En el béisbol de Venezuela ser scout es un arte

0
339
Ricardo Petit con Juán Yépez

Aseguró Ricardo Petit,  Scout profesional que ha trabajado para organizaciones como los Padres de San Diego y los Medias Rojas de Boston

Prensa Cresta Metalica

El venezolano Ricardo Petit, quien fuera pitcher para los Bravos de Atlanta y los Tiburones de La Guaira, asegura que la crisis que vive Venezuela ha mermado en el número de vitrinas o eventos que le permiten a los jóvenes prospectos el mostrar su talento, es por ello que considera que la labor del scout ahora más que nunca es indispensable para que los jóvenes puedan abrirse campo en el béisbol internacional; pero ser cazatalentos, sobre todo en Venezuela, es un arte que hay que desarrollar.

El scout comienza su día desde que sale de su casa en busca de un talento que cubra sus expectativas y que lo haga sentir que encontró al jugador ideal que va a jugar en las Grandes Ligas. Este no es exactamente un trabajo de oficina, implica viajar constantemente, estar largos periodos lejos de casa, estar todo el día, bajo el sol o la lluvia, en un campo de béisbol y un enorme número de prospectos a evaluar. A partir del momento en que entras al estadio, comienza el difícil trabajo de encontrar la futura estrella, haciendo una evaluación y proyectando el desarrollo físico que pudiera tener cada uno de estos jóvenes cuando lleguen a su madurez”, expresó Ricardo Petit.

Ricardo Petit – Diamond Academy

Vale recordar que a Ricardo Petit se le debe la entrada a la gran carpa de estrellas como José Lobatón, José Peraza, Víctor  Reyes y Juan Yépez entre muchos otros. Además de su labor como caza talentos es director de la Diamond Academy ubicada en San Antonio de Los Altos, estado Miranda. Desde allí busca garantizar que los futuros prospectos tengan el aprendizaje y el desarrollo adecuado.

¿Cuáles son los criterios para seleccionar un prospecto? Petit responde la interrogante explicando que existen diversos criterios: “debes basarte en tu experiencia y miras el tamaño de sus manos y pies, el largo de sus piernas y brazos, y haces una proyección, algunas veces te guías por el tamaño de los padres. Una vez realizada la evaluación del cuerpo (hombros, espalda, piernas, brazo, tronco), se trata de hacer una comparación física con algún jugador al que te recuerde el prospecto físicamente. Luego comienzas a evaluar las herramientas de fildeo, fuerza del brazo, habilidad de bateo, poder y velocidad. Un scout tiene que saber, no solo cómo evaluar las cualidades actuales del atleta, sino también cómo reconocer su potencial”.

Ricardo Petit con José Lobatón

El scout evalúa a los jugadores de posición en cinco áreas básicas, también conocidas como las 5 herramientas. Un pelotero que se muestre consistente en las 5 herramientas en juegos o tryouts/workout (que es la práctica que realiza el scout para evaluar a los prospectos), es considerado un jugador especial, proyectando que en poco tiempo y con trabajo duro se convertirá en un profesional de las ligas mayores, que es básicamente el sueño de todo scout. Por otra parte, al momento de observar a los pitchers, el scout puede evaluarlos detrás de su posición o detrás del home, para poder tener una mejor vista del ángulo del brazo del lanzador”, añadió.

Petit aseguró que “la labor de un scout es muy importante y fundamental para el desarrollo del béisbol profesional, ya que constituye el primer eslabón de la cadena. Gracias al scouting es posible descubrir el talento de muchos jugadores que, en el futuro, dependiendo de sus ganas, esfuerzo y perseverancia, serán deportistas profesionales. A raíz de que tú como scout descubres el talento incrementas la posibilidad de producir más jugadores de Grandes Ligas, y a la vez haces una labor social dándole una oportunidad y esperanza de progreso a muchas familias. De no existir los scouts, muchos jugadores talentoso han podido quedar en el anonimato y hasta en el olvido”.

Sigue a Ricardo Petit y a la Diamond Academy en sus redes sociales:
@DiamondAcademyllc