Los mejores 20 discos de classic rock de 2017

0
1111
Share

1 Alice Cooper “Paranormal” (EEUU)
2 Robert Plant “Carry fire” (Inglaterra)
3 Black Country Communion “BCIV” (EEUU-Inglaterra)
4 U2 “Songs of Experience” (Irlanda)
5 Mr. Big “Defying Gravity” (EEUU)
6 Foo Fighters “Concrete and gold” (EEUU)
7 Deep Purple “Infinite” (Inglaterra)
8 Roger Waters “Is this the life we really want” (Inglaterra)
9 The Darkness “Pinewood smile” (Inglaterra)
10 Ringo Star “Give me love” (Inglaterra)
11 Queens of the Stone Age “Villains” (EEUU)
12 Bob Dylan “Triplicate” (EEUU)
13 The Winery Dogs “Hot streak” (EEUU)
14 Living Colour “Shade” (EEUU)
15 Richie Kotzen “Salting earth” (EEUU)
16 Incubus “8” (EEUU)
17 Scorpions “Born to touch your feelings” (Alemania)
18 Pink Cream 69 “Headstrong” (Alemania)
19 Night Ranger “Don´t let up” (EEUU)
20 John Mayer “The Search for Everything” (EEUU)

Mención Especial
Motorhead “Under Cover” (compilado de versiones)

Ritchie Blackmore “Live in Birmingham” (disco en vivo)
David Gilmour “Live in Pompeii” (DVD-CD en vivo)
Uriah Heep “Future Echoes of the past” (disco en vivo)

En el 2017 buena parte de los artistas que le han dado vida, forma y orientación al rock desde sus inicios y por más de 50 años hicieron presencia con excelentes producciones discográficas, probando que pese a que la mayoría superan las 60 y hasta las 70 primaveras, todavía tienen muchísimo que ofrecer a la escena mundial, representando un faro que ilumina y orienta a las nuevas generaciones. Robert Plant y otros ex – Led Zeppelin, Deep Purple y sus ex’s por separado, Alice Cooper, Richie Blackmore, Bob Dylan, Roger Waters, David Gilmour, Ringo Star, Scorpions, Uriah Heep, U2, Motorhead y pare de contar dictaron un verdadero post grado sobre cómo hacer el mejor rock en los tiempos modernos.

Fueron 12 meses memorables en los que estos abuelos del rock todavía siguen pateando traseros y movilizando multitudes. Pero también hay varios representantes de las generaciones que se forjaron a partir de los 80 y 90, y algunos casos de quienes aparecieron con el nuevo milenio. Lo cierto es que el rock clásico mandó y brindó satisfacciones a granel.

Alice Cooper tuvo en “Paranormal” el que quizá sea el mejor CD de sus últimos 15 años de carrera, gracias a que cada tema devela todas sus facetas, es como un resumen de su trayectoria pero con material inédito. Además contó con una banda de estrellas de rock así como con sus integrantes originales.

Robert Plant grabó una joya llamada “Carry Fire” en la que sigue demostrando porque se le considera como uno de los mejores cantantes de rock de todos los tiempos; vaya manera de usar todos los recursos de su voz, es admirable, apelando a la melancolía y aplicando influencias de la música oriental.

El supergrupo Black Country Communion comandado por Glen Hughes volvió con un disco muy sólido, quizá el mejor de los cuatro que han editado, esta vez con un sonido más pesado y apoyado en la labor virtuosa de cada integrante. U2 se revindicó en el maravilloso “Songs of experience”, una placa accesible, moderna pero con destellos de su etapa ochentosa. Dave Grohl y sus Foog Fighters presentaron una producción muy completa y diversa en estilos y sonoridades, superando a sus predecesores que también fueron excelentes.

 

Mr. Big sigue siendo Mr. Big, ahora con “Defying Gravity”, una apuesta menos virtuosa que sus anteriores trabajos, pero en la que ahondaron en detalles, cuidando a la perfección la estructura compositiva de cada canción.


Los maestros Deep Puple al parecer se despiden con “Infinite” y quisieron dejar huella con un último esfuerzo discográfico en el que se aprecian destellos de su etapa dorada, pero sin abandonar el estilo que han practicado las dos últimas décadas.

Roger Waters continua siendo una institución, con el estilo critico que lo caracteriza midió bien el uso de varias influencias para plasmarlas en un “Is this the life we really want” que se pasea entre el progresivo y el rock clásico al estilo británico, más la encomiable labor de producción. The Darkness pudo haber sido fundada en el 2000 pero se ha caracterizado por adoptar sonido y estilo de antaño, vintage, con su mezcla de hard rock y glam que los ha catapultado; en 2017 este cuarteto encabezado por los hermanos Hawkins dejó un buen sabor con el pegajoso “Pinewood smile”.

Cierra el top 10 Ringo Starr con su “Give me love”, un disco muy pacifista y positivista, evocando el rock and roll de los 60 con tintes modernos y numerosas influencias que se pasean por el pop, folk y hasta el reggae, inclusive en uno de los temas fue acompañado en la voz y en el bajo por su ex – compañero Paul McCartney, revolviendo nostalgias. También participaron nada menos que Steve Lukather, Peter Frampton, Joe Walsh, Nathan East, Matt y Gregg Bissonette, y Edgar Winter.

Queens of Stone Edge lució en plena forma con “Villians” y el poeta Bob Dylan es una fuente de inspiración inagotable en “Triplicate”. The Winery Dogs sigue siendo el power trío arrasador que prometió ser en “Hot Streak”, y su cantante y guitarrista Richie Kotzen presentó un nuevo y excelente esfuerzo solista con “Salting earth”. Fantástico el regreso de los camaleónicos y excéntricos Living Colour que pueden tocar perfectamente el género que se les apetezca y esa habilidad de manifiesta en “Shade”.

Por su parte Incubus, una de las bandas más representativas de los 90 aún tiene su llama ardiendo y lo demostró en “8”. Los alemanes Scorpions no se cansan y en verdad nacieron para tocar sentimientos y así es como se llama su nuevo CD “Born to touch your feelings”, que compila sus mejores baladas con un par de temas inéditos. Hablando de rockeros teutones, Pink Cream 69 se lució con “Headstrong”, sigue siendo hard rock pero esta vez con un espíritu más hacia el rock and roll y tonos del blues. Con una actitud similar a la de los germanos antes mencionados, la nostalgia del hard rock más clásico de Night Ranger se hizo sentir en “Don´t let up”. John Mayer posee feeling y diversos recursos para tocar su guitarra y así quedó plasmado en “The Search for Everything”.

Retomando la idea del primer párrafo, el 2017 fue el año en que los maestros brillaron como el sol, dejando claro a sus alumnos que todavía tienen muchas lecciones que enseñarles. Si bien no editaron discos de estudio, mención especial tiene el gran regreso del mítico “hombre de negro” Ritchie Blackmore, quien con nuevos compañeros de equipo entregó un sensacional disco en vivo que a más de uno hizo llorar de emoción. Los pletóricos Uriah Heep también dijeron “presente” sacando a la venta un maravilloso álbum de directo titulado “Future Echoes of the past”. Si de excepcionales discos en vivo se habla, imposible dejar de resaltar el “Live in Pompeii” del otro ex – Pink Floyd, David Gilmour, que sin duda es un ítem de colección, así como un documento histórico.

El legado de Motorhead se proyecta hacia el infinito y para rendir tributo al desaparecido Lemmy Kilmister, sus compañeros dieron el visto bueno a la disquera para lanzar “Under Cover”, un interesante CD compilado de versiones de bandas como Judas Priest, Metallica, The Rolling Stones, Rainbow y muchas otras.

Por: Roberto C. Palmitesta R.
proberto@crestametalica.com
@RPalmitesta @EscenarockFM

Share