El Rock ¿Filosofía, Negocio o la Filosofía del Negocio? (Parte 2)

0
136

Hace ya unos meses (en la primera entrega de este artículo), estuvimos hablando de manera muy somera sobre la visión corporativa y de negocio dentro de una banda de rock, ello generó un debate muy interesante enfocado más que nada en la validez del uso de la palabra “negocio” asociada al rock en nuestro país, aparentemente y según lo que he podido colegir luego de leer los diferentes argumentos esgrimidos en dicho debate, existe una tendencia general a confundir los conceptos de “negocio” con “mercantilismo”, de hecho ha habido algunos que han mezclado hasta la política en esto hablando de la influencia del “capitalismo salvaje” etc.

Es por esta razón que antes de entrar en materia me gustaría colocar acá las definiciones que el Diccionario de la Real Academia Española (RAE) nos da sobre las palabras “negocio” y “mercantilismo” amen de hacer una especie de aclaratoria de mis razones para asociar los conceptos de “empresa”, “negocio” y “mercado” (entre otros) al rock.

Negocio: (Del lat. negotĭum).

1. Ocupación, quehacer o trabajo.
2. Dependencia, pretensión, tratado o agencia.
3. Aquello que es objeto o materia de una ocupación lucrativa o de interés.
4. Acción y efecto de negociar.
5. Utilidad o interés que se logra en lo que se trata, comercia o pretende.

Mercantilismo:

Espíritu mercantil aplicado a cosas que no deben ser objeto de comercio.

Una vez revisadas estas definiciones y recordando parte de los argumentos que fueron esgrimidos a lo largo de estos meses por diversos entes, vale decir que cuando me refiero a la visión de negocio no me refiero al extremo de este, es decir donde poco importa la calidad del material con tal de que se venda, no, me refiero simplemente a la seriedad con que las cosas deben hacerse para que tengamos el tipo de escena que queremos.

Para finalizar esta especie de introducción me gustaría que pensáramos un minuto en lo siguiente:

¿Si este fin de semana decido hacer una parrilla para mi familia y amigos como no soy maestro parrillero, es decir, que no vivo de eso sino que lo hago por nota, porque me gusta, eso me da derecho o justifica el comprar carne de tercera o de cuarta, cocinarla mal, sin normas básicas de higiene, sin comprar nada para beber ni preparar ningún tipo de acompañantes como ensalada o pasapalos etc?, adicionalmente comienzo la preparación de todo unas 3 o 4 horas después de la llegada de los comensales, no me dedico a atender a mis invitados (total no soy un maestro en esto, es un hobbie, que más quieren los estoy invitando de pana), ¿Es válido y plausible esto por qué por ejemplo no somos un país experto en carnes?. Pensemos en ello pero aplicándolo al rock en nuestro país, tanto a bandas como a productoras y medios.

Luego de este breve ejercicio, es muy importante recordar que la organización de un concierto o evento cualquiera debe tener entre sus objetivos más importantes el entretenimiento, para ello es necesario tomar en cuenta diversos aspectos y, lógicamente (nos guste o no) ello implica una INVERSION tanto de tiempo como de dinero (capital), por lo que es muy lógico que cualquier productor (a) espere un retorno que le garantice un mínimo de rentabilidad, es decir que al menos se justifique tanto el esfuerzo como el capital invertido.

Es por ello que existen una serie de aspectos básicos a tener en cuenta al momento de organizar cualquier evento musical, estos aspectos pueden ser “resumidos” en:

1. La definición de los objetivos y el tipo de evento: Algunos podrán decir ¿Objetivos? ¿otra vez? Y la respuesta amigas y amigos es POR SUPUESTO QUE SI ya que en función del tamaño y el tipo de concierto las condiciones serán COMPLETA Y ABSOLUTAMENTE DIFERENTES, ¿Cómo es eso?, pues bien, si el evento es de una banda tributo en un local nocturno, las condiciones serán diferentes a los de una banda tocando música propia en el mismo local o en un teatro, (ni hablar si pensamos en una banda internacional), o si por ejemplo el evento es al aire libre las condiciones serán muy diferentes a las de un recinto cerrado, es por ello que (repito), nos guste o no, el establecimiento de objetivos, metas y la definición del tipo de evento que queremos hacer es E-SEN-CIAL para el buen desarrollo de este ya que determinará entre otras cosas el tipo de inversión y la cantidad de capital necesario para ello.

2. La inversión del evento: Este es uno de los puntos más álgidos y complejos del asunto ya que presenta diferentes aristas a tener en cuenta (si lo desean tomen su calculadora y comiencen a sumar):

A. Bandas: Usualmente es aquí donde todo comienza siendo un asunto bastante delicado ¿Por qué?, Primeramente porque contratar a CUALQUIER BANDA equivale a una serie de gastos lógicos como transporte, alojamiento, comida, viáticos y pago, (si, pago, estipendio, remuneración, quien no comprenda este punto por favor lea la parte 1 de este articulo), lógicamente el ente organizador tratará de buscar (pensando en su economía), aquella o aquellas bandas que no ameriten grandes gastos o si es posible que ni siquiera exijan un pago por su trabajo. Sin embargo la adecuada escogencia de las bandas o (para utilizar el argot apropiado) del cartel del evento está directamente relacionado con la probabilidad de éxito o fracaso de este, ¿Por qué? Pues porque cada banda tiene o suele tener un público cautivo, el cual al menos en teoría se sentirá atraído al evento por la presencia de una o de determinadas agrupaciones, es decir que las bandas escogidas deben ser garantes de un buen show en todo sentido, de manera que el tipo, la cantidad y hasta el estilo de las mismas son detalles a tener en cuenta si queremos tener un show coherente y con una presencia de público al menos respetable. Más importante aún es tener en cuenta a que sector del publico nos estamos dirigiendo, es decir si organizo un show de metal extremo incluir en el cartel a una banda de glam no sería digamos lo más apropiado (entendemos que en otros países esto es muy común, pero debemos reconocer que en el nuestro esto no es la mejor alternativa para garantizar asistencia.).

B. Alquiler del sitio: Ya sea un teatro, un local nocturno o un espacio al aire libre normalmente se debe cancelar una cuota o tarifa de alquiler cuya cifra incluye varios ceros así que sigamos sumando (hay algunos locales nocturnos que no te cobran una tarifa pero te exigen un porcentaje alto del dinero recaudado por concepto de entradas).Tarima, Sonido e iluminación: Los costos de alquiler de una empresa de sonido e iluminación dependerán del tipo de evento, si es al aire libre, si es un sitio cerrado, si es un local nocturno así como de la duración del mismo y hasta en algunos casos de la o las bandas del cartel, lógicamente por muy económico que te resulte esta inversión la misma siempre será de varios miles de bolívares.

C. Permisología: La parte legal es sumamente importante, todos los trámites relacionados con esta segmento requieren de tiempo y dinero, no me refiero a dinero para mmm digamos, estimular la celeridad de los mismos, sino a los impuestos, pago a la sociedad de autores.

D. Publicidad: He aquí otro punto álgido y hasta polémico, hoy en día y gracias a las redes sociales se suele creer que la publicidad es algo casi que de segundo plano, es decir, publico el evento en Facebook, Twitter etc y veo cuantas personas “dicen” que asistirán y listo. Esto amigas y amigos es un ERROR GARRAFAL y lamentablemente muy común en nuestros días. Una buena publicidad, una publicidad de calidad, debe abarcar la mayor cantidad de medios posibles, es decir, radios, web y hasta tv (si conseguimos algún programa musical especializado) por supuesto esta publicidad también requiere de tiempo y de dinero amen de la participación de las bandas, sin olvidarnos del diseño de un buen afiche, repartición de flyers así como el diseño e impresión de las entradas. Una publicidad bien llevada Y CON TIEMPO SUFICIENTE, NO UNA SEMANA ANTES, suele garantizar el éxito de un evento (claro hay excepciones pero en promedio ocurre así).

E. Envío de Notas de Prensa a Medios: Como parte de una campaña de publicidad adecuada pero por encima de todo EFECTIVA tenemos la elaboración de las notas de prensa donde se informa a los medios sobre el evento, hora, lugar, bandas participantes, invitados especiales, se incluyen fotografías alusivas etc, es decir, la información completa para hacerla circular NO SOLO EN LOS MEDIOS ESPECIALIZADOS sino también en los BIG MEDIA ¿Por qué? Porque aunque no lo crean en estos BIG MEDIA labora gente “old school” del rock a la cual si se le presenta una nota de prensa bien elaborada puede perfectamente publicarla o mencionarla en su espacio e inclusive solicitar entrevistas a las bandas u organizadores. De igual manera se debe poner especial cuidado al momento de enviar una nota de prensa ya que según su destino. (Radio, Web, Prensa Escrita o TV) la misma puede llevar ligeras variaciones.

Ahora bien ¿Qué beneficios trae esto? Pudieran algunos preguntar, pues nada más y nada menos que el llegar a un % mayor de público, inclusive a aquellos que aunque formen parte del target al que nos dirigimos, no están al tanto de nuestras actividades por no revisar los “medios underground” con regularidad. Repetimos, una nota de prensa NO ES etiquetar a los panas y páginas de medios en fotos de redes sociales por lo que muchas veces el desarrollo de una campaña publicitaria adecuada requiere la contratación de los servicios de un profesional (lo cual en estos tiempos no es difícil). De manera tal que vemos como LA SERIEDAD, LA PLANIFICACION, LOS OBJETIVOS E INCLUSIVE LA DEFINICION DEL TARGET DE PUBLICO AL QUE SE QUIERE LLEGAR son extremadamente importantes a la hora de realizar un evento.

F. Personal contratado: ¿Personal? Si, personal, se necesita un equipo de trabajo de varias personas para poder llevar a buen término un show o evento musical, amén de una empresa de seguridad especializada para garantizar no solo el orden dentro del mismo sino la seguridad de las personas y equipos que habrán allí, de igual modo se requiere de una persona que lleve el orden de las bandas y tarima (Stage Manager), un personal que se encargue de recibir y ubicar a las bandas, invitados de prensa etc e inclusive en algunos casos debes contratar a un ingeniero de sonido para que se encargue de coordinar todo lo relacionado con el sonido del show en general e inclusive (y si las condiciones de nuestro evento lo permiten) el uso de promotoras que tengan a su cargo el promocionar a algunos patrocinantes o algún show de entretenimiento alternativo en el evento. Todas estas personas deben (o al menos eso debería ser así) cobrar por su trabajo (sigamos sumando).

G. Patrocinios: Una manera de abaratar algunos costos son los patrocinios, usualmente estos vienen dados por un espacio en el afiche o flyer del evento para el logo de la marca o compañía, a cambio de bien sea dinero en efectivo o de la prestación de un servicio, ya sea de transporte, comida o simplemente de difusión constante en un medio determinado.

3. Detalles Misceláneos: Quise incluir este punto porque aunque normalmente no debería representar un gasto para la productora puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso de un show ¿Cuáles son estos puntos misceláneos? Nada más y nada menos que:

El horario del evento y la puntualidad: Normalmente ocurre que se coloca una hora para el inicio y el show comienza a veces hasta 3 o 4 horas después, es entonces cuando caes en cuenta de que no existe un cronograma del evento o de que no hay manera de que el mismo pueda cumplirse, ello va en detrimento directo de la calidad del evento en desarrollo así como de los venideros, atentando además contra el siguiente punto que es:

El número de bandas participantes: Últimamente se ha puesto en boga el organizar festivales de más de 5 bandas, llegando a tener hasta 14 agrupaciones en un mismo escenario sin importar si es un local, un teatro o lo que sea, si agregamos las 3 o 4 horas mínimo de atraso usuales para que todo comience, más el tiempo requerido para montar y desmontar cada banda, tendremos un evento que si arranco con 250 personas a mitad del mismo habrán menos de la mitad y pasada la medianoche menos de la mitad de esa mitad, con mucha gente ya saturada por el volumen, cansada etc, recordemos además que tristemente el sistema de transporte público de nuestra Venezuela no es el mejor y los niveles de inseguridad lo suficientemente altos como para que la mayoría de la gente pase de quedarse en un recinto hasta altas horas de la madrugada.

La venta de comidas y bebidas en el interior del recinto: ¿hay que decir algo al respecto?

La presencia de baños: Muchas veces la palabra “baño” no es más que un mero eufemismo y si bien es cierto que para el público masculino esto no suele tener tanta importancia no ocurre lo mismo con el universo femenino por lo que este es un detalle a tener en cuenta sobretodo si el evento es al aire libre.

La ubicación del local: Si el local es céntrico y la zona cuenta con un buen sistema de transporte público (bueno al menos decente pues), la asistencia será mayor que aquel local que este ubicado en zonas muy alejadas o de difícil acceso y esto nos lleva al siguiente punto:

El día escogido para el show: mucha gente considera que esto no tiene importancia pero está más que demostrado que un show en los primeros días luego de la quincena y más si es viernes o sábado tendrá un mayor índice de audiencia que uno organizado en otras fechas, (insistimos, hay excepciones), a esto hay que agregar la importancia de tomar en cuenta si estamos en periodo de lluvias o de sequía (¿es necesario aclarar el por qué de ello?).

El punto de venta de entradas: Aunque aún no estamos muy acostumbrados a lo que llaman “pre venta” de entradas, la escogencia de unos buenos puntos de venta y una buena campaña en ese sentido puede fungir como un elemento importante no solo de publicidad, sino que nos permitirá además agilizar el ingreso de gente al local en el día señalado para el show.

La animación del evento o los intermedios entre bandas: Muchas veces te das cuenta que una banda está tocando porque su vocalista saluda al público o simplemente porque la agrupación comenzó a tocar, generando dudas en la gente sobre si se está probando sonido o si realmente comenzó el performance del artista, lo ideal es establecer un cronograma estricto entre bandas (incluyendo las pruebas de sonido) y colocar un fondo musical para llegado al momento presentar al grupo bien sea con un animador o con alguna cinta pre grabada donde se le anuncie al público que el siguiente artista va a comenzar.

Los elementos adicionales (rifas etc) durante el show: La inclusión de otros elementos siempre le agrega un plus a los shows (si se hacen a conciencia y de la manera correcta) así que las rifas o la presentación de algunos elementos de entretenimiento adicional usualmente son bien recibidos por el público y evita que el evento decaiga hasta niveles de aburrimiento.

Luego de todo esto (que por supuesto es una visión MUY GENERAL que obvia casos específicos) cabe preguntarse ¿Cuánto debe entonces costar una entrada para un concierto?, si han ido sumando en la calculadora, aun cuando hayan restado algunos puntos suponiendo la existencia de varios patrocinios, se darán cuenta que la inversión de capital para un show suele ser de mediana a alta (dependiendo de cómo hayamos hecho las cosas) y que lo más normal es que el organizador calcule el costo de la entrada en base a una audiencia mínima que le garantice por lo menos (como mencionamos al inicio) cubrir los gastos, es decir que se suele pensar por ejemplo “mmm 150 personas a x cantidad de bs me garantiza cubrir los gastos”, tomemos en cuenta además que hoy en día nadie (ni bandas ni empresas de seguridad y sonido) esperan al final del show para que se haga efectivo su pago, es decir, que cada tarifa debe ser cancelada al menos 24 horas antes del concierto, resulta entonces absolutamente indiscutible que organizar un evento “como dios manda” es una especie de ruleta rusa.

Muchos podrán decirme que para eso hoy en día están las oportunidades que brindan los locales nocturnos con propuestas de negocio de un porcentaje de las ganancias en la puerta y tienen razón, sin embargo si se detienen a pensar un poco, ello no excluye todos los puntos anteriormente mencionados, nada más en el sonido (por decir algo) habría que preguntarse si lo que ofrece el local es lo más apropiado para que la o las bandas tengan un sonido y un performance mínimamente apropiado.

En resumen realizar un evento requiere de una gran responsabilidad y visión por parte del organizador, pero indudablemente también requiere que nuestro público comprenda el nivel de esfuerzo y el nivel de inversión de capital (gasto de dinero pues) que ello implica y que amen de la fuerte crisis económica por la que atravesamos, un concierto debe tener un costo de entrada adecuado para que TODOS GANEN, a menos claro está que obtengas un patrocinio general casi del 100% lo que te permitiría ofrecer un show casi gratuito, pero sabemos de sobra que eso no es lo más común. Es por ello que la próxima vez que asistamos a un show, antes de quejarnos por el costo de la entrada pensemos en todos los gastos que se necesitaron para sacar adelante este evento y analicemos OBJETIVAMENTE la calidad de lo ofrecido para así poder brindar una adecuada opinión de las cosas.

Para finalizar, luego de ver todos estos aspectos ¿Puedo seguir pensando que el rock no debe tener una visión de negocio? ¿Qué cada uno de sus aspectos no puede ni debe ser visto bajo una visión corporativa o de empresa?, ¿Puedo pensar que no importa si como organizador hago un evento de baja, mediana o alta calidad? ¿Cómo organizador puedo pensar que me importa poco realizar un show superior al promedio de shows hechos en mi región, es decir que no tengo por qué pensar en competir con las otras productoras u organizadores de eventos?.

Para quien no se haya dado cuenta aun, el nivel que se haya demostrado durante el concierto garantiza una publicidad para el ente organizador que puede ser buena o mala, la cual puede traducirse en convertirse en una referencia obligada para futuros eventos o simplemente ser completamente execrado del ambiente por publico, bandas etc.

Definitivamente es necesario ir más allá de “la buena nota” para hacer un concierto, más allá de “poner a tocar a los panas” más allá del “fulano me prometió que estaría aquí con las luces”, es decir, resulta absolutamente necesario el poseer conocimientos adecuados sobre producción o al menos asociarse con alguien que los tenga, del mismo modo es importante el documentarse, investigar y hasta establecer un proyecto al momento de realizar un evento, ¿Por qué?, sencillamente porque la organización de un concierto es indudablemente algo bastante delicado (al nivel que lo hagas) donde la cantidad de detalles a tener en cuenta y el factor riesgo son sumamente altos por lo que no cualquiera puede asumir esta responsabilidad de manera adecuada.

Después de todo esto, resulta inevitable preguntarse nuevamente ¿La organización de un concierto es simplemente algo de buena nota o también es un negocio donde deben haber ganancias para todos los sectores involucrados?, ¿Un concierto es algo que debe tomarse alegremente llamando a algunos panas y ya, o estamos hablando de un alto nivel de responsabilidad y seriedad? ¿Tenemos el tipo de eventos necesarios para que la escena crezca realmente? ¿Cuáles son los factores que VERDADERAMENTE influyen para que no tengamos la cantidad de conciertos adecuada en el país? ¿Estamos dispuestos a pagar el costo REAL de una entrada para los conciertos nacionales? ¿Qué o cuales son los factores que nuestro público pide para asistir a un concierto de rock o metal nacional?, ¿Los productores estamos haciendo REALMENTE las cosas de la manera adecuada y funcional?.

Estas y otras muchas son las preguntas que quedan en el aire pero a pesar de ello y para quien esto escribe esta música esta filosofía esta forma de vida es un híbrido, una mezcla de cosas, una mezcla de filosofía y una mezcla de negocio también, pero siempre de manera equilibrada. ¿Tenemos el potencial para tener una escena fuerte y prospera? Por supuesto que sí, me consta, es algo que jamás pondré en duda, pero para ello la seriedad y los puntos de vista con los que asumimos algunas cosas deben necesariamente cambiar.

Para una próxima y última entrega hablaremos del papel de los medios de comunicación especializados.

Joad Manuel Jiménez
Sub Director General
Maracay
Email: joadmanuel@crestametalica.com
Redactor “Personajes del Rock” y “La Sinfonía del Metal”
Email: Lasinfoniadelmetal@crestametalica.com
Twitter: @joadmanuel