A la hora justa

0
720

Autor: William Padrón
Editorial: Ediciones B / Música para leer

“A la hora Justa” es el primero libro venezolano que intenta reconstruir la historia de la banda de rock Sentimiento Muerto, una de las más trascendentales e influyentes dentro de la historia del rock venezolano. También es el segundo texto del escritor y periodista William Padrón, quien había tenido un interesante primer intento con “Caramelos de Cianuro: La Carretera”. Fue acertado encomendarle esta obra a Padrón, sin duda uno de los comunicadores sociales especializados en rock más respetados de Venezuela, quien además fuera ejecutivo discográfico.

Cuesta a veces escribir bien de los amigos, porque más de uno puede decir “hablaste bien del libro porque William es tu pana”, y es cierto, no niego mi amistad y camaradería periodística desde hace muchos años, pero con una mirada objetiva, puedo asegurar que se trata de un excelente libro que hasta pudiera convertirse en el tiempo en una obra de culto.

William Padron

Es meritoria la forma en que el autor utilizó la técnica de la entrevista para escribir su obra, inclusive recuerdo haber llevado a William a una de mis clases de periodismo en la Universidad Santa María en la que justamente impartía como materia la entrevista, para dar una charla sobre sus libros.

A través de las conversaciones con Alberto Cabello, Edgar Jiménez, Wincho Schäfer, José “Pinguino” Echezuría, Sebastián Araujo, Héctor Castillo y Pablo Dagnino, desde distintos países (Venezuela, EEUU y Canadá), Padrón pudo reconstruir una sólida historia que abarca interesantes anécdotas y acontecimientos de la carrera de Sentimiento Muerto.

Sentimiento Muerto

Pero William Padrón nunca se conformó con la versión rosa de los hechos, él también abordó los conflictos de la banda, así como sus momentos más difíciles, las desilusiones y hasta los procesos de separación que envolvieron a los músicos. Es interesante discutir el por qué los integrantes decidieron hablar del caso más de veinte años después de su ruptura y parte de las respuestas están en el libro.

Son 200 páginas que transcurren rápidamente a los ojos del lector, más si es fan de la banda o si tiene curiosidad por conocer cómo era la movida del rock venezolano durante los años 80 y principios de los 90. William también hace unos análisis muy interesantes de los discos de Sentimiento Muerto y sus conciertos. Las fotos del archivo de la banda ayudan a reconstruir los hechos y además revisten un gran valor documental. Vale destacar que el prólogo estuvo a cargo de Carlos Segura, cantante de Zapato 3.

Por: Roberto C. Palmitesta R.
proberto@crestametalica.com
@RPalmitesta @EscenarockFM