oscar de Mad Max

La película más galardonada de la noche fue Mad Max: furia en la carretera del realizador australiano George Miller llevándose hasta seis estatuillas, todas premiando los méritos técnicos: mejor vestuario, mejor maquillaje, mejor dirección artística, mejor edición de sonido, mejor mezcla de sonido y mejor edición. En realidad este filme que representó un éxito de taquilla mereció todos estos lauros, porque en realidad fue una obra compleja de gran magnitud, que representó una labor titánica. Venció a otras cintas que tenían grandes méritos tecnológicos como The Martian y Star Wars: Episode VII.

Mad Max está basada en el filme del mismo nombre estrenado en los años 80, pero no es un remake, simplemente toma algunos elementos de la historia del filme original y a algunos de sus personajes principales. Tom Hardy y Charlize Theron interpretan los roles que más de 30 años atrás pertenecieron a Mel Gibson y a Tina Turner. Quizá esta nueva versión supere a la original en cuanto a efectos, producción y méritos técnicos, pero en cuanto a la fuerza de la historia y el argumento se queda corta.

Oscar Stallone Creed

Rocky perdió por decisión de los jueces

Además de DiCaprio, el otro favorito sentimental del público era Sylvester Stallone, por interpretar al personaje que él mismo creó hace 40 años y que lo lanzó al estrellato: Rocky Balboa, en el filme por Creed, la séptima entrega de la saga Rocky. Curiosamente, Stallone había sido nominado como Mejor Actor por caracterizar al mismo personaje en Rocky I, cuatro décadas atrás. En esta oportunidad su papel fue brillante y convincente, el gran campeón de boxeo ahora golpeado por la edad y las enfermedades, al que apenas le quedan energías para entrenar al hijo perdido de su fallecido amigo Apolo Creed.

Stallone, uno de los maestros del cine acción, merecía con creces la estatuilla. Venía de ganar el Globo de Oro, que es otorgado por la prensa especializada, pero esta vez se le atravesó el gran actor británico Mark Rylance, quien dio da la sorpresa de la noche al ganar el premio por su interpretación de un parco espía ruso en el filme de Steven Spielberg Bridge of Spies. 

Esta categoría de Mejor Actor Secundario fue una de las más reñidas, el gran Rocky tuvo muchos retadores, entre ellos Christian Bale por su papel de un excéntrico ejecutivo de Wall Street en The Big Short y Tom Hardy por The Revenant, quien tuvo el reto de disfrazar su juventud y desaparecer su acento británico para hablar el inglés norteamericano campestre de la época colonial. 

Oscar Alicia Vikander

La belleza y el talento de Alicia Vikander y Brie Larson 

La actriz sueca Alicia Vikander sigue subiendo como la espuma en su corta pero exitosa carrera. Su belleza natural combinada con su talento innato la llevaron a triunfar por interpretar a la esposa de un transexual en The Danish girl. La nacida en Gotemburgo es pareja del actor alemán Michael Fassbender (nominado a mejor actor por interpretar nada menos que a Steve Jobs) y ambos representan hoy día una de las duplas románticas más populares de Hollywood. Ellos habían sido muy discretos con su relación y Alicia, tras recibir su estatuilla besó a su media naranja por primera vez en público (un auditorio lleno y 80 millones de televidentes).

El triunfo de Vikander no fue ninguna sorpresa porque era la favorita, lo mismo que la estadounidense Brie Larson, quien ganó como Mejor Actriz por The Room, donde le dio vida a una mujer que pasó cinco años encerrada en un cuarto con su hijo, tras ser raptada y violada.  Larson venía de arrasar con todos los premios anteriores:  el Globo de Oro, el Premio de la Crítica Cinematográfica, el Premio SAG, el Premio BAFTA y el Premio Independent Spirit.

Oscar Dave Grohl 2

Oscar con un toque Rockstar 

En la ceremonia se hicieron presentes los rockstars. El ex – Nirvana y líder de los Foo Fighers, Dave Grohl, interpretó el clásico de The Beatles Blackbird mientras se mostraban las imágenes en una  gran pantalla de las estrellas del cine fallecidas durante 2015, entre ellos Sir Christopher Lee y David Bowie, dos ídolos del rock. Lady Gaga con un look tan formal que parecía irreconocible, interpretó el tema Till It Happens to You, que estuvo nominada a mejor canción original y que forma parte del documental The Hunting Ground, que denuncia los abusos sexuales en las universidades de Estados Unidos.

Oscar Dave Grohl 1

Jenny Beavan fue la ganadora del premio al Mejor Vestuario por Mad Max. Con un look bastante rockero e irreverente subió al escenario a recibir su estatuilla, por diseñar unos vestuarios que también tienen mucho del estilo del heavy metal, para una película que tiene también tiene mucho rock en su banda sonora. Otro filme cargado de rock fue The Big Short, con temas de Metallica, Mastodon, Nirvana y Pantera, en el que además, el actor Christian Bale tuvo que aprender a tocar batería escuchando a algunas de estas bandas. El premio Oscar al Mejor Documental se lo llevó Amy sobre la vida de la cantante de pop-rock Amy Winehouse. 

Oscar Ennio Morricone

Bravo maestro 

El maestro Ennio Morricone, al igual que DiCaprio tuvo que esperar muchos años para ganar finalmente su primer Oscar en la categoría de Mejor Banda Sonora, para el western The Hateful Eight, del irreverente director Quentin Tarantino. Muchas personas se preguntaban ¿en serio este es el primer Oscar para el gran Morricone? Pues sí, ya había sido nominado en esa misma categoría en seis oportunidades anteriores sin tener suerte. El célebre compositor y director italiano de 87 años de edad con una trayectoria intachable de más de 70 años en la que ha compuesto música para más de 500 películas y series de televisión, dio un discurso conmovedor en idioma italiano, en el que otras cosas, felicitó a su compañero y amigo John Williams (quien estuvo nominado por la banda sonora de Star Wars: Episode VII).

El nacido en Roma ya había recibido un Oscar en el 2006, pero fue en la mención honorífica por sus “magníficas contribuciones para la música del séptimo arte”. También es ganador de dos  premios Grammy, tres Globos de Oro, cinco BAFTA y el Premio de Música Polar en 2010, considerado como el Premio Nobel de la música, entre muchos otros reconocimientos. En total ha vendido más de 70 millones de discos. ¡Bravo maestro!

Palabras de reflexión

La 88ª ceremonia de entrega de los Oscar estuvo marcada por las críticas y llamados de atención. El anfitrión Chris Rock utilizó al máximo su cinismo para quejarse por la falta de oportunidades para actores, productores y cineastas afro-descendientes. Es insólito que este año NINGÚN afro-descendiente haya sido nominado y la mayoría de los actores, productores, ejecutivos y directores presentes en el Teatro Dolby se hicieron solidarios con la protesta que casi llega a boicot por parte de Chris Rock. Inclusive fue mostrado un fragmento donde el cineasta Spike Lee declara que “en Estados Unidos es más fácil ser presidente de la nación que director de un estudio cinematográfico”.

Además de las críticas de Chris Rock que se mantuvieron durante toda la ceremonia, el mexicano Alejandro González Iñárritu declaró tras recibir el premio en referente al tema racial: “Tengo mucha suerte, pero por desgracia otros no la tienen (…) son muchos los que no te escuchan, solo ven el color de tu piel”. Luego, tras bastidores continuó con el tema: “el debate no es blancos y negros porque lo siguiente es, ¿qué? ¿Oscar muy marrones? (…) Falta una plataforma moderada que trate el tema en profundidad porque seguir juzgando a la gente por el color de su piel es absurdo”.

El tema del cambio climático también estuvo presente y fue tratado por Leonardo DiCaprio tras recibir su premio. “Tuvimos que cambiar de locación para buscar nieve”, puntualizó.  “El cambio climático es real, no tomemos al planeta por sentado como yo no tomo este galardón por sentado”, aseguró el actor.

Writing’s on the wall, de la película de James Bond Spectre, fue la ganadora como Mejor Canción Original y al parecer la saga Bond es una garantía de ganar estatuillas para sus canciones. Sam Smith, intérprete del tema ganador, aprovechó la oportunidad para rendir un homenaje a la comunidad de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (LGTB). “Estoy acá esta noche como un hombre gay orgulloso y espero que todos podamos ser iguales algún día”, declaró el británico.

El abuso de menores por parte de sacerdotes también fue abordado por el equipo del filme Soptlight. “El Papa Francisco tiene que ponerle fin a este problema”, proclamó uno de los productores. Igualmente, las voces por el abuso y el maltrato infantil también se hicieron sentir y nada menos que por la estrella pop Lady Gaga y hasta por el propio Vicepresidente de los Estados Unidos Joe Biden.

 Por: Roberto C. Palmitesta R.
proberto@crestametalica.com
@rpalmitesta/@escenarockfm (Twitter e Instagram)