Un canto a la libertad en ritmo de joropo: “Seamos libres y no importa lo demás”

0
179

María Alejandra Rodríguez interpreta (en cuatro y voz) “Seamos libres y no importa lo demás”

En armonía con el normal funcionamiento de las instituciones republicanas (y valores como la libertad, la justicia, la paz interior, la seguridad y los derechos humanos), el joropo “Seamos libres y no importa lo demás” convoca, en la valiosa interpretación de la cantante venezolana María Alejandra Rodríguez, a recuperar el ideario de los libertadores de América Latina.

El tema musical es una idea original y composición del creador boliviano Rodrigo Stottuth, con letra del autor argentino Jorge Padula Perkins. Los arreglos para cuatro y voz, fueron realizados por la propia intérprete.

Oriunda de Maracay, capital del estado venezolano de Aragua, María Alejandra Rodríguez es cantante, autora, compositora, arreglista e intérprete de cuatro (instrumento de cuerdas típico y emblemático de la música de su país).

Involucrada con la música desde temprana edad, ha incursionado en el jazz, la bossa nova, el funk, la balada pop, ritmos afrovenezolanos y otros ritmos, siempre con arreglos que la distinguen y que incluyen al cuatro como instrumento protagónico junto a su voz.

Su producción discográfica comienza en el año 2002 con “Voy a pensar en ti”. Tres años más tarde sale a la luz “Nocturnal”. En el 2007 se da a conocer “Canciones de Enrique Hidalgo”. “Grano de tempestad” aparece en el 2009 y en el 2015 se produce el lanzamiento de “Aquí y Allá“.

Letra

¿Dónde está la libertad americana?
¿Dónde el sueño de cada libertador?
¿Dónde el alma de Sucre, San Martín o de Bolívar?
¿El corazón de Artigas o de O’Higgins, dónde están?

Se quebró la libertad en nuestro suelo;
se desangra nuestra América sin paz.
Son abiertas heridas los ideales libertarios,
mansillados y atados con cordeles de dolor.

Como en el ayer se enfrentan, libertad con tiranía
y la causa de los pueblos ya no admite dilación.
Así el gritar de unos hombres vale más que mil callados,
si su palabra reclama libertad y paz interior.

¡Vivamos libres, vivamos libres!
Es nuestra causa y nada importa lo demás.

¡Seamos libres, seamos libres!,
con el orgullo de la lucha y tradición.

¡Vivamos libres, vivamos libres!
Seamos ejemplo universal de dignidad.

¡Seamos libres, seamos libres!
Es nuestra causa y la de América, el honor.

¿Dónde está la voluntad americana?
¿Dónde el sueño de la emancipación?
¿Dónde el alma sutil de nuestra tierra tan amada?
¿Porqué traen para el pueblo la impudicia y la opresión?

Justicia y seguridad están de duelo.
Mana sangre en la igualdad y estabilidad.
Desde el sitio del bronce lloran los libertadores,
que deseaban por siempre la justicia y el honor”.

Como en el ayer se enfrentan, libertad con tiranía
y la causa de los pueblos ya no admite dilación.
Así el gritar de unos hombres vale más que mil callados,
si su palabra reclama libertad y paz interior.

¡Vivamos libres, vivamos libres!
Es nuestra causa y nada importa lo demás.

¡Seamos libres, seamos libres!,
con el orgullo de la lucha y tradición.

¡Vivamos libres, vivamos libres!
Seamos ejemplo universal de dignidad.

¡Seamos libres, seamos libres!
Es nuestra causa y la de América, el honor.
Es nuestra causa y la de América, el honor.