¿Militarizar más?

0
148

Mónica Herrero

En estos días estaba viendo nuevamente el documental de Carlos Oteyza, “Tiempos de dictadura” y cada vez más sorprende la cantidad de similitudes con este régimen que nos agobia desde hace 17 años. Claro, imposible comparar a Pérez Jiménez con el que tenemos de turno, lógicamente. Aunque militar es militar… Pero entre tantas anécdotas que contaban los que vivieron la persecución por la Seguridad Nacional, es menester recordar una frase del ex presidente Rafael Caldera: “Por lo visto es más fácil militarizar a los civiles que civilizar a los militares”.

5 de julio de 1811, Venezuela firma el Acta de Independencia.

5 de julio de 2016: presencia cubana en la Fuerza Armada Nacional. Una deuda multimillonaria con el gobierno chino. Petróleo y otros recursos naturales como moneda a cambio de “favores”. Negocios dudosos con Rusia. Compra de alimentos y medicinas a países latinoamericanos y del Caribe que dejaron de producirse en Venezuela.

¿Cuál independencia?

Hoy, después del desfile militar para conmemorar esta fecha, Nicolás Maduro dijo: “El poder militar debe seguir incrementándose para la independencia, para proteger al pueblo y la patria”. Insistió: “Una República independiente necesita un poder militar cada vez más poderoso, más grande”. (resaltado mío) Se podría inferir que esa defensa es solamente para unos cuantos, los que están – por ahora – en el poder.

La historia es cíclica y todo tiene su final… Y otro comienzo, el comienzo necesario para un país despojado de lo más básico: medicinas, alimentos, seguridad y, sobre todo, los derechos fundamentales contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos http://www.un.org/es/documents/udhr

Todas las dictaduras caen, unas con más fuerzas que otras y la historia se encarga de reparar el mal que les han hecho a los países que las han sufrido.

“Quienes tienen ética dudosa, o francamente en quiebra, acentúan la nota del radicalismo verbal. Enarbolan extremistas banderas para cubrir la averiada mercancía de su nada limpia conducta práctica. De aquí que ese grupo vocee y proclame su socialismo; anuncie profunda revolución de las estructuras (…)”.
Rómulo Betancourt. 1968

 

Por: Mónica Herrero
@moniqueee1982 (Twitter)